SANTA FE EN LLAMAS

Apertura y relanzamiento, el reclamo del PJ a Perotti tras el huracán político

A la sombra de la causa judicial sobre Traferri por juego ilegal, se activa la interna peronista. Los reyes del off piden al gobernador que ordene la tropa.

La aparición del senador justicialista Armando Traferri en la causa por juego clandestino y coimas generó un terremoto en la política santafesina de magnitudes imposibles de dimensionar y con un final que nadie se atreve a predecir. Después del estruendo y las declaraciones del fiscal Ponce Asahad, empezaron a moverse las fichas en un tablero que está en continua reconfiguración.

 

Los pasillos de la Legislatura ya no murmullan tanto y los teléfonos solo se usan en casos excepcionales. La cautela se fue apoderando de casi todos los dirigentes, sin importar mucho el partido al que pertenezcan. Desde distintos sectores del PJ le aseguraron a Letra P que en medio de esta convulsión, el gobernador Omar Perotti puede tomar las riendas, reorganizar la tropa y abrazar a corrientes que están dentro del gobierno y se sienten marginadas.

 

En el peronismo hay tres cosas que priman por estos días: la expectativa de que haya una reconversión en el gobierno, la unanimidad acerca de que lo que está ocurriendo con Traferri no tiene nada que ver con una interna partidaria y el silencio.

 

Un dirigente que tiene contacto habitual con Perotti cree que si el mandatario maneja las cosas bien, no toma partido, no interfiere y deja que la causa avance, puede salir “fortalecido”. Sería un “trampolín para relanzar su gobierno. Tiene que hacer una convocatoria amplia y generosa al conjunto del peronismo y respaldarse en el orden nacional”, confiesa alguien cercano al rossismo.

 

Después de bastante tiempo, el PJ se encolumna en una acción conjunta, en este caso la reserva y discreción al momento de tocar el tema. “Por algunos días estoy mudo”, “por ahora ningún comentario”, “estamos siendo uniformes, no queremos decir nada”, fueron algunas de las respuestas que recibió Letra P al momento de querer comunicarse con funcionarios, legisladores y dirigentes peronistas. “No es momento de hacer leña del árbol caído”, confesó un diputado que soltó unas pocas palabras.

 

Si bien los chispazos y tensiones entre el senador por San Lorenzo y Perotti son visibles desde hace varios meses, esto excede lo partidario. Un legislador peronista le aseguró a Letra P que hay una estrategia del socialismo de querer vincular lo de Traferri a una interna del justicialismo, pero “cuando se atan los cabos se ve claramente que esto empieza durante el gobierno del Frente Progresista”.

 

Cuando se habla de la posibilidad de reconversión del gobierno de Perotti, desde el sector de María Eugenia Bielsa paran las antenas. Sienten que aportaron capital político y electoral para que el rafaelino llegue a ser gobernador, pero creen que “no hay reciprocidad en ese sentido” y sienten que “no hubo generosidad”. Según adelantó a este medio un dirigente importante de la agrupación, en las próximas semanas habrá un encuentro para debatir el futuro del espacio: “Hay que discutir cuál va a ser la actitud del gobernador con nosotros, y cuál nuestra posición con el gobierno de la provincia”.

 

En el horizonte no tan lejano asoman las elecciones 2021 con un peronismo que por momentos cruje. Hace algunas semanas, el justicialismo logró cerrar una lista de unidad para evitar internas partidarias. Ese escenario podría ser difícil de emular en las intermedias del año que viene. Según un armador, la confección de boletas va a depender de cómo se maneje a nivel país: “Si hay un esfuerzo de todos los sectores para defender el proyecto nacional, se va a hacer un esfuerzo en Santa Fe”. Aunque luego advierte que no sabe hasta cuándo se podrá “aguantar todos juntos" con este presente turbulento. Más allá de lo judicial y el escenario de Traferri, Perotti tiene la pelota en sus pies, o mejor dicho, el buzo de director técnico para poder rearmar a su equipo.

 

El ministro Enrico ve peligrar el resultado de meses de gestiones y acuerdos con funcionarios nacionales.
Maximiliano Pullaro y el desafío de adherir al blanqueo

También te puede interesar