Elecciones 2021

Sello propio y duhaldismo eterno, el cóctel bonaerense de Pichetto

Con Alternativa Republicana, el excandidato a vice de Macri buscaría una banca nacional por Buenos Aires. Pejotismo de vieja guardia y exbarones distritales.

Alternativa Republicana Federal (ARF). Con ese sello, que apunta a nacionalizar en 2021, Miguel Ángel Pichetto busca abrirse camino en la madre de todas las batallas: la provincia de Buenos Aires. Lo hace de la mano de dirigentes del peronismo ortodoxo que presentaron recientemente en la Secretaría Electoral bonaerense el pedido de reconocimiento del partido. Receptáculo de duhaldistas de la vieja guardia, que afinan articulación con excaciques distritales y dirigentes que reportaron en variopintas escuderías, en este armado en fase embrionaria ya hablan de una candidatura de su líder para diputado nacional por Buenos Aires.

 

“Nació, se crió y estudió en Lomas de Zamora y si tenemos en cuenta los últimos gobernadores de la provincia de Buenos Aires, son todos de Capital”, abren el paraguas de inmediato en el armado pichettista bonaerense sobre los planes de su líder, que hizo su carrera política con base en Río Negro, provincia en la que el PJ cocinó su expulsión.
 

 

ESTRUCTURA. La Junta Promotora -que tendrá a su cargo la conducción del partido hasta la obtención del reconocimiento de su personería política- está integrada por Francisco Basile (Varela), Jorge Coassini (Lanús), Valeria Cáceres (Berazategui), Bárbara Vivero (Varela) y Osvaldo Rodríguez Maggi. Este último es un dirigente de Berisso que, post-derrota electoral de Juntos por el Cambio el año pasado, llevó a Pichetto a su distrito para arengar la construcción de “una nueva alternativa política”.

Además de en Buenos Aires, Pichetto ya anotó el sello de ARF en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes. Y en terreno bonaerense, en principio busca hacer pie en el conurbano. “Hay dirigentes que en su momento estuvieron con (Eduardo) Duhalde, (Carlos) Menem, con (Mauricio) Macri. De todas las vertientes se están acercando”, definen a Letra P voces de este armado y no esconden que “sufrieron” la decisión de Roberto Lavagna de lanzar su candidatura por afuera de Alternativa Federal. Además, consideran que el expresidente y exsocio de Pichetto “puede llegar a aportar mucho más desde afuera que desde adentro”. En cuanto a Juntos por el Cambio, analizan: “Que hagan su mea culpa de lo que pasó. Nosotros queremos pensar un futuro distinto”.

 

“Alternativa Republicana va a ser el eje convocante de todas las fuerzas que quieran venir. Pichetto es el futuro”, destacó a Letra P Francisco Basile, uno de los armadores de ARF en la Tercera sección. Duhaldista de antaño, Basile articuló en Consenso Federal en la pasada elección. De 70 años de edad, considera que Alternativa Republicana es “una herramienta para incorporar gente joven. Yo ya soy grande, no tengo intereses políticos, pero sí quiero ayudar a armar para que gente joven empiece a desandar la provincia”.

 

 

 

Fiel al posicionamiento mediático de su líder, el partido pichettista reproduce buena parte de los postulados exhibidos en las recientes marchas anti-gobierno: “No hay un mínimo respeto por la propiedad privada”, exclamó Basile, para centrar los cuestionamientos en las tomas de terrenos.

 

También el presidente del partido a nivel provincial, el lanussense Jorge Coassini, apuntó contra el gobierno a referirse a las políticas económicas del gobierno de Alberto Fernández. “Estamos en desacuerdo en lo económico y productivo. Hay que empezar la reactivar la pequeña y mediana empresa, dignificar al hombre y a la mujer con el trabajo y con una apertura al mundo que no sea sólo China. Hay que generar trabajo. Si hay voluntad, se puede, y, de a poco, tenemos que dejar los planes sociales”, señaló en diálogo con Letra P.

 

 

 

Coassini considera que la propuesta pichettista es “una alternativa a lo que está y lo que estuvo” y sostuvo que el armado cuenta con el respaldo del exgobernador misionero Ramón Puerta, del cordobés Juan Schiaretti, del extitular de la SIDE Miguel Ángel Toma, del exsenador nacional Jorge Villaverde, de los exintendentes Jésus Cariglino (Malvinas Argentinas) y Joaquin de la Torre (San Miguel). Además, señaló que están en conversaciones con el expresidente Eduardo Duhalde. “Se van sumando dirigentes del peronismo ortodoxo que por cuestiones ideológicas o de forma nunca tuvieron nada que ver con el kirchnerismo”, afirmó.

 

El dirigente de Lanús no duda en que el excandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio jugará en la próxima elección. “Miguel está dispuesto a encabezar la lista de legisladores nacionales el año que viene por la provincia de Buenos Aires. Eso ya estaba hablado”, dijo. Y vaticinó un panorama alentador: “Tiene una imagen positiva muy alta. Salvando las distancias y los candidatos, si están dadas las circunstancias, se puede llegar a repetir lo que sucedió en 2009 cuando (Francisco) De Narváez le ganó la legislativa a Néstor Kirchner”.

 

Carlos Achetoni
Ill be back. Federico Sturzenegger volvió para exterminar al Estado.

También te puede interesar