21|9|2022

Kicillof estira hasta el año próximo el plazo para el canje de deuda bonaerense

07 de diciembre de 2020

07 de diciembre de 2020

Se trata de la décima prórroga en busca de encausar las negociaciones con los bonistas. Ahora, el vencimiento es el 4 de enero.

Este lunes, el gobierno de Axel Kicillof informó una nueva extensión del plazo para el canje de bonos de deuda bonaerense en moneda extranjera, con el objetivo de mantener abierta la puerta del diálogo y lograr un entendimiento con los acreedores en el marco del proceso de reestructuración de más de 7.000 millones de dólares. Se trata de la décima prórroga desde que se anunció el comienzo de las negociaciones con los bonistas externos. Ahora, el proceso se extiende hasta el 4 de enero de 2021.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“El Ministerio de Hacienda y Finanzas continuará dialogando de buena fe con los acreedores privados externos con el objetivo de alcanzar un acuerdo dentro del marco de la sostenibilidad de la deuda pública provincial”, expresó en un comunicado la cartera comandada por Pablo López.

 

El mes pasado, el grupo Ad Hoc de tenedores de bonos, compuesto por más de 40 instituciones que afirman poseer más de 49% de los títulos en discusión, anunció el cambio de sus asesores legales. Este anuncio fue acompañado de una posición crítica en momentos clave de la negociación con la Provincia. En ese sentido, los bonistas habían apurado: “No hay motivos para creer que extensiones adicionales de esta oferta fallida puedan conducir a un resultado positivo”.
 

 


En ese contexto, el gobierno bonaerense convocó a los acreedores que aún no han aceptado la propuesta y a sus asesores “a retomar las conversaciones de buena fe que permitan arribar a una solución constructiva al problema de insostenibilidad de la deuda con privados bajo legislación extranjera”.

 

En esta nueva etapa, la Provincia expresó su voluntad “de enmendar la oferta formal ya realizada, siempre procurando que la deuda resultante sea sostenible en el mediano y largo plazo”. Por lo pronto, las posiciones no se acercaron lo suficiente como para arribar a un acuerdo, razón por la cual se vuelve a estirar, esta vez hasta el año próximo, el margen de negociación.