X

El bloque radical de la Legislatura pone el foco en el retiro de 20 estaciones de bicicletas públicas, todas en la zona sur de la Ciudad. La defensa del Gobierno y el peronismo aviva el fuego.

Por 03/02/2020 11:39

La Unión Cívica Radical (UCR) no esperó ni al comienzo del período legislativo para empezar a marcarle la cancha al PRO de Horacio Rodríguez Larreta: el último día de enero, en pleno receso parlamentario y a imagen y semejanza del senador Martín Lousteau, el radicalismo porteño presentó un proyecto de ley para que el Gobierno porteño restituya de inmediato las 20 estaciones de bicicletas públicas que removió en enero.

La administración de Rodríguez Larreta argumentó que la desactivación del sistema EcoBici en esas paradas se dio por "robos", acciones de "vandalismo" y por la "baja demanda" y la zona afectada contempla las Comunas 1, 4, 7, 8 y 9, que abarcan los barrios de Constitución, Parque Avellaneda, La Boca, Parque Chacabuco, Barracas, Pompeya, Flores y Parque Patricios. En esa zona aún existen otros puestos, pero el recorte de estas piezas afectará la oferta para los vecinos y transeúntes. 

El Gobierno sostiene que, para mantener la respuesta a la demanda, relocalizará las estaciones que dio de baja y que, para reducir los robos, incrementará la cantidad de cámaras de seguridad. En tanto, desde el peronismo porteño hablan de una "intencionalidad política" porque el retiro de esas unidades ocurre en la franja geográfica en la que el Frente de Todos (FdT) se impuso a Juntos por el Cambio. En rigor, el candidato del peronismo Matías Lammens superó a Rodríguez Larreta en las comunas 4 y 8, ambas ubicadas en el extremo sur de la Ciudad, donde se registra el índice más bajo de ingresos pér capita.

 

 

El peronismo desplegó a sus principales alfiles para cuestionar la medida del Gobierno porteño y presentó un amparo para que se restituyan las 20 estaciones eliminadas. El Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario de Feria N°3 ordenó al Gobierno que "se abstenga de remover o alterar el servicio de estaciones" y que garantice su "debido funcionamiento".

El juez Víctor Trionfetti recclamó, además, que el Gobierno porteño señale "con precisión por medio de cuál acto administrativo se dispuso la remoción de las estaciones y acompañar copia certificada en soporte papel y digital el expediente administrativo en que fue dictado el acto administrativo correspondiente”.

 

 

 

La reacción de la UCR porteña es una muestra de lo que será la convivencia cotidiana entre ambos partidos, que estrenan una alianza en la Ciudad que demoró cuatro años en concretarse. Presentó la iniciativa la diputada María Patricia Vischi, vinculada al radicalismo de la Comuna 4, que agrupa los barrios de La Boca, Parque Patricios, Pompeya y Barracas.

El bloque UCR Evolución, que conduce Inés Gorbea, tiene nueve miembros y su postura será clave para permitir o bloquear al oficialista Vamos Juntos en su faena para llegar al quorum. La bancada que responde a Rodríguez Larreta cuenta con 26 ediles y necesita de cinco voluntades más para avanzar con su agenda legislativa.

La química que Lousteau y Rodríguez Larreta mantuvieron durante la campaña se extiende hasta los primeros días del segundo mandato del jefe de Gobierno: la UCR porteña tuvo un lugar destacado en el reparto de poder y estructura y el economista está involucrado en la gestión, con visitas a reuniones de seguimiento y pedidos de información incluidos. Sin embargo, el radicalismo no renegará de sus posturas históricas sobre la gestión en educación y salud y mantendrá su agenda, mientras empieza a convivir con el PRO en la Ciudad de Buenos Aires.