X

La ministra de Gobierno bonaerense alertó sobre la flexibilización de la cuarentena dispuesta por Larreta y su impacto en el GBA. La Provincia “no habilitará en forma indiscriminada”, sostuvo.

Redacción 16/05/2020 15:22

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, alertó este sábado sobre la flexibilización de la cuarentena dispuesta por la administración de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, al recalcar que la misma implica un "enorme riesgo para el conurbano". Con esa óptica, ratificó que el Ejecutivo provincial “no habilitará en forma indiscriminada” la apertura de comercios en el Área Metropolitana ya que el transporte público “es el foco más grande” de contagio del coronavirus.

“En la provincia tenemos dos realidades: la provincia interior donde ya están habilitadas algunas actividades y el Conurbano donde el criterio va a ser muy restrictivo”, señaló en diálogo con el programa Toma y Daca (AM 750).

Estas declaraciones van en sintonía con el malestar de intendentes peronistas del conurbano ante la apertura porteña. Como contó Letra P, jefes comunales del Frente de Todos subrayaron que Larreta tomó decisiones "apresuradas" e "irresponsables", por lo que pidieron que "rectifique" las medidas.
 


La funcionaria de la gestión comandada por Axel Kicillof detalló que esta semana “con las aperturas que hizo la ciudad de Buenos Aires se incrementó en 500.000 la cantidad de personas que se trasladan”. Con ese dato, manifestó su preocupación: “Eso visto desde el conurbano es un enorme riesgo. Se hace muy difícil que si se abriera o se activaran las mismas actividades que en CABA, los municipios puedan ejercer el control".

En ese sentido, la ministra recordó que cada decisión que toma la provincia “es consultada con los intendentes” y consignó que “en su mayoría la casi totalidad de los jefes comunales del conurbano han decidido que no hubiera salidas recreativas y que no hubiera apertura indiscriminada de comercios”.

En tanto, puntualizó que por el momento en esos distritos “sólo se habilitó el comercio de proximidad, de barrio” y dijo que la postura del gobierno cuenta con el apoyo de los intendentes de la zona sur del conurbano. “Hay que limitar las salidas, evitar el transporte y que mucha gente salga a la calle para algo al mismo tiempo, sobre todo teniendo en cuenta como se multiplicaron los casos en la Ciudad de Buenos Aires”, puntualizó.