11|4|2021

Extraordinarias, episodio II: un limbo de chicanas y forcejeos

15 de enero de 2021

15 de enero de 2021

JxC no renovará el protocolo remoto si no le anticipan los temas y la Casa Rosada demora el decreto para ampliar el menú de verano. Negociaciones azucareras.

Los planes del oficialismo para que la Cámara de Diputados vuelva a sesionar la semana próxima comenzaron a diluirse ante dos frentes combinados: Juntos por el Cambio se niega a renovar el protocolo de sesiones mixtas si la presidencia del cuerpo no le anticipa los temas para tratar y la Casa Rosada todavía no define cuando será firmado el nuevo decreto para ampliar el temario de extraordinarias e incluir iniciativas que, al cierre de esta nota, eran materia de complejas negociaciones. 

 

En el bloque del Frente de Todos hablan de una sesión en la "última semana de enero", pero confirman que el trabajo de comisiones comenzará a partir del próximo martes. Para el primer round legislativo del año, prevén tratar el proyecto de ley de sostenibilidad de la deuda pública soberana, la creación de un régimen "destinado a promover inversiones en la construcción de nuevas obras privadas", la futura norma de financiamiento del sistema nacional de ciencia y tecnología y la instauración, por única vez, de "un beneficio extraordinario a los y las familiares de los y las tripulantes del Submarino A.R.A. San Juan". 

 

Esos puntos no pasaron inadvertidos en el almuerzo que este jueves compartieron el presidente Alberto Fernández y el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, en Balcarce 50. El contenido del encuentro fue mantenido en reserva, pero la ampliación del temario para este período de extraordinarias implica un nuevo desafío para el oficialismo por la densidad política y económica de las iniciativas en danza. 

 

La hoja de ruta incluye el tratamiento de la prórroga del régimen de promoción de biocombustibles, que busca extender por cuatro años los beneficios para 54 plantas productoras ubicadas en diez provincias. Ya fue aprobado en el Senado y no forma parte del temario de extraordinarias que estableció el Ejecutivo cuando las convocó. En el Gobierno no aseguraron cuándo será firmado el nuevo decreto para incluir esa iniciativa, pero, según pudo saber este portal, uno de los frenos tiene que ver con una intrincada negociación vinculada con otro proyecto clave que cuenta con la aprobación de la Cámara alta: la ley de etiquetado frontal de alimentos. 

 

Una alta fuente del oficialismo confió que buscan combinar que el alcance de los beneficios de la ley de biocombustibles incluya a la industria azucarera, y a las plantas vinculadas a ese conglomerado, para equilibrar las presuntas pérdidas económicas que afrontarían esas empresas ante la aprobación de la ley de alimentación saludable. Quien más insiste en sellar un acuerdo de ese tipo es el gobernador tucumano, Juan Manzur, que trabaja con mucho empeño, desde el año pasado, para que la norma no sea sancionada como la aprobó el Senado. 

 

Otro de los textos que el FdT pretende incluir en el temario de extraordinarias es la iniciativa que presentó el Ejecutivo para crear un régimen simplificado para pequeños contribuyentes. Su plato principal apunta a atenuar los efectos económicos de la pandemia y establece un límite máximo de facturación de 2,6 millones de pesos. Quienes se excedan en un 25% podrán continuar en ese régimen, pero el resto deberá afrontar nuevas cargas impositivas. 

 

En la Casa de Gobierno aseguran que esa iniciativa será parte del nuevo decreto, pero también hay resistencias en distintos bloques aliados y opositores para que avance tal como fue redactado. 

 

Algunas de esas piezas, según pronostican en el FdT, podrían acomodarse la semana próxima, durante el arranque del trabajo de comisiones destinado a firmar el dictamen de los textos que aún no lo tienen. El protocolo podría renovarse con el respaldo de JxC, pero cuando le hayan anticipado los temas y le ofrezcan garantías de que no tratarán temas jurídicos que forman parte del menú original de extraordinarias, como la Reforma Judicial y la de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal.