X

El exdiputado Sergio Panella destaca la construcción con amplitud del presidente del bloque de JxC en la Cámara baja. La interna en la UCR bonaerense y 2023.

Redacción 10/07/2020 15:26

El diputado Maximiliano Abad, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la legislatura de Buenos Aires, suma apoyo en la pelea por la conducción del Comité bonaerense del radicalismo, que tiene fecha puesta para renovar autoridades, el 11 de octubre. El exdiputado oriundo de La Plata Sergio Panella destacó la construcción con amplitud del marplatense, quien estaría acompañado en la fórmula por Erica Revilla, la única intendenta (General Arenales) mujer de la UCR en la provincia. “Maxi marca un liderazgo que viene creciendo” dijo el platense.

En una entrevista realizada por el sitio 0221.com.ar, Panella destacó la importancia de que haya elecciones para definir cargos, “si no me dan la posibilidad de competir dentro del partido se hace muy difícil quedarte”, dijo. Al mismo tiempo, se mostró optimista sobre el futuro del partido centenario, incluso más allá de los bordes de la alianza de la que forma parte junto al PRO y la Coalición Cívica. A su entender, “si algo cambió a partir de 2015 para los radicales es que algo que veíamos muy lejos, que era la posibilidad de volver a gobernar la provincia, (ahora) es posible”.

 

 

La elección para reemplazar al presidente en retirada Daniel Salvador es clave para el partido de cara a 2021 pero también para le pelea grande de 2023, fundamentalmente en función de que con la derrota de María Eugenia Vidal se abrieron caminos en Juntos por el Cambio. Lo dijo el presidente de la UCR y diputado nacional por Mendoza, Alfredo Cornejo, quien pidió un liderazgo radical “que no debe depender de la figura de Vidal”.

A priori, en la contienda interna de octubre chocarían dos bloques: el oficialismo con Abad – Revilla y el armado que integran Gustavo Posse, Federico Storani, Juan Manuel Casella y Martín Lousteau, que llevaría de candidato al jefe comunal de San Isidro.

 

 

Panella se referencia en su coterránea Miriam Jara, quien forma parte del oficialismo partidario y –dice– “marca los destinos nuestros dentro de lo que queremos del radicalismo provincial”.

Describe a Abad como “un amigo personal” con quien ha “caminado siempre juntos” y “trabajado mucho desde hace mucho tiempo en el plano provincial”. Elogia su trayectoria y afirma que es de los dirigentes que ha “generado renovaciones muy profundas”. “Maxi marca un liderazgo que viene creciendo. Hay que ir dando paso a paso para ver cómo resulta”, dice con cautela.

 

 

“Dentro del radicalismo lo que pedimos siempre es una forma de discutir las formas de manera amplia”, dijo Panella, al tiempo que hizo una autocrítica: “En vez de haber ampliado a partir de los éxitos electorales como el de 2015, cuando fuimos gobierno, se fue achicando y cerrando”. Esto “tiene que cambiar”, indicó el exlegislador, y aseguró que lo han estado hablando “con los referentes del partido, con el presidente del bloque de diputados bonaerenses Maxi Abad, (en alusión a que) todos los que tienen responsabilidad dentro del partido deben garantizar que en un futuro no se va a cerrar el partido sino que se va a ir abriendo”. “El radicalismo no solo tiene que ser protagonista en lo que viene sino que debe tener reglas de juego claras para que todos puedan ser parte”, apuntó.

Hacia adelante, para poder gobernar la provincia a partir de 2023, hay que armar una estructura “en la que el radicalismo tenga mayor predominancia o injerencia”, afirma el dirigente, que además destaca que “se armaron cuadros políticos como para que se esté en gestión”. Pese a que “falta mucho” para la batalla por ver quién gobierna el principal distrito del país, dice que ya “hay que ir construyendo” un plan de gobierno y que el futuro “nuevo comité provincial lo va a ir armando”. “Ya hoy los bloques de diputados tienen un armado que empieza a tener mucha más injerencia en lo que se va a hacer en un futuro”, dijo; “va a depender de nosotros, de la militancia y los debates internos”. Y cuestionó a Axel Kicillof: “El actual no es buen gobierno, veremos cómo la gente lo va a ir viendo”.