X

Analiza disminuir el gasto de funcionamiento de la Cámara baja y ahorrar $ 200 millones que serían destinados al sistema de salud. La oposición reclama que alcance a los tres poderes del Estado.

Redacción 31/03/2020 16:13

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, comenzó a elaborar un plan para recortar en un 40 por ciento el gasto de ese cuerpo legislativo luego del planteo que hizo el bloque de Juntos por el Cambio al Gobierno y del cacerolazo que se escuchó el lunes en distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires.

La medida consistiría en un recorte del 40% en la dieta de los legisladores, viajes y pasajes, así como también un posible remate de vehículos pertenecientes a la Cámara baja y que actualmente no son utilizados, lo que permitiría un ahorro de 200 millones de pesos que se destinaría al sistema de salud, según consigna la agencia NA que precisaron fuentes cercanas a Massa.

De esta manera, el recorte sería superior al del 30 por ciento que había propuesto el pasado lunes el interbloque de Juntos por el Cambio a través de una carta enviada al presidente Alberto Fernández, aunque la oposición no está conforme.

 

 

Fuentes de esa bancada señalaron que Massa no conversó con ellos antes de dejar trascender esta iniciativa y que, si bien están de acuerdo, “no sirve que lo haga solo Diputados”, por lo que mantienen su posición de que el recorte sea para los tres poderes del Estado.

En este sentido, en el interbloque que encabeza el radical Mario Negri creen que Massa reaccionó para encapsular el tema en la Cámara baja y evitar que Fernández deba pronunciarse sobre el reclamo, algo que la oposición estima necesario para “dar el ejemplo”.

No obstante, la decisión todavía no está tomada y Massa está estudiando las distintas alternativas junto al secretario general de la Cámara baja, Juan Manuel Cheppi, y el secretario administrativo, Rodrigo Rodríguez, para luego comunicarse con los distintos bloques, según afirmaron en su entorno.

 

 

El oficialismo analiza si ese recorte del gasto puede alcanzar incluso a los cargos jerárquicos de la Cámara de Diputados, sin tocar los ingresos de los trabajadores legislativos.

Las fuentes consultadas adelantaron que el ahorro que se obtenga por estas medidas sería destinado a fortalecer el sistema sanitario argentino, así como también a instituciones como la Cruz Roja.

Por otra parte, está previsto que este miércoles se realice una transferencia de 32,7 millones de pesos a los hospitales Garrahan y Posadas, a partir del dinero que había otorgado la Cámara baja a los legisladores en concepto de subsidios especiales para atender problemas relacionados a la pandemia.

Fuentes: NA y Télam