El gigante en default

Vicentin: Perotti alienta el respaldo de cooperativas para su plan sin expropiar

Los une el espanto de la estatización y se amoldan al esquema mixto santafesino. Tienen los granos que necesita Vicentin, y las tienta su puerto.

 

Horas después completó el día con tres sindicatos aceiteros de la región, quienes se focalizan en la estabilidad laboral más allá del esquema. La intención parece ser lograr respaldo de la mayor cantidad de actores del sector agroexportador. Y comenzó con una charla en la Casa Gris con Agricultores Federados Argentinos (AFA) y la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe). Se trata de terreno amigo que comparte una salida moderada de la cerealera caída en default por 100.000 millones de pesos.

 

Tal es así que no se detuvieron en el esquema estatizador que promueven desde la Nación y saltaron directamente hacia planes futuros, aunque sin un proyecto concreto sobre la mesa. “Ni siquiera se nombró la palabra expropiación en la hora y media de reunión”, contó a Letra P un dirigente que participó del encuentro.

 

 

 

 

Por su parte, el presidente de AFA, Jorge Petetta, mostró buenas intenciones de aportar una solución. “Perotti nos ve como protagonistas. Nosotros lo vimos con ganas de llevar una propuesta superadora a la Nación”. Esa propuesta que explora Perotti es mixta, con intervención controlada, YPF como gestionadora y la pata privada y de las cooperativas.

 

“Nosotros ahora estamos bien sin ahogos, aunque somos acreedores y queremos cobrar. Después veremos si el proyecto tiene beneficios y si hay otros actores de confianza, se puede aportar”, dijo a Letra P el dirigente de AFA. Si bien la gigante Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), mayor acreedora comercial, no participó de esta reunión, mantiene una línea similar.

 

Las cooperativas tienen algo clave para el futuro modelo Vicentin, sea cual sea: granos. La agroexportadora perdió confianza tras la deuda comercial de 25.656,9 millones de pesos y, naturalmente, nadie le entrega mercadería a quien lo dejó sin cobrar semejante dinero. Además, pueden aportar territorialidad y el expertise en un mercado que desde afuera se ve simple, pero tiene una complejidad enorme para aquel que aterrice.
 

 

 


Las cooperativas no tienen puerto, Vicentin sí.

 

 

 

También para las cooperativas tiene algo atractivo meter un pie en Vicentin: puertos. Si bien no es condición sine qua non para las cooperativas poseer salida al río porque medianamente les cierra pagar 4 o 5 dólares por tonelada para exportar, les cerraría el eslabón comercial. “Es el sueño que todos los asociados tenemos”, agregó Petatta.

 

En rigor, hay intenciones de armar una propuesta superadora del modelo expropiatorio que espanta a las cooperativas y a la mayoría del sector agroexportador. “Creemos que hasta la intervención está bien, porque pasaron siete meses y no hubo una sola señal de querer arreglar de parte de Vicentin”, afirmó Petetta. Pero no es tan sencillo colar el proyecto santafesino, porque la política pesa y también la cuenta regresiva de la intervención.

 

 

El ministro Puccini, el gobernador Pullaro y el presidente de la Bolsa de Rosario Miguel Simioni.
Edificio de la Justicia Penal Federal de Rosario,

También te puede interesar