X

Tras acordar con ATE y UPCN, quiere el fin de los reclamos duros. En principio, está el visto bueno de las bases, quienes no aguantan más sin aumento.

Por 24/09/2020 20:03

Tras un largo conflicto docente que se extendió desde iniciada la pandemia, el gobierno de Omar Perotti busca darle una solución definitiva a la situación con una nueva y sustancial mejora salarial a los gremios que aceptarían la propuesta. De esta forma, el gobierno provincial quiere desactivar los frentes combativos con los estatales, luego de la aceptación de los gremios de la administración central, ATE y UPCN.   

Después de un freno en las paritarias a días del establecimiento de la cuarentena, el gobierno provincial se centró en la contención de la pandemia y por unos meses los gremios entendieron que era prioridad. Sin embargo, llegado mediados de año, la falta de una propuesta formal empezó a impacientar a los docentes que activaron una seguidilla de paros de las clases virtuales, sobre todo después de la propuesta de principios de agosto de una asistencia de 3.000 pesos no remunerativa que tildaron de “bono”.

 

 

 

Ahora la situación cambió. La oferta es un aumento salarial no remunerativo pero bonificable que se suma al sueldo. Abarca desde el mes de agosto y tiene como base la suma de 4 mil pesos para los cargos iniciales y se incrementa según el escalafón, antigüedad y por cantidad de cargos, algo que antes no era tenido en cuenta. En algunos casos, el aumento puede superar los 10 mil pesos por cargo. Esa suma base será de 5 mil pesos en noviembre y en diciembre se volverá a discutir. El secretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, dijo que se trata de "una propuesta que le permite al gobierno y a los docentes salir adelante en un momento difícil, con una nueva discusión en diciembre, a donde apostamos llegar mejor parados en lo sanitario y económico".

Desde Sadop, que nuclea a los docentes privados, se mostraron más accesibles a la aceptación aunque la definición será el viernes al mediodía, al igual que ocurrirá con el gremio Amsafe de personal estatal. En este caso, el panorama es más impreciso porque algunos departamentos mantienen posturas duras. El jueves por la tarde, en contacto con Letra P, la secretaria general, Sonia Alesso, prefirió no aventurar ninguna definición al respecto como sí lo hizo en otras oportunidades cuando ni bien recibida la propuesta la rechazó de plano. 

 

 

En la reunión virtual de delegados de Sadop, posterior al encuentro con las autoridades provinciales, se repitieron las intenciones de aceptar la oferta exclusivamente porque el bolsillo no aguanta. “Se repitió la palabra ‘necesidad’ en varios compañeros. Una palabra que nunca se había dicho en años”, reconoció un participante del encuentro.

Sin embargo, aceptar la oferta no quiere decir que el vínculo con el gobierno de Perotti haya sanado. “Los delegados entienden que se aprovecharon de la necesidad y la relación no se recupera fácil. Los docentes no le perdonan cómo se manejó el gobierno estos meses”, sostuvo por su parte, el secretario general de Sadop, Martín Lucero.