X

Oficialistas y opositores resisten la eliminación de la fuerza. Los índices delictivos como argumentos y la autonomía municipal como horizonte.

Por 24/09/2020 10:59

La Policía Local se convirtió desde su creación en una herramienta de gestión que intendentes oficialistas y opositores defienden con fervor. En el conurbano argumentan que les permite tener un manejo territorial de la seguridad más eficiente. Con esta postura, los jefes comunales apuestan por la continuidad de esta fuerza de seguridad creada en 2014, a contramano de las intenciones del ministro Sergio Berni de eliminarlas. Van, incluso, más allá, y proponen darle mayor fortaleza y autonomía.

En medio de las protestas ilegales de La Bonaerense, en la que reclamaban aumentos salariales y mejores condiciones laborales a metros de la quinta presidencial en Olivos y la residencia del gobernador en La Plata, el titular de la cartera de Seguridad señaló a las y los efectivos de la Policía Local como los principales protagonistas de fogonear las convocatorias. Y adelantó sus intenciones de eliminar esta fuerza de seguridad, que depende del Ejecutivo provincial pero que es coordinada por los municipios.  

Algunos de los primeros jefes comunales en rechazar la postura del ministro fueron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Nicolás Mantegazza (San Vicente). Incluso el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, se expresó públicamente en el mismo sentido. A ellos se sumaron otros jefes comunales y referentes territoriales de la oposición. En la mesa chica de los cuatro barones del PRO, aseguraron a Letra P que están a favor de la continuidad de las fuerzas locales. Coinciden en que la Policía Local les ha dado resultados “muy buenos”.

 

 

En declaraciones formuladas a radio La Red, Insaurralde consideró que “la Policía Local es una fuerza de cercanía” y planteó: “La enorme mayoría de los intendentes creemos en el sostenimiento de las policías locales: nosotros estamos en el territorio, representamos a los vecinos y ellos quieren una policía de proximidad”. 

Con este sentido, el exdiputado nacional recordó que los jefes comunales impulsaron una ley que regula la conformación y gestión de estas fuerzas de seguridad bajo la órbita de los municipios, la cual presentó junto a la actual vicegobernadora y exintendenta de La Matanza, Verónica Magario

En diálogo con Letra P, Ferraresi sostuvo que se necesita una “Policía Local protagonista en la lucha contra la inseguridad” y destacó el valor de la cercanía de esa fuerza con los vecinos y el conocimiento de los barrios.

Mategazza, que integra el grupo de jefes comunales del peronismo alineados a Insaurralde, también fue contundente en este sentido y marcó un "apoyo rotundo", y al igual que sus pares definió a esta fuerza de seguridad como una de "cercanía y prevención muy importante" para la ciudadanía. 

“Tenemos que hacer valer su rol de cercanía con nuestra comunidad y el conocimiento que tienen de nuestros barrios, además de promover un proceso de capacitación y crecimiento profesional que le sea útil a la hora de intervenir donde haga falta”, completó el intendente de Avellaneda. 

 

 

OPOSICIÓN. Las y los efectivos apuntados por Berni también tienen el respaldo de la mesa chica del PRO. Los consulados por este medio reconocen que se necesita mayor capacitación en esta fuerza y más autonomía municipal en el manejo de los recursos para enfrentar la crisis de seguridad del conurbano, pero consideran necesario también mantener un buen vínculo con el Ministerio de Seguridad e evitar confrontaciones. “Nosotros estamos a favor de las Policías Locales y lo hemos dicho siempre porque creemos que nos permite tener un manejo territorial de la seguridad mucho más fehaciente. Y gracias a esto hemos hecho un gran trabajo, con resultados muy buenos”, resumieron a este medio en el armado macrista con conocimiento del territorio. 

Según los datos arrojados a través del informe anual difundido por el Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, el departamento judicial de Lomas de Zamora concentra el 18 por ciento de los delitos de la provincia, siendo además el más complejo a nivel país. En ese contexto y en base a los últimos datos, Lanús logró en el periodo 2018-2019 bajar el delito en un 1 por ciento, con un total de 313 denuncias menos que en el periodo anterior, algo que los jefes comunales toman, junto a otros ejemplos, para mostrar lo que creen es la efectividad del control de la fuerza que Berni pretende eliminar.