07|11|2021

“Lo mejor sería que algunos dirigentes se fueran de JxC”

ENTREVISTAS

02 de noviembre de 2020

02 de noviembre de 2020

El diputado PRO agita la interna y señala la puerta de salida. Destaca al Grupo Dorrego y critica a Kicillof por el reparto de fondos. Bianco vs. Teresa García.

El diputado provincial del PRO Mauricio Vivani minimizó las diferencias internas que existen entre los moderados y los duros dentro de Juntos por el Cambio. Aseguró que son “tensiones naturales” pero se inclinó por los primeros, y dijo que es la mesa opositora que integra el Grupo Dorrego, María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo la que finalmente deberá administrar la política de su espacio de cara a los comicios de 2021 en la provincia de Buenos Aires.

 

En diálogo con Letra P, el legislador que responde directamente al intendente Jorge Macri (Vicente López) agitó la interna al proponer la salida de algunos dirigentes que comparten la alianza opositora. “Es fundamental tener más sectores dentro de Juntos por el Cambio, pero eso no quiere decir que todos los que hoy están adentro tengan que seguir”, lanzó sin dar nombres.

 

Sus palabras toman contexto luego de las críticas que su jefe político lanzó contra el expresidente de la Cámara de Diputados durante el macrismo, Emilio Monzó, a quien definió como un hombre que “busca generar conflictos” y que lo observa “fuera del espacio político”, pese a trabajar junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en sus aspiraciones de conformar un armado nacional.

 

 

-¿Qué balance hace de la gestión de gobierno?

 

-Alberto tomó decisiones acertadas al inicio de la pandemia. Los primeros 40 días estuvieron bien para fortalecer el sistema de salud, pero después falló la lectura sobre dónde hacer el aislamiento. No supo diferenciar el conurbano del interior. Un ejemplo fue el distrito de 9 de Julio, que estuvo 100 días en cuarentena sin ningún caso. Y cuando aparecieron, decidieron abrir. De todos modos, comprendo que no le podemos echar la culpa porque recién iniciaban la gestión y con una pandemia desconocida. En cuanto a la economía está todo a la vista; sin dudas, haber cerrado los acuerdos con los acreedores extranjeros no alcanzó y veo que tampoco hay un rumbo para poder salir en los próximos meses.
 

 

“La relación se rompió cuando Alberto le quitó los fondos a Larreta sin haber avisado y con intendentes y legisladores de Juntos por el Cambio en esa foto. Desde ahí, cambió todo. Al gobierno no le teníamos confianza desde que asumió, pero nos juntamos durante la pandemia, y ese acto terminó de romper la relación”.


-Hay funcionarios provinciales que creen que ustedes están en constante fogoneo electoral.

 

-Son ellos los que creen que todavía están en campaña. Pero hay diferencias entre las críticas que pueden hacer Carlos Bianco o Teresa García. Ella, al menos es de la provincia y la conoce. Él no conoce ni el diez por ciento de lo que la conoce la ministra. Eso complica la relación. Durante nuestro gobierno pasaban cosas, pero no tan graves como estas. Falta empatía del gobierno con los intendentes de Juntos por el Cambio. El fondo de seguridad lo repartieron entre los intendentes del Frente de Todos, (no incluyeron) a ninguno de la oposición, eso es alevoso.

 

-¿Qué lugar ocupan los intendentes del PRO dentro de Juntos por el Cambio?

 

-El Grupo Dorrego, junto con María Eugenia (Vidal) y Cristian Ritondo son los que deben administrar la política en el 2021 dentro del PRO. Y después, por supuesto, trabajar con los radicales, la Coalición Cívica y algunos vecinalistas que creo que van a terminar trabajando con nosotros en un frente común. Este grupo tiene el valor de venir administrando ciudades en dos o tres mandatos, los intendentes saben cómo están las cosas y tienen la lectura política necesaria para el año que viene. La de 2021 no es sólo una elección donde se eligen diputados y senadores, es donde comienza a construirse una plataforma para 2023.

 

 

 

-¿Qué opina de la postura más dura dentro de la oposición, como la de Mauricio Macri o Patricia Bullrich?

 

-La política es tensión y está bien que tengamos diferencias. Igual, estas diferencias que tenemos dentro de Juntos por el Cambio entre duros y blandos son apenas el 10 por ciento de las internas que hay en el gobierno, donde publican cartas para que se echen funcionarios o donde funcionarios incitan a tomar tierras.

 

“Falta empatía del gobierno con los intendentes de Juntos por el Cambio.”

-Macri rechazó la propuesta al diálogo de Cristina Fernández. ¿Coincide con que ese es el camino?

 

-Si nos tenemos que sentar a hacer un acuerdo nacional de políticas públicas a largo plazo tienen que estar todos los actores, nos guste o no. Pero conociendo a Macri, creo que no tendría problema en sentarse con Cristina o Alberto, de hecho ya lo ha hecho, siempre y cuando estén por encima la Constitución y las leyes.

 

-¿Buscan ampliar la alianza?

 

-Cuanto más amplio sea el frente más representación vamos a tener en la provincia. Es fundamental tener más sectores dentro de Juntos por el Cambio, pero eso no quiere decir que todos los que hoy están adentro tengan que seguir con nosotros. De hecho, creo que lo mejor que puede pasar es que algunos dirigentes se vayan de Juntos por el Cambio.