01|10|2021

El menú de extraordinarias para después de unas vacaciones cortas

04 de enero de 2021

04 de enero de 2021

El oficialismo quiere sesionar en la tercera semana de enero para tratar tres proyectos. Uno de ellos obligará al Ejecutivo a ampliar el temario de verano.

Mientras esperan que el presidente Alberto Fernández firme un nuevo decreto para ampliar el temario de sesiones extraordinarias, en el oficialismo parlamentario ya tienen una hoja de ruta para la primera sesión del año, que se concretará después del 18 de enero. La lista no está cerrada y podría sumar las propuestas de distintos bloques de la oposición, pero en el Frente de Todos descuentan que el recinto tratará la prórroga de la ley de biocombustibles junto al proyecto que envió el ministro de Economía, Martín Guzmán, para "fomentar nuevas construcciones a través de incentivos fiscales" y la ley de “financiamiento del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación". 

 

La iniciativa que establece los beneficios para la producción de biocombustibles fue aprobado en el Senado el 30 de octubre y tiene un régimen que vence en mayo. Esos tiempos obligan al oficialismo a acelerar el paso y poner el texto en la primera sesión del año, pero, a diferencia de los otros dos, no figura en el decreto que firmó Fernández el 30 de noviembre para convocar a extraordinarias. Para llegar al recinto en dos semanas, prevén que el 15 de enero habría convocatoria al trabajo de comisiones para avanzar con el trámite. Antes, el Ejecutivo deberá ampliar el temario, donde posiblemente incluya otros textos a partir de las consultas que hizo a los demás bloques para consensuar el plan de trabajo.

 

Este lunes venció el protocolo para el funcionamiento remoto de la Cámara baja y la apuesta de las autoridades del cuerpo es renovar el mecanismo hasta la finalización del período de extraordinarias, previsto para el 28 de febrero. En el oficialismo confían en que la decisión de abrir las consultas a todos los bloques sobre el temario también agiliza las negociaciones para renovar el protocolo. 

 

Tanto en el oficialismo como en la oposición consideran que es poco probable que surja un pedido de mayor presencialidad a la que ya se experimentó durante el tratamiento de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y el plenario de comisiones que requirió funcionar en el recinto para garantizar los recaudos sanitarios.

 

Faltan diez días para que la Cámara retome el ritmo que mantuvo hasta el penúltimo día del año. Hasta entonces, las diputadas y los diputados tendrán unas "vacaciones cortas", pero la actividad también estará concentrada en los intercambios con los jefes de bloque opositores y aliados para confirmar la renovación del protocolo. 

 

Cuando se concrete la sesión del 18 o 19 de enero, quedará el camino allanado para que se defina el resto del temario previsto, donde está la creación de un sistema de cobertura y promoción del crédito hipotecario, la implementación de un "marco legal para la elaboración, registro, comercialización y control" de agroquímicos, la reforma judicial y la ley de etiquetado de alimentos, que ya fueron aprobadas por el Senado. En el decreto también figura la creación de un beneficio extraordinario para los familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan, una reforma a la ley de Defensa de la Competencia y el nuevo consenso fiscal firmado entre la Nación y las provincias, salvo la Ciudad de Buenos Aires.