JUBILACIONES

Con los votos enjabonados de Córdoba y Misiones

El oficialismo destrabó el respaldo de Frente de la Concordia Misionero y capitalizó el acercamiento con el cordobesismo. Las negociaciones y la recta final.

El oficialismo comenzó a despejar este miércoles, un día antes de nochebuena, el camino para lograr la sanción de la nueva fórmula de actualización jubilatoria para el año electoral que se avecina. La sesión está prevista para el 29 de diciembre y, en medio de las dudas sobre los apoyos para sancionarla, el Frente de Todos logró aprobar un dictamen de mayoría en las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda con el apoyo de tres aliados esquivos: el cordobés Paulo Cassinerio, que responde al gobernador Juan Schiaretti; el misionero Diego Sartori, que reporta al mandatario Oscar Herrera Ahuad, y el mendocino José Luis Ramón, cuyo interbloque terminó con las incógnitas y confirmó el apoyo de sus seis escaños para la sesión de la semana que viene. 

 

Con esos apoyos, el FdT contaría con los 129 votos para transformar en ley el nuevo esquema de aumentos jubilatorios trimestrales, a pesar de la cerrada negativa de otro grupo de aliados, como las legisladoras y los legisladores que integran el interbloque Unidad Federal y se referencian en el exministro Roberto Lavagna

 

Durante los tres días de trabajo de las dos comisiones, en un plenario presidido por Marcelo Casaretto, el espacio que lidera Eduardo Bucca ratificó su negativa. Uno de sus miembros, el socialista santafesino Luis Contigiani, presentó un proyecto alternativo para que el calculo incluya una estimación sobre el índice de precios al consumidor como una forma para sumar el "costo de vida" en el calculo de aumento jubilatoria. La propuesta no fue tomada y el dictamen de mayoría respalda el texto como fue aprobado en el Senado, es decir, con una nueva fórmula que combina en un 50% la recaudación de la ANSES y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

 

A pesar de la resistencia de la mayoría de las bancas del espacio lavagnista, que se oponen a la iniciativa, el bloque Córdoba Federal se diferenció y uno de sus cuatro escaños firmó el dictamen. Es el caso de Cassinerio, que anticipa el apoyo de sus otros tres colegas y la confirmación de que aportarán su presencia para contar con el cuórum necesario.

 

La cuestión jubilatoria es muy sensible en la relación de Schiaretti con la Casa Rosada. Si bien avanzó con una reforma para reducir el déficit de la caja jubilatoria provincial, que este año podría tener un rojo superior a los 10.000 millones de pesos, parte de ese pasivo fue cubierto con fondos del gobierno nacional, en una dinámica que se extenderá en 2021 y que también facilitó el respaldo del cordobesismo a distintos proyectos. 

 

Al aventón mediterráneo, el oficialismo sumó un guiño de los escaños del Frente de la Concordia Misionero, presidido por Ricardo Wellbach. Su gobernador, Herrera Ahuad, ya planteó su malestar porque el presidente Alberto Fernández vetó los artículos del presupuesto que habilitaban la creación de zonas francas en los límites internacionales de la provincia norteña. 

 

No fue una decisión aislada. Fuentes parlamentarias confiaron a Letra P que sigue adelante una negociación con la Casa Rosada por las zonas francas para esa provincia. "Hay una conversación entre el Presidente y el gobernador para abordar este problema; es posible que haya una mesa de dialogo", anticiparon fuentes del bloque misionero y descartaron que eso justifique el apoyo de este miércoles. "Somos un espacio político y no trabajamos en base a estímulo y respuesta; no creemos que la política sea eso. Sabemos que es valioso instalar este problema de las zonas franca que arrastramos hace dos siglos, pero siempre cumplimos los acuerdos: le damos la gobernabilidad a quien gobierna. Nosotros no respondemos como quien se ofende. Firmamos el dictamen y posiblemente acompañemos la iniciativa la semana que viene", definieron desde el despacho de Wellbach. 

 

El guiño confirmó el cambio de posición de los misioneros y también del interbloque que los contiene, presidido por Ramón, que hasta el viernes pasado había criticado el proyecto. 

 

Con ese conteo provisorio, en el Frente de Todos se muestran confiados de aprobar el texto dentro de nueve días. Este miércoles, el dictamen de minoría de Juntos por el Cambio reunió 36 firmas. El interbloque que preside Mario Negri ya anticipó la posición de sus 115 integrantes, pero hay dudas sobre la posición que adopten las diputadas y los diputados del radicalismo que responden al gobernador jujeño, Gerardo Morales, que mantiene una buena interlocución con el Gobierno y acompañó el Presupuesto 2021. 

 

Gustavo Bordet y Rosario Romero juntos, este lunes en el despacho de la intendenta.
Manuel Adorni anunció que Javier Milei decretará la emergencia ferroviaria

También te puede interesar