X

El rey de la energía pide aplazar pagos a Cammesa para “priorizar” el servicio

Edelap, una de las distribuidoras bonaerenses al mando de Rogelio Pagano, solicitó diferir el abono de deudas ante el Mercado Eléctrico Mayorista. Pago de sueldos y seguridad de la red, las razones.

Por 08/04/2020 17:47

Al mismo tiempo que las cooperativas eléctricas dan cuenta de complicaciones severas al momento del pago a sus proveedores de energía, uno de los tanques del sector también manifiesta dificultades financieras para afrontar sus compromisos en tiempos de coronavirus. Se trata de Edelap, distribuidora de energía que abastece a La Plata y su región y que es una de las subsidiarias más fuertes de Desarrolladora Energética S.A. (DESA), holding comandado por Rogelio Pagano, que acapara bajo su ala más del 65% de la energía que se distribuye en suelo bonaerense.

De acuerdo a una nota girada en las últimas horas a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el directorio de Edelap aprobó la solicitud a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista S.A. (Cammesa) diferir el abono de deudas ante el Mercado Eléctrico Mayorista con el argumento de “priorizar” la seguridad y mantenimiento de la red, pago de sueldos y demás gastos necesarios “para la adecuada prestación del servicio eléctrico que resulta esencial para toda la población”.

Tras la reunión de Directorio realizada el lunes, en Edelap detallaron a la CNV el cuadro de situación que disparó la sanción de la emergencia sanitaria por parte del Gobierno nacional, a la vez que aludieron al “congelamiento tarifario dispuesto por las autoridades de la provincia, la que se mantendrá como mínimo por 180 días”.
 


En ese contexto, señalaron que “debido al retraso de un año de ajuste de valor agregado de distribución en un entorno con alta inflación, y frente a la caída esperada de la recaudación producto de la pandemia y del efecto de la normativa relacionada, sumado al no acceso al sistema financiero, y a fin de asegurar la prestación del servicio, el directorio tomó conocimiento y aprobó lo actuado respecto de la solicitud a CAMMESA para el diferimiento del pago respecto a los saldos pendientes frente al Mercado Eléctrico Mayorista”.

Ante eso, se añadió que la empresa se compromete a regularizar el pago “en la medida de la normalización de los ingresos de la distribuidora, pudiendo priorizar de esta manera la aplicación de los ingresos a la seguridad y mantenimiento de la red, pago de sueldos y demás gastos necesarios para la adecuada prestación del servicio eléctrico”.                
 


DESA posee el 99,19% del capital social de Edelap, distribuidora que tiene la concesión para abastecer de energía -aún por 70 años más- a usuarios de La Plata y su zona de influencia, unos 365 mil el último año.

Al cierre de 2019, Edelap se ubicó a la cabeza en venta de energía (con 3.312 GWh) con respecto a sus hermanas de DESA. Su planta de trabajadores a tiempo completo es de 630 empleados.

Mediante sus subsidiarias, EDEN, EDES, EDEA y EDELAP, el holding de Pagano tiene derechos exclusivos de distribución de electricidad en el área norte, sur, sureste y noreste de la Provincia de Buenos Aires, con una población total de 5,1 millones de habitantes. En tanto que en Salta opera mediante EDESA.