VICENTIN | LA OPOSICIÓN

La sociedad anti Venezuela de los halcones y las palomas del PRO

Juntos por el Cambio sofocó sus internas para rechazar la expropiación, que toca fibras sensibles comunes. La mano de Macri y el OK de Larreta y los díscolos.

La estatización de Vicentin zanjó cualquier diferencia entre los distintos referentes de Juntos por el Cambio. A seis meses de dejar la Casa Rosada, el expresidente Mauricio Macri encontró el tema que aglutinó a sus halcones y a las palomas opositoras en una idea común: rechazar la intervención, adelantar una votación negativa en el Congreso y comparar la decisión de Alberto Fernández con una "chavización" de la gestión, idea con la que Cambiemos transitó buena parte de la campaña presidencial de 2015.

 

Nuevamente, el concepto elegido por las principales espadas opositoras es comparar a la Argentina con Venezuela. De todas formas, no todo los referentes de Juntos por el Cambio coinciden en esa caracterización: mientras el macrismo habla de un "modelo chavista" donde el Presidente es "escribano" de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el sector díscolo simplemente se ajusta a cuestionar la medida. En el fondo, todos coinciden en rechazar la proximidad del Estado en la regulación de la economía. "La intervención y expropiación de Vicentín, me una enorme preocupación y tengo una posición contraria a la medida, y deja en evidencia que nos cuesta aprender de los errores del pasado", resaltó el exministro del Interior Rogelio Frigerio.

 

El Gobierno argumentó la expropiación en base a una necesidad de salvataje de una compañía letalmente endeuda y para garantizar las fuentes laborales. Los propios accionistas de la firma reclamaban una salida de ese estilo, como informó Letra P.

 

La oposición omite un detalle clave que explica la estatización: Cambiemos, desde el Banco Nación, le otorgó préstamos a Vicentin por 18.182 millones de pesos. A pesar de que la compañía entró en cesación de pagos, el expresidente de la entidad Javier González Fraga continuó librando créditos. De ese total, la tercera parte (5.765,4 millones) fue otorgada en noviembre de 2019, con la empresa en virtual default y el resultado electoral definido. Ahora, el Nación tiene el 80% de la deuda financiera de Vicentín y esos pasivos se licuarán con el ingreso del Estado.

 

Desde la jefa del PRO, Patricia Bullrich, hasta el exdiputado y titular de la Cámara baja  Emilio Monzó cuestionaron el anuncio del Gobierno. Hubo unanimidad y comunicado conjunto: además de Bullrich, firmaron sus pares Alfredo Cornejo (UCR) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y los jefes parlamentarios opositores Cristian Ritondo, Mario Negri, Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni

 

 

 

Como contó Letra P, los halcones y palomas se cruzan semana a semana, pero por medio de Bullrich y Larreta acordaron una serie de puntos en común para evitar fisuras.

 

En un almuerzo en la Jefatura de Gobierno, Rodríguez Larreta le adelantó a la exministra de Seguridad que no habrá unanimidad para rechazar cada medida del Gobierno, pero habrá foto conjunta por algunos temas, como pasó con los pedidos de excarcelaciones que todas las tribus del PRO salieron a reprochar a coro. Nuevamente, vuelve a ocurrir. Ahora, con un tema plenamente económico y que, al menos en este momento, no permite bemoles en la coalición opositora: el rol y la intervención del Estado en la economía.

 

 

 

DOCUMENTO. Los halcones y las palomas de Juntos por el Cambio coincidieron en marcar la "ilegalidad" e "inconstitucionalidad" de la expropiación. "El Estado sólo puede intervenir empresas con una ley del Congreso, que por ahora no existe", fundamentaron.

 

Según el bloque opositor, el avance sobre Vicentin es "el primer paso para romper el mercado de granos". "Quién sabe si su ambición final no es volver a una Junta Nacional de Granos, el viejo anhelo de una parte de la coalición oficialista", destacaron.

 

Además, Cambiemos compara la expropiación de Vicentin con la estatización de YPF y Aerolíneas Argentinas. "Tuvimos que pagar miles de millones de dólares en juicios y haciéndonos cargo de sus pérdidas y con Vicentín va a pasar lo mismo", cuestionaron.

 

"Hoy nadie dijo el famoso “¡exprópiese!” chavista, pero la oposición y la ciudadanía debemos estar en alerta", concluye el comunicado que firmaron las autoridades de Juntos por el Cambio.

 

Ricardo Quintela juró su segundo mandato en diciembre del 2023. ¿Puede ir por un tercero?
Javier y Karina Milei

También te puede interesar