X

El radicalismo también sale a la conquista del conurbano peronista

Autodefinido como un “soldado” del vicegobernador, Salvador, Víctor Aiola (Chacabuco) estuvo en Berazategui y promete recorridas constantes en el GBA en apoyo a los sin tierra.
Por 23/11/2017 14:32

Mientras el PRO viene acelerando en la consolidación de dirigentes propios que tiendan a dar la batalla en 2019 en distritos del conurbano orbitados por el peronismo, el radicalismo también busca extender su influencia en esta jurisdicción. Siendo uno de los hombres más cercanos a Daniel Salvador, el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, se autodefine como “un soldado del vicegobernador”. Con esas credenciales -y avales-, este jefe comunal radical, oriundo de un distrito emplazado en el interior profundo bonaerense, realizó en los últimos días una recorrida que no dejó de llamar la atención y levantar suspicacias acerca de sus proyecciones políticas de cara a futuro: estuvo en Berazategui, en apoyo a los dirigentes locales de Cambiemos en la comuna administrada por el peronista Juan Patricio Mussi.

Pero ese desembarco en el conurbano no será aislado: “Vamos a ir cada 15 o 20 días por distintas localidades, nos han invitado de La Matanza, Malvinas Argentinas, varios lugares en los que pronto estaremos”, señaló Aiola en diálogo con Letra P. Con un itinerario de visitas propio de un dirigente en campaña o en búsqueda de vuelo provincial, el chacabuquense se encargó de remarcar: “Uno no camina por un puesto o un cargo”. En esa línea, justificó sus movimientos: “La idea, siguiendo lo que dice gobernadora y vicegobernador, es que no sólo hay que caminar en época de elecciones, pensamos que el voto es una construcción”.

Según detallaron a este medio fuentes del oficialismo provincial, estas incipientes recorridas del dirigente boina blanca por el GBA fueron puestas por sobre aviso no sólo a los correligionarios, sino a referentes bonaerenses del PRO.

Y es que el espacio amarillo es el socio de la coalición que se muestra más activo a la hora de posicionar dirigentes en bastiones del peronismo. Aunque no consideró sus recorridas como una estrategia para contrarrestar con presencia radical la avanzada amarilla en el GBA, Aiola sostuvo: “Estamos dentro de Cambiemos y si el radicalismo se fortalece, se fortalece Cambiemos”.

Esto se da en un contexto donde, ante la creciente ola amarilla, diversos dirigentes boina blanca han comenzado a reclamar mayor trabajo territorial del partido, más allá de los tradicionales plenarios, foros y convenciones.

"Tenemos que generar políticas de Estado. Después de ahí, irán apareciendo solos los lugares para el radicalismo"

En este escenario, el hombre de Chacabuco calificó como “un deber moral” realizar recorridas “en aquellos lugares donde es difícil ser de Cambiemos y ser radical”. Y añadió: “Aquellos que gobernamos, tenemos que acompañar a nuestros dirigentes en lugares donde no gobierna Cambiemos y ver otra realidad. Soy intendente del interior, y no es la misma realidad que se tiene en el conurbano”, donde “sigue existiendo el clientelismo, la persecución y técnicas de la vieja política”.

EN LA CALLE. Al afirmar que “el radicalismo y Cambiemos tienen que seguir estando en la calle, cerca el vecino”, Aiola extendió a sus pares la convocatoria a reforzar la estructura oficialista en territorios no administrados por el frente de gobierno: “Si bien empezamos nosotros, la invitación es hecha a todos”.

Aunque en algunos accesos a su ciudad se avizoran carteles con la leyenda “Ahora, Aiola”, el intendente de Chacabuco insiste: “Trabajo por el radicalismo y por Cambiemos, no tengo ninguna ambición de tipo personal, tengo mandato por delante, solo quiero trabajar y conocer las distintas realidades”.
 

 

“Mal podemos pedir lugares cuando no tenemos políticas públicas al respecto”

RÉPLICA A ALFONSÍN. A su vez, el intendente de Chacabuco salió al cruce de los persistentes cuestionamientos del diputado Ricardo Alfonsín, quien advierte escasa participación de la UCR en las decisiones de Gobierno: “A veces es fácil cuestionar, pero pienso que nosotros somos un partido de 125 años que no estamos para pedir cargos, tenemos que generar políticas de Estado para definir qué opinión tenemos en Salud, Educación, Seguridad, Género, y a partir de ahí acercárselo a la gobernadora y al vicegobernador. Después de ahí, irán apareciendo solos los lugares para el radicalismo”.

“Mal podemos pedir lugares cuando no tenemos políticas públicas al respecto”, arremetió en dirección a los críticos del rol radical dentro de la alianza gobernante.

Ante eso, Aiola propuso crear en el partido centenario “equipos de trabajo que se focalicen en la generación de políticas públicas, eso va a llevar a tener más participación y protagonismo. Falta ponerse a trabajar en generar políticas públicas. El partido las tiene pero de forma aislada, y sabemos que el radicalismo tiene gente que conoce mucho de distintos temas”.

Así, detalló que en su sección electoral, la Cuarta, ya generaron “comisiones de trabajo que pronto van a empezar a generar esas políticas”. Buscando un eco, sostuvo hacia sus correligionarios: “Esperemos que esto se copie en otras secciones electorales”.

Más allá de las estrategias territoriales, el chacabuquense no dudó en pedir por una reelección de la actual gobernadora: “Si es su deseo, pensamos que tiene que seguir trabajando para los bonaerenses  estando cerca de los intendentes. Hay María Eugenia Vidal para rato”, vaticinó.