X

La medida buscar cuidar el empleo en plena emergencia sanitaria por el COVID-19. Las empresas no podrán alegar causas de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo.

Redacción 19/05/2020 9:10

En el marco de la emergencia sanitaria, el Gobierno nacional decidió prorrogar por 60 días el decreto que prohíbe a empleadores efectuar despidos y aplicar suspensiones, las que sólo se podrán aplicar si se hacen de mutuo acuerdo entre las partes.

Según se informó oficialmente, el presidente Alberto Fernández extendió el plazo por el que se bloquean los despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor.

Se impide la posibilidad de efectuar suspensiones con las mismas causales, salvo que sean pactadas en forma individual o colectiva y homologadas por la autoridad de aplicación, según lo establece el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

 

 

"Aquellos despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto por este decreto no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales", señala la disposición firmada por el jefe de Estado.

El primero de abril entró en vigencia el Decreto de Necesidad y Urgencia 329 firmado por Fernández que prohibió a empresarios realizar despidos.

En aquél momento, para tomar la medida, el Ejecutivo señaló que, ante la crítica situación generada por la pandemia del coronavirus, "resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo".

En paralelo con esa medida, el Gobierno adoptó una serie de disposiciones para paliar los efectos del parate económico como consecuencia de la cuarentena.

Entre esas medidas, impulsó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) consistente en una suma de 10 mil pesos para todos los trabajadores informales y que por la cuarentena estaban imposibilitados de realizar tareas.

También puso en marcha el Salario Complementario, por el cual el Estado cubre una parte del sueldo de cada trabajador, con un tope de dos haberes mínimos.