X

Fue con la abstención con críticas de la oposición partidaria que hace foco en la incertidumbre de la crisis y el impacto en la transparencia de la elección.

Por 08/07/2020 11:58

En la noche de este martes y vía zoom, el plenario (virtual) del Comité Provincia de la UCR, dominado por la actual conducción partidaria de Daniel Salvador (presente en la actividad), definió por mayoría de votos fijar el domingo 11 de octubre como fecha para la elección de renovación de autoridades partidarias. Fue con la abstención y fuertes críticas de aquellos plenaristas que actualmente reportan en la oposición partidaria y que arremetieron contra el hecho de iniciar un proceso electoral interno en un contexto de pandemia como el que se está transitando. El argumento del oficialismo es respetar la carta orgánica partidaria (que establece la elección como tope 45 días antes de la entrega del mandato). Del otro lado, ya plantearon alertas sobre la transparencia del proceso en este contexto pandémico.

“Si fuera un colega gastronómico que hace meses que no trabaja, a decirle, 'mirá te necesito que vayas a votar a la elección interna del radicalismo', deben estar pensando que me estoy drogando, porque la gente tiene otras urgencias que elegir las autoridades partidarias", arremetió el ex concejal de Esteban Echeverría Roberto Leonis, quien recientemente se alejó del espacio de Miguel Bazze (aliado a Salvador) para fichar con Evolución (en la vereda opuesta a la conducción partidaria). En esa línea, Leonis apuntó: "Lo que no hubo acá fue diálogo y acuerdo. Me llama la atención que estemos llamando a una sesión del Comité para, en estos tiempos de locura, fijar la fecha de una elección interna y que no haya diálogo de las autoridades con la oposición partidaria".

En esa línea, el concejal de San Martín y abogado, Ricardo Magnano, alineado al possismo, objetó: “Esto es caminar por un sendero muy finito para no incurrir en alguna clase de nulidad o contradicción". Y detalló dos cuestiones: la libre transitabilidad y el hecho que los 45 días que plantea la carta orgánica, son hábiles, por lo que los plazos ya estarían vencidos. “Hasta que no se libere todo el territorio para que todos los habitantes puedan circular, ninguna actividad de campaña de puede desarrollar. Hacer lo contrario significaría avalar una elección que transcurre en la clandestinidad, de llevarle la boleta  o transmitirle la propuesta al afiliado y una elección de ese tipo no tendría ninguna clase de transparencia”, alertó.
 


Tras fuertes cruces, se definió la fecha de la elección interna mediante 15 votos afirmativos y 9 abstenciones.

Dentro del salvadorismo, los votos positivos fueron de dirigentes como el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, quien sostuvo: “Sabemos que no puede funcionar un solo poder, el Ejecutivo, sino también las instituciones, como los partidos, por eso me parece totalmente oportuno  fijar una fecha cierta como el 11 de octubre, que, obviamente, de acuerdo a la realidad de la pandemia y cómo se vaya desarrollando se puede ir modificando de acuerdo a mecanismos que utilicemos entre todos. Pero el punto acá es respetar todo lo que dice nuestra carta orgánica partidaria”.

“No nos tenemos que olvidar de hacer política, porque cuando esto pase vamos a necesitar un partido fuerte”, añadió Aiola para puntualizar: “Quizás hoy puede parecer a simple vista que una elección interna partidaria no es una prioridad. Y no lo es para el vecino de a pie, pero para aquellos que tenemos responsabilidades dentro de las instituciones, sí es una prioridad”.
 



Como viene contando Letra P, en la interna del radicalismo bonaerense se avizoran dos bloques definidos: por un lado el oficialismo partidario (con Salvador ya sin poder renovar) que postula la fórmula Maximiliano Abad-Erica Revilla. Por el otro, el armado que integran los sectores referenciados por Gustavo Posse, Federico Storani, Juan Manuel Casella y Martín Lousteau, que por lo pronto tiene como potable candidato a la conducción del Comité Provincia al intendente de San Isidro.

Además de Aiola, Salvador y el vice del Comité Provincia, el diputado nacional Carlos Fernández, también votaron por la afirmativa a la fecha electoral dirigentes del oficialismo partidario como Nancy Vivas (Berazategui), el concejal bahiense Federico Tucat, la diputada provincial y tesorera del Comité Provincia, Sandra Paris, la dirigente platense Miriam Jara, el consejero General de Cultura y Educación bonaerense Diego Martínez (quien hizo formalmente la moción), entre otros.

Del otro lado, se abstuvieron, entre otros, el secretario General del partido en el orden bonaerense y referente de Evolución, Pablo Domeninchini, los mencionados Leonis y Magnano, la dirigente platense de Evolución, Julia Marcó, entre otros.