X

El ministro sepultó ante empresarios el termino pospandemia y habló de salidas incrementales, justo cuando hay internas por la foto de Fernández del 9 de julio.

Por 16/07/2020 18:43

El Gobierno salió a refrendar su construcción de poder doblando la apuesta ante algunos chisporroteos internos por el acercamiento de Alberto Fernández con el Círculo Rojo. Por pedido del ministro de Economía, Martín Guzmán, se armó una reunión por Zoom de una hora y cuarto con un puñado de empresarios y empresarias, en la que se habló del futuro, los planes, la deuda y las salidas posibles a la crisis.

En otra parte de la ciudad, mientras eso ocurría, hubo otro hecho en la misma sintonía: en la asamblea anual de la Unión Industrial (UIA), su titular, Miguel Acevedo, habló de las críticas a los empresarios, aseguró que “el camino seguirá siendo la construcción de consensos” y les explicó a los propios, algunos nerviosos por la dura carta de Hebe de Bonafini a Fernández, que esa no es la línea que el Gobierno baja en los encuentros con ceos.

Se sentaron a la charla con Guzmán algunos de los ceos que ya habían visto al ministro hace unos meses, pero esta vez hubo espacio para compartir los problemas y visiones de cada sector. En la pantalla aparecieron José Urtubey, dirigente de UIA; el cafetero Martín Cabrales; Marcelo Figueiras, de laboratorios Richmond; Pablo Peralta (BST); Martín Umaran (Globant); Alejandro Simón (Sancor Seguros); y Mara Bettiol, presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo desde 2012, la única mujer en la videoconferencia.

 

 

El encuentro fue más un hecho político que un cúmulo de certezas. Guzmán sepultó la idea de la pospandemia, llamó a trabajar en la salida “ahora” y explicó que el camino virtuoso será “la producción, el mercado interno y la exportación”. Les aclaró que no ve "un camino hiperinflacionario” y aseguró que la propuesta para los bonistas privados “tuvo una buena recepción, pero no todos los fondos se expresan”.

“2021 será mucho mejor”, aseguró el ministro, y explicó que en los puntos centrales del Presupuesto del año próximo se verá la impronta del modelo económico. Los empresarios le expresaron a Guzmán una banca casi unánime a su gestión y a la de Fernández y aclararon que no es momento para disputas.

 

La foto de la discordia. Fernández con el G-6.


Un discurso similar se escuchó en el Zoom de la UIA. “¿Cómo me van a decir a mí que desaparecí gente? No saben ni quién soy ni a quién apoyo”, dijo un enfurecido miembro de ese encuentro en una charla con uno de sus pares. El mensaje de la líder de Madres de Plaza de Mayo entró fuerte en la central fabril.

Acevedo, hombre muy cercano a Fernández, calmó las aguas y prefirió dar un mensaje o lectura propia. “Miren -arrancó-, el Gobierno no me transmite esto. La reunión del 9 de julio fue institucional y las tenemos que seguir haciendo. Los que estamos en la senda del medio tenemos que insistir en llegar a acuerdos y no meternos en los extremos.”