X

Es ante una acción sindical de 2018 que hace foco en la “inconstitucionalidad” de la ley vidalista. Bancarios afirman que es “positivo” pero mantienen cautela.

Por 27/10/2020 13:07

A más dos años de presentada la acción gremial de inconstitucionalidad contra la Ley 15.008 que reformó el régimen jubilatorio del Banco Provincia, la Corte Suprema de Justicia bonaerense le puso fecha a la audiencia informativa para abordar el tema. Será el jueves 12 de noviembre y en la dirigencia sindical bancaria lo toman como un gesto “positivo, después de tanto tiempo”. Pero mantienen cautela, saben que falta para desmantelar “el despojo que ejecutó la gobernadora María Eugenia Vidal contra los derechos previsionales de los trabajadores del Banco Provincia”.

Esta norma impulsada por el vidalismo y sancionada en la Legislatura en diciembre de 2017 establece, entre otras cosas, llevar de forma escalonada la edad mínima jubilatoria de 57 a 65 años, teniendo que computar 35 años de servicio como mínimo. Además, redujo los haberes de los pasivos al modificar el cálculo y fijó que sea el banco el que se haga cargo del déficit de la caja de jubilaciones.

“Nos alegra la convocatoria de la Corte pero esa alegría es medida en el marco de que es algo inédito, sin que haya declaración alguna de la Corte”, expresó en diálogo con Letra P el secretario General de la Comisión Gremial Interna (CGI) del Banco Provincia, Santiago Etchemendi.

 


En instancias inferiores a la Corte, existen más de cien casos con fallos favorables a los planteos por seguir con los haberes atados a la paritaria bancaria y no al cálculo “a la baja” que estable la ley vidalista en vigencia. “Hay más de cien compañeros y compañeras que están cobrando distinto al resto de los jubilados porque han logrado retrotraer y cobrar todo lo que corresponde a la paritaria bancaria. Entonces, hay ahí un antecedente por el que la Corte Suprema no puede seguir en silencio. Dos años sin hablar es demasiado”, enfatizó el dirigente sindical consultado por este medio.

Y graficó: “Antes teníamos el 82% móvil; somos los únicos jubilados y jubiladas que seguimos aportando una vez jubilados (un 10% de los haberes). Pero al estar desenganchados de la paritaria bancaria, que es lo que estamos reclamando, han caído terriblemente los salarios de los jubilados, lo cual no se condice con lo que aportaron”.
 


Desde su sanción, esta ley es resistida por el personal bancario, que realizó una serie de presentaciones judiciales, colecta de firmas e incluso motivó declaraciones de 90 concejos deliberantes en rechazo a esta reforma previsional.

En las Comisiones Gremiales Internas del Bapro califican como “un grosería legal” los incisos J y K del artículo 11 de la “nefasta e inconstitucional norma”, los cuales establecen que, con las ganancias, el banco se haga cargo del déficit de la Caja de Jubilaciones.


Para la audiencia del 12 de noviembre se prevé, además de la representación por La Bancaria, la participación de autoridades del Banco y del Ejecutivo provincial. Etchemendi ponderó el cambio de perfil del directorio bancario, una vez arribada la gestión de Axel Kicillof: “La institución ha estado haciendo todo lo posible para atender a pymes a tasa cero, se pusieron miles de millones al servicio de que miles de industrias y pequeñas empresas de la provincia para que no caigan por la pandemia”. Más allá de esto, también marcó que, “para sostener la Caja previsional” la Provincia “tuvo que socorrer en julio al banco con un bono de 2.000 millones de pesos”.

“El banco se hace cargo de todo el déficit que tiene la Caja de Jubilaciones de los empleados del Banco, lo cual es un ancla de plomo que ubica al banco en una situación compleja”, recalcó el titular de la CGI sobre los efectos presentes de la reforma vidalista. En esa línea, enfatizó: “Esto tiene que tener un final. No puede ser que el banco siga solventando una caja de jubilaciones”.
 


Por lo pronto, los bancarios ponderaron la “amplia receptividad” de la actual conducción del Bapro en aspectos que tienen que ver con “la protección de derechos de diversidad, violencia de género y laboral”. “Juan Cuattromo (titular del Bapro) nos ha recibido varias veces, ha escuchado, manifiesta su preocupación por la situación de jubilados”, completó Etchemendi.

Entendiendo “superada” esa “etapa refundacional”, en el ala gremial se estima “necesario por parte del directorio del banco dar paso a la resolución de los problemas puntuales que, pandemia mediante, han quedado relegados”. Es aquí donde encuadran la problemática heredada de la reforma previsional vidalista. “Es evidente que el peso del gasto que demanda sostener el déficit de nuestro sistema previsional impacta negativamente sobre la rentabilidad y sustentabilidad financiera del banco”, destacan.

En ese contexto, consideran que la convocatoria de la Corte bonaerense “debe obrar como una oportunidad para que las autoridades del banco se expresen y demuestren con claridad la incompatibilidad del sostenimiento del déficit de la Caja por parte del Banco Provincia”. “Hay una espera, paciente, pero que necesita respuestas”, deslizan voces bancarias acerca del posicionamiento en este tema de la actual administración.