X

Larreta había adelantado que se abrirían las escuelas para alumnos sin conexión virtual. "Tenemos que priorizar la salud", dijo el ministro de Educación.

Redacción 15/08/2020 10:41

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, rechazó el regreso a clases de aquellos alumnos que no tengan conectividad en sus hogares. Sostuvo que el gobierno de Alberto Fernández no avalará que haya clases presenciales en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, tal como lo había anticipado el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pero no dio soluciones alternativas de alcance frente a la profundización de la brecha social que produce la pandemia.

"Tenemos que priorizar el cuidado de la salud: en el momento de mayor circulación viral no podemos exponer a los docentes y a los estudiantes", sostuvo el funcionario nacional, que vuelve a exhibir la falta de un plan para morigerar los efectos de la cuarentena en los sectores más vulnerables y no acierta con un mensaje que reduzca el nivel de incertidumbre acerca de uno de los efectos más graves de la crisis sanitaria.

 

 

Durante la conferencia de prensa que ofreció este viernes en Olivos junto al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta reconoció que más de cinco mil alumnos del sistema educativo público no pudieron conectarse de manera virtual y anticipó que estaba buscando reabrir las escuelas para quienes están en esa situación, aunque no precisó una fecha.

"El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la ministra de la Ciudad, Soledad Acuña, acordaron la posibilidad de abrir escuelas para estos chicos con problemas de conectividad; allí van a poder acceder a una computadora, por turnos y siguiendo los protocolos sanitarios", detalló el referente del PRO.

El funcionario nacional señaló que las iniciativas en las que trabajan con el Gobierno porteño no implican "que haya clases, pero sí ir a buscar los chicos a las casas". E insistió: "En el momento de mayor circulación viral en el AMBA, no es el momento de regresar a las aulas".

 

 

"Lo que sí conversamos con el Gobierno de la Ciudad es una iniciativa que nos parece positiva que es desplegar una política de ir a los hogares de los cinco mil chicos que no tienen un vínculo con la escuela", remarcó Trotta. Y añadió: "Nos parece importante que el Gobierno de la Ciudad disponga una iniciativa de poder lograr que la escuela se vincule con los chicos con los que no tienen contacto, pero desde sus casas, no desde la escuela".

En ese sentido, también indicó que se estudia la posibilidad de abrir los gabinetes informáticos de las escuelas puedan empezar a abrir, pero no para que haya clases sino para que vayan con turnos los chicos que no tienen computadora.