X

Sospechas de un saqueo para no pagar las deudas. La venta de un frigorífico del grupo aviva la desconfianza. Los balances que borraron bienes en diez días.

Por 05/09/2020 10:52

El Banco Nación sospecha que la agroexportadora concursada Vicentin continúa maniobrando su patrimonio para evitar pagar las deudas a sus acreedores, entre los cuales la entidad bancaria es la más perjudicada, con una deuda por cobrar de 18.300 millones de pesos. Desde hace meses, los directivos de la banca manifiestan que existe en marcha un vaciamiento de la firma, acusación que ahora oficializaron en un comunicado y con pedidos a las justicias federal y santafesina.  

“La cerealera concursada continúa con el desprendimiento de sus activos, en una clara maniobra para evitar la cancelación de los créditos, lo que constituye un importante perjuicio para el patrimonio del banco”, blanqueó el presidente del Nación, Eduardo Hecker. Esta idea ya había sido manifestada por uno de los directores del banco, Claudio Lozano, tras el desprendimiento del grupo agroexportador del frigorífico Friar, al entender que "la venta confirma la operación de vaciamiento y saqueo a la banca pública y productores”.

Como el frigorífico Friar pertenecía a Vicentín Family Group, Lozano sostiene que la venta del 50% al fondo Buenos Aires Finantial Capital (BAF) responde a un desdoblamiento del grupo económico que implicó ir desplazando la cabeza del holding, Vicentín SAIC, a Vicentín Family Group en Uruguay. Se pidió que todas estas sospechas sean investigadas por el juez federal Julián Ercolini, quien tiene en sus manos la causa por los presuntos préstamos irregulares del banco a la cerealera en el tramo final de la gestión macrista. También se denunciará ante el juez del concurso, Fabián Lorenzini.

 

 

(DES)BALANCES. Las sospechas de ese calibre no son nuevas. La desconfianza quedó plasamdas en un pedido de investigación del Banco Nación que revela que entre el cierre del último informe trimestral del 31 de julio de 2019 y el estado contable de la presentación del concurso preventivo, el 9 de febrero de 2020, perdió el 93 por ciento de su patrimonio neto, que pasó de 616 millones de dólares a 41 millones (2.482 millones de pesos). 

Más ruido hace el balance de comprobación que se filtró del sistema contable de la empresa con fecha al 31 de enero de 2020, que deja en evidencia un contraste inmenso con el estado de activos y pasivos oficial mencionado que presentó la empresa días después, al pedir el concurso. Hay un dato que profesionales al tanto del expediente alumbran: los bienes de uso, es decir, las plantas, la maquinaria, los activos físicos, en sólo diez días se redujeron notablemente.

En el registro extraoficial eran de 9.823.000.000 pesos, pero en el informe del concurso la cifra es de $ 35.562.781.989. En el expediente se detalla: "Según revalúo técnico independiente al 31 de octubre de 2019, excepto Planta Industrial San Lorenzo, Planta Industrial y terminal de embarque San Lorenzo, y Algodonera Avellaneda, que fueron valuadas a valor probable de realización". Al margen de las aclaraciones, según supo Letra P, fue una valuación cuestionada en su momento por las partes.

 


Bienes de uso en el expediente del concurso


El Banco Nación indicó que también se presentará como querellante ante la justicia de Rosario para que “evalúe el accionar de la cerealera ante la posibilidad de que se genere un vaciamiento del patrimonio”. La causa es la que investiga el fiscal Miguel Moreno para determinar si los directivos conformaron una asociación ilícita para estafar a proveedores y entidades financieras.

La denuncia presentada por el abogado Gustavo Feldman en representación de un grupo de acreedores pretende que se dilucide si los directivos organizaron un plan para llevar adelante una estafa a través del llamado "esquema Ponzi", una especie de pirámide especulativa por la cual se apalancan las últimas operaciones con las primeras. Sostiene que se instituyó hace tres años aproximadamente, pero que el default derrumbó todo.