X

Las trampas de una diputada de Carrió para denunciar la votación virtual

Mónica Frade adujo problemas técnicos que le impidieron votar e incendió Twitter contra Massa: sus huellas en la app revelan otra cosa. Marcha atrás de Lilita.

Por 22/05/2020 19:27

-Presidente, no voté.

-¿Quién pide la palabra?

-La diputad… (interrupción del audio)

-Tiene la palabra la diputada Frade.

-Mi voto es positivo, presidente.

-Gracias diputada.

-De nada.

El diálogo entre la diputada nacional por la Coalición Cívica (CC) Mónica Frade y Sergio Massa se dio a las 15:06 del jueves, cuando el presidente de la Cámara de Diputados solicitaba la votación a viva voz de los legisladores cuya voluntad no había sido registrada por el sistema virtual que se usaba por segunda vez en el Congreso. Lo que se estaba votando era un apartamiento del reglamento para poder discutir el DNU que dota de poderes extraordinarios al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas presupuestarias. La oposición perdió esta votación y su intento quedó trunco.

Ese voto de la legisladora Frade fue finalmente anulado: no estaba logueada en la aplicación, nunca lo había estado desde el inicio de la sesión y recién lo hizo siete minutos después de ese intercambio con Massa. Volvería a hacerlo dos veces más en la jornada, logueo y deslogueo, con la doble confirmación que exige el sistema. Lo que deja evidencia digital –que consta en los registros del sector de sistemas de la Cámara- de que Frade no tenía ningún problema ni de conexión –nunca se le cayó el streaming, que demanda mucho más banda o datos- ni en sus dispositivos.

 

 

Exactamente lo contrario a este escenario es el que, horas después, denunció Frade en su cuenta de Twitter. El viernes por la tarde, la diputada de histórica militancia antikirchnerista desde Quilmes –archienemiga local de Aníbal Fernández- hizo un hilo de tuits que arrancaba con el audio de la charla que abre esta nota y este texto: “Gravedad institucional, parte 1, sesión 21/5/20 en la Sesión virtual HCDN. Avisaba mi dificultad para emitir el voto por VPN”.

Luego de ese sumó algunos tuits más, pero ese inicial fue el que logró el retuit de su jefa política, la líder y fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. “Y sin audio, no pudo votar”, escribió Carrió en su replicación del posteo original. Lo curioso es que, apenas un rato después, lo borró. Ya no la convencía mucho a Lilita agitar la denuncia ni hacer ruido con este tema. Se distanció -al menos en redes- de Frade, quien, cuando asumió como diputada, juró por "la humanista Elisa Carrió".

 

El retuit de Carrió a la denuncia de Frade. Luego, dio marcha atrás y lo borró.

 

Según fuentes estrechamente ligadas a la también socia fundadora de Cambiemos, la voluntad es “no generar inconvenientes” y “encontrar de qué manera podemos resolver las cuestiones técnicas”, además de hacer una valoración del equipo de sistemas de Diputados para resolver las dificultades. Un giro de 180 grados entre la declaración de guerra de Frade a Massa -con retuit de Carrió- y la bandera blanca pidiendo tregua, hechos distanciados por un puñado de minutos.

La sospecha en el oficialismo es que Frade es una especie de “carnada” puesta para “agitar las sesiones”. “Vamos a ver qué hace cuando se discuta el impuesto a las grandes fortunas”, sugirió un diputado del Frente de Todos. Dicho más llano: para el oficialismo, Frade ocupa una banca destinada a embarrar la cancha.

CON CONEXIÓN, SIN VOTACIÓN. Según los registros digitales del sistema virtual con el que opera Diputados, Frade se conectó a la plataforma Cisco Webex a las 11.30. Esta plataforma solo sirve para el seguimiento online y privado de la sesión. Para votar, hay que loguearse a través del celular, vía VPN y se necesita, además, el ingreso con datos biométricos del Registro Nacional de las Personas (ReNaPer). Si bien la sesión online por video –a través de una computadora- requiere muchísimos más datos que el logueo por VPN –con el celular-, a la diputada nunca se le cortó la transmisión. Sin embargo, no se conectó al registro oficial para poder votar hasta las 15:13. Por eso su voto fue anulado, como informó Massa durante el debate: porque 6 minutos antes, cuando votó, figuraba ausente en el recinto virtual.

A las 15:41, Frade volvió a desloguearse. Para hacerlo, la aplicación requiere doble validación. Primero, presionar el botón “Salir del Recinto”; segundo, hay que ratificar la intención poniendo “Si”. El sistema, a su vez, vuelve a hacer una certificación de identidad para asegurarse que sea el diputado o la diputada titular la que está desconectándose del sistema. Frade lo hizo. 16 minutos después, a las 15:57, volvió a loguearse; a las 16:09 se desconectó, ya definitivamente. Se perdió más de cuatro horas de sesión. Figura “ausente” en los registros oficiales de la Cámara baja en las dos votaciones del jueves: la habilitación de la educación a distancia y de la receta electrónica.

 

Frade se deslogueó y se puso a tuitear, con la Cámara sesionando.

 

Después de haberse deslogueado se puso a tuitear. “Mi voto positivo fue computado como negativo. Se me consideró ausente por no poder acceder al dispositivo por inconvenientes entre Fibertel y la HCDN -Honorable Cámara de Diputados-, o sea, razones ajenas a mí. Democracia pandémica. Good show”, escribió a las 17:44, mientras el resto de sus colegas sesionaba.

Desde la Cámara de Diputados brindaron detalles a Letra P de los trabajos que se hicieron para que Frade pueda participar, atendiendo la serie de denuncias públicas que venía haciendo desde los debates virtuales anteriores. Fue capacitada tres veces y hasta se le ofreció asistir a su despacho, con un asistente técnico puesto en exclusividad y en forma permanente. También se le configuró su teléfono, su PC y la PC de uno de sus asesores y se le recomendó sesionar desde algún edificio público de Quilmes, como el Concejo Deliberante o la Municipalidad. No quiso.

 

 

“El problema es que su bloque tampoco la elige para asistir al recinto”, se lamentan cerca de Massa. Consultadas fuentes del bloque de la CC, dijeron que por el momento no está en evaluación sumarla a los invitados a la sesión presencial. También descartaron darle cualquier impulso partidario a alguna denuncia que haga Frade, quien ya tiene presencia en Tribunales por su rechazo a las sesiones virtuales: El 16 de abril presentó un amparo para que el Congreso sesione en forma presencial.

"Estamos tratando de ver cómo podemos solucionar el problema, entre el equipo técnico del bloque y de la Cámara", bajan la espuma desde la CC. Por ahora, en una sintonía distinta a la de su diputada.