X

Transporte: intendentes PRO del interior bonaerense también reclaman igualdad con el AMBA

Junto a transportistas, se suman a la miniliga de jefes comunales gestada en la zona núcleo del país. Reclaman “auxilio inmediato”. ATP y subsidio “federal”.

Junto a transportistas, se suman a la miniliga de jefes comunales gestada en la zona núcleo del país. Reclaman “auxilio inmediato”. ATP y subsidio “federal”.

Por 01/06/2020 17:27

Transportistas del interior bonaerense, acompañados por intendentes PRO de diversos distritos de la provincia, se plegaron al bloque que, desde la zona núcleo del país, cuestiona los privilegios que mantiene el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en detrimento del interior en lo que refiere al reparto de recursos para el sostén del sistema público de transporte. En ese sentido, definieron solicitar un “auxilio inmediato” a la Nación, entre los que barajaron el acceso al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Este lunes se realizó un encuentro vía zoom en el que, sumado a los representantes de las comunas que originaron esta miniliga (Rosario, Paraná, Concordia, Santa Fe y Córdoba), se conectaron por la provincia de Buenos Aires miembros de la cámara de transportistas del interior bonaerense (Catapib) junto con intendentes convocados por esta entidad.

Aunque se hizo foco en lo federal y lo transversal del encuentro en lo que a color político refiere, el ala de jefes comunales bonaerense tuvo un fuerte predominio amarillo, con la participación de Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Héctor Gay (Bahía Blanca), Pablo Petrecca (Junín), Ezequiel Galli (Olavarría) y Mariano Uset (Rosales), además de los cambiemistas Hernán Bertellys (Azul) y Manuel Passaglia (San Nicolás).


 

 

Según detallaron a Letra P voces del sector, se coincidió en el diagnóstico “crítico” de la situación de sus sistemas de transporte y se establecieron tres tópicos. El primero es gestionar ante el gremio UTA “alguna medida de alivio a las empresas”, entre las que se mencionó el artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo (suspensiones concertadas con el gremio). En segundo lugar, para la coyuntura, se solicitará el acceso al ATP para el transporte del interior y, en tercer término, la elaboración de un proyecto de ley para establecer un sistema nacional de subsidios al transporte “con criterios más justos y de índole federal”.

Ese paquete de peticiones va en línea con el reclamo de “medidas urgentes” realizado días atrás por los intendentes Gay y Montenegro a la cartera de Transporte de la Nación.

En terreno bonaerense aparecen diferencias de criterio dentro de los transportistas a la hora de analizar el presente escenario. Estás quienes, más allá de marcar el momento “complejo”, admiten que “es un alivio” el fondo compensador –con recursos de Nación– que reciben los transportistas del interior bonaerense aparte de los subsidios y que, según adelantó a Letra P el subsecretario de Transporte provincial, Alejo Supply, van a seguir percibiendo durante todo 2020.

Por otro lado, están los que hacen foco en la insuficiencia de esos recursos y en el congelamiento desde 2018 de los subsidios, al tiempo que ya hablan de la dificultad de cumplir con los compromisos salariales cuando “más del 50% del personal no está trabajando”.

 

 

Desde esa perspectiva, uno de los participantes del encuentro virtual, el intendente de Coronel Rosales, Mariano Uset, remarcó a Letra P que los municipios que no son parte del AMBA están “en una situación muy complicada por el subsidio congelado desde 2018”. Por esto, hizo hincapié en “esta inequidad de que en el Gran Buenos Aires existe una tarifa de $18, que dista mucho de lo que pasa en el interior, donde se paga $35”.  

Uset detalló que en su distrito las empresas que allí operan registran en este contexto de pandemia un Índice de Pasajero por Kilómetro (IPK) “súper bajo, así que no están pudiendo pagar sueldos”. Aunque admitió que el Fondo Compensador “trajo cierto alivio”, señaló que “es de aplicación universal, no se lo puede aplicar como un atributo social”.

Y argumentó: “En AMBA son $18 más los atributos sociales, los que no tenemos SUBE tenemos $35 sin atributo social y el resto de los subsidios no se movieron desde 2018. Cada acuerdo paritario que hubo, nunca tuvo su correlato en el subsidio nacional. Sobre esos montos, el AMBA recibe $1.500 millones mensuales para el transporte”.