#1M APERTURA DE SESIONES

Un sector de la UCR se tienta con el anzuelo de la agencia gubernamental

Si bien hubo cautela tras el anuncio del Presidente de creación de organismos multipartidarios, un sector del radicalismo se mostró interesado en la oficina de revisión de políticas públicas.

El discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa no sólo cosechó percepciones moderadas dentro del Congreso. También despertó expectativas sobre la creación de tres organismos que tendrán participación parlamentaria de la oposición y una agencia que funcionará en la órbita del Poder Ejecutivo. El más conocido, lanzado durante la campaña electoral, es el Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino, que el Gobierno quiere encabezar con el exministro de Economía, Roberto Lavagna. Sin embargo, desde este domingo, la cantidad de entes creció con la propuesta para crear el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a Malvinas, el Consejo para Afianzar la Administración de la Justicia y la Agencia Federal de Evaluación del Impacto de las Políticas Públicas.

 

El objetivo de cada organismo apunta a contener en sus estructuras una parte de los debates entre oficialistas y opositores para consensuar políticas de Estado. La naturaleza de ese objetivo fue valorada por el arco opositor, pero sus miembros adoptarán una “extrema cautela” hasta que el Ejecutivo gire los proyectos de ley para concretarlos, o el Presidente disponga la creación de la nueva agencia federal para rejerarquizar a su estructura burocrática.

 

Dentro de las opiniones que recogió Letra P pocas horas después del discurso presidencial, los diputados del PRO y la UCR se animaron a hablar sobre el futuro de la futura agencia para evaluar las políticas públicas, pero mantuvieron un riguroso silencio respecto a los proyectos que gire el Ejecutivo para proponer la creación de los tres consejos consultivos. En la Coalición Cívica directamente evitaron hacer comentarios al respecto hasta que se conozca la estructura que tendrán todos.

 

Los radicales fueron los que más ponderaron una parte del mensaje presidencial, orientado a despertar su interés. “Vengo a anunciar el relanzamiento de un sueño que Raúl Alfonsín tuvo en los albores de nuestra democracia en 1983: el Cuerpo de Administradores Gubernamentales”, dijo Fernández en una de las dos alusiones que le dedicó al expresidente para tocarle el corazón a las tribus boina blanca.

 

 

 

El diputado radical Fabio Quetglas se mostró de acuerdo con la viabilidad de una agencia para evaluar el impacto de las políticas públicas. “Es significativo, porque si se lo regula bien y hay una tasa de acuerdo político importante, puede funcionar bien un organismo que mida el impacto de las políticas públicas, especialmente porque en nuestro país la conversación pública está muy opacada porque se basa en intuiciones de lo que creemos que producen y se basa muy pocas veces en fundamentos con datos que nos permitan defender o impulsar modificaciones sobre estas políticas públicas”, opinó el urbanista de la UCR, que ocupa un escaño en la Cámara Baja.

 

 

 

El futuro del Consejo Económico también cosecha incógnitas sobre cómo será su formulación dentro el mayor interbloque opositor. Quetglas se mostró cauto: “Tengo la sensación de que le da un giro corporativista a la política, pero hay que ver qué formato le damos cuando ingrese el proyecto”, contestó el legislador, que también dirige la Maestría en Ciudades de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. También aclaró que está de acuerdo con la creación de “espacios plurales como éste, porque tiene la vocación de poner en discusión las grandes reformas que el país necesita y quizás contribuya para canalizar los debates de un país tan convulsionado como el nuestro y que su conflictividad sea expresada en términos institucionales”.

 

Su correligionaria porteña, Dolores Martínez, opinó que Fernández “promueve una agenda ambiciosa en términos de modernización del Estado y la Justicia, pero se contradice con la falta de un presupuesto general 2020 que contenga una brújula que guíe las acciones del Estado con las políticas públicas propuestas”.

 

 

 

En el PRO prometieron una evaluación concreta cuando el Ejecutivo haya “puesto en el papel las promesas del Presidente”, pero tres diputados del bloque amarillo se mostraron a favor de un organismo que permita controlar y maximizar la capacidad estatal para formular, controlar y medir las políticas públicas. “Es obvio que este tema al radicalismo le cae muy bien, pero todavía tenemos que ver cómo se plasmarán en la práctica esas  buenas intenciones”, resumió un macrista que escuchó en detalle el discurso del presidente y luego lo desmenuzó con su equipo.

 

La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 
La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 

También te puede interesar