X

El gremio Sadop describe un escenario insostenible y pide al Gobierno bonaerense que forme un comité de crisis. Jardines maternales, al borde del abismo.

Por 06/08/2020 10:04

Cobro parcial de los salarios, sin obra social durante meses y sin aportes previsionales. El escenario -insostenible- que describieron en las últimas horas docentes y auxiliares del Instituto San Cayetano de Moreno se replica en diversos establecimientos educativos de gestión privada en la provincia de Buenos Aires.

Así lo advirtió en diálogo con Letra P la secretaria General de la seccional bonaerense de Sadop (docentes privados), María Inés Busso, quien marcó que, a pesar de que el panorama salarial se fue encausando en comparación a lo que fue el inicio del aislamiento, “todavía quedan instituciones que están pagando en cuotas o directamente no pagan el salario completo a sus trabajadores y trabajadoras”.

De esta forma, trazó las diferencias que existen en materia salarial entre el ámbito estatal y el privado al momento de afrontar la no presencialidad: “Los compañeros que trabajan en el ámbito estatal cobran el salario completo en tiempo y forma, todos los meses y sin ninguna dificultad. En el caso nuestro, hay escuelas subvencionadas por el Estado que siguen recibiendo el aporte completo sin dificultad, pero tenemos muchas que no tienen subvención. Ahí es donde tiene que pagar el empleador y ahí es donde aparecen los problemas, los padres que no pagan las cuotas o los empleadores dicen que no pagan las cuotas en su totalidad. Entonces no aparece el dinero para afrontar las obligaciones patronales a los trabajadores”.

 

 

En este contexto, la dirigente sindical hizo hincapié en el mayor foco de conflictividad: los jardines maternales. “Son instituciones donde los niños no están yendo al establecimiento y no se puede hacer una continuidad pedagógica fácilmente con criaturas de 45 días a tres años, por lo tanto los padres no están pagando las cuotas y eso hace que en muchos casos se decida el cierre del establecimiento o no pago del salario a trabajadores y trabajadoras”.

“Es una situación bastante delicada”, admitió la titular bonaerense de Sadop al marcar que muchos de esos establecimientos no están registrados formalmente en la Dirección de Educación de Gestión Privada (Diegep) provincial, lo cual hace aún más precaria la estabilidad laboral. Así varios educadores dieron cuenta de “amenazas de cierre” y la consecuente pérdida del puesto de trabajo. “Algunos jardines son absolutamente clandestinos, personas que abren un espacio, le ponen un cartel de guardería o jardín maternal”, se indicó.



La secretaria General de Sadop Provincia de Buenos Aires, María Inés Busso.


Ante eso, Busso comentó que en los últimos días Sadop mantuvo reuniones con funcionarios bonaerenses de Trabajo y Educación a los fines de buscar una salida a esta crisis. En el caso de la cartera laboral, se puso a disposición el “Programa de Preservación del Trabajo”, el cual apunta a una asistencia financiera de la Provincia para aquellas pequeñas y medianas empresas que no fueron alcanzadas por los ATP de la Nación. En efecto, este miércoles se formalizó en el Boletín Oficial bonaerense la aprobación del formulario de inscripción para la recepción de este beneficio.

Asimismo, Sadop propuso a la Provincia la conformación de un comité de crisis que incluya a la Dirección General de Cultura y Educación, al Ministerio de Trabajo, gremio y empleadores de jardines maternales para tratar de encontrar una solución al conflicto: “Sabemos que es complicado, no desconocemos la complejidad de la situación, pero le queremos encontrar una salida”, sostuvo Busso.