X

“No estoy de acuerdo en crear más impuestos, hay que atraer inversiones”

El jefe de bloque de diputados del PRO se manifestó en contra de un tributo único a las grandes fortunas. Pide evaluar "otras alternativas" como "un bono a tres años". Y habla de "nuevos pobres".

Por 22/04/2020 9:54

El presidente del bloque de Diputados del PRO coincide con el Gobierno: la finalización de la cuarentena debe ser una decisión sanitaria y no económica, pero no está de acuerdo con crear un nuevo impuesto extraordinario a las grandes riquezas. En diálogo con Letra P, Cristian Ritondo dice que prefiere herramientas para "seducir a la inversión". El exministro de Seguridad bonaerense propone alternativas, como la implementación de un bono a tres años que sea comprado por empresarios locales. Sostiene que la mayor preocupación para el día después es "cómo hacer para evitar la desocupación posterior al fin de la pandemia". 

 

BIO. Hasta el 9 de diciembre de 2019, fue ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Desde entonces es diputado nacional. Es porteño, oriundo de Mataderos y el 27 de julio cumplirá 54 años. Se integró al PRO desde el peronismo de la ciudad, luego de ser funcionario del menemismo y subsecretario de Interior del interinato de Eduardo Duhalde. Bajo el signo del PRO, fue legislador en la Ciudad, presidió su bloque y fue vice primero de la Legislatura. Durante los últimos cuatro años fue parte del gabinete de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal y es uno de sus interlocutores más cercanos. 

 

-¿Está de acuerdo con la oferta a los bonistas?

-El Gobierno nos pidió que le demos una ley para que el ministro (Martín) Guzmán lleve esto adelante. No vamos a interferir. Queremos que al Gobierno le vaya bien y vemos que el mundo observa y escucha. Ya lo hemos dicho: necesitamos conocer un plan económico para saber cómo se va relacionar la Argentina con el mundo, pero es algo que no se puede hacer ahora por la pandemia. Esto lo hablamos con el Presidente, pero lógicamente la negociacion recién empieza. 

-¿Le hicieron hincapié en algún aspecto?

-Hay algo que es muy importante para nosotros: descartar cualquier posibilidad de default. Hay que agudizar la negociación y trabajar para que Argentina pueda negociar en medio de este desastre, aprovechando las mejores ventajas comparativas que tengamos. 

-¿Cuáles?

-Estamos en un mundo distinto, hay una crisis global de bonos y bolsas de valores en todo el mundo. Tenemos otra posibilidad de hacer una oferta que sea aceptada en materia de capital, intereses y plazos. 

-En el mundo también se discute gravar a las grandes riquezas. ¿Qué posición tiene ante la idea local de hacerlo?

-Como todavía no se conoce el proyecto, hablo de la idea: no estoy de acuerdo con crear más impuestos. Soy más de la idea de atraer inversiones que crear impuestos. 

-¿Por ejemplo?

-Que aquellos que tengan ideas puedan invertir en este momento. Eso va a generar trabajo en un momento donde discutimos cómo afrontar el futuro económico. Más que un impuesto, tenemos que agudizar la cabeza para que el dinero sea destinado a lo productivo. No estoy dispuesto a crear más impuestos sino a promover la inversión junto a aquellos que no tengan que afrontar un impuesto a la riqueza. 

"El Presidente me dijo que los gobernadores eran muy federales para reclamar su coparticipación, pero muy unitarios para repartirla con sus municipios."

-¿Cómo sería?

-Por ejemplo, la construcción tiene dos problemas: hay un gran déficit habitacional y las propiedades se encarecieron. Podemos pensar en un proyecto que beneficie a la construcción de propiedades de menos de 120 mil dólares, con créditos al 24% y que aquellos que construyan para alquilar, no paguen impuestos seis años sobre su propiedad ni por los alquileres que paguen. Uruguay tiene un régimen para grandes inversores y podríamos tomar algunos de esos puntos. 

-¿Pero rescata algún punto del concepto de cobrarle un impuesto a las grandes riquezas?

-Hasta que no veamos el proyecto, nuevos impuestos, no. 

-¿Por qué cree que los estímulos son mejores que un impuesto extraordinario ante la emergencia?

-Porque si orientamos medidas fiscales a la inversión en medio de la pandemia, estamos seduciendo a que esas personas inviertan en vez de cargarles más impuestos. También puede ser que compren un bono a tres años en vez de un impuesto. No quiero aparecer defendiendo a ningún sector social ni económico, pero la Argentina está llena de impuestos por única vez y eso desalienta a la inversión. 

 

 

-¿En qué consiste la idea de un bono a tres años?

-Es para que las grandes fortunas le presten dinero al Estado. Alguna vez hubo iniciativas de ese tipo, pero solo las mencionamos como otras tantas herramientas fiscales o económicas que puede generar el Estado pero con un concepto común: seducir a la producción en medio de la pandemia con herramientas realmente interesantes y eficientes. Si esto fracasa, estamos dispuestos a pensar otras alternativas, pero primero tenemos que agudizar las perspectivas antes de caer en otro impuesto más. 

-¿Se lo planteó al Presidente durante la reunión virtual de este viernes?

-Se lo dijimos y también le planteamos que hay aportes de fondos privados que pueden servir como reaseguros para la producción. Hay herramientas que no hemos utilizado hasta ahora y hay que repensarlas para sostener la producción y el trabajo. Esos son los desafíos que tenemos para el día después. La prioridad, como dijo el Presidente, es la salud, pero tenemos que ir pensando distintos enfoques a los problemas económicos para que no tengamos una salida tan complicada. 

-¿Y qué le respondió el Presidente?

-Contestó a cada punto que le llevamos. Pedimos que el Ejecutivo le diga a las provincias que coparticipen con los municipios los fondos federales que reciben, y me dijo que los gobernadores eran muy federales para reclamar su coparticipación, pero muy unitarios para repartirla con sus municipios. También le pedimos que así como buscó unidad con la oposición para afrontar lo sanitario, aplique la misma idea para afrontar lo económico

"Puede ser que compren un bono a tres años en vez de un impuesto. La Argentina está llena de impuestos por única vez y eso desalienta a la inversión."

-¿De qué modo podrían hacerlo?

-Una buena idea es generar el Consejo Social y Económico y me dijo que lo tenía pensado para el futuro. Entonces le propuse que pongamos en marcha otra instancia económica para afrontar la pandemia y se mostró dispuesto a que la pensemos. 

-¿Qué le contestó ante el reclamo de que el jefe de Gabinete brinde su informe al Congreso?

-Me dijo que primero lo hará al Senado, porque el último informe de la gestión anterior, que dio Marcos Peña, lo hizo ante Diputados. Ahora es el turno del Senado. Respondió a todas las preguntas y las que quedaron por desarrollar, fueron entregadas al secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando Navarro. También hablamos de los repatriados. Apuntó que los propios países donde están a veces impiden sus traslados dentro del territorio, pero que seguirán trayendo unos tres mil por semana. 

-¿Cómo se sigue después del 26 de abril?

-No es una resolución política, sino sanitaria y científica, porque si nos apresuramos y terminamos contando cien muertos por día será un problema. Tiene que haber una respuesta de los sanitaristas en el tema. Ellos irán definiendo de a poco en qué lugares. Por eso hablamos de distintas propuestas, pero las tienen que evaluar los especialistas para analizarlo en base a lo que pasa en otros lugares del mundo. 

 

 

-¿Recibe planteos de empresarios que quieren acelerar el fin de la cuarentena? 

-Sí y es lógico. A la persona que tiene un negocio cerrado se le van a acotando las capacidades para afrontar la crisis. Por eso le pedimos ampliar la ayuda. 

-¿Qué le contestó el Presidente sobre la ampliación de la ayuda a las empresas?

-Fue muy crítico del sistema bancario por la falta de ayuda y las trabas que ponen para dar créditos. Le insistimos que hay que declarar como tarea esencial al Anses y que también hay que tener en cuenta un fenómeno que se reedita: los nuevos pobres. 

-¿Cómo define a esos "nuevos pobres"?

-Son ciudadanos que no solamente viven en los barrios más humildes, sino también pertenecen a la clase media y media baja, a quienes no les alcanzan los ingresos actuales para comer y que no saben dónde están las ventanillas del Estado para acceder a la ayuda de emergencia. Insisto, no solamente pasa en las barriadas más postergadas.