18|11|2021

Durísimo con el PJ, Cornejo dijo que su relación con Macri "no fue buena"

29 de septiembre de 2019

29 de septiembre de 2019

El gobernador calificó de "estupidez" la nacionalización de la elección que hizo el Frente de Todos. "Lo que decimos en privado lo decimos en público", dijo sobre su relación con la Casa Rosada.

MENDOZA (Enviada especial) El gobernador Alfredo Cornejo, protagonista clave del holgado triunfo que el oficialismo obtenía en las elecciones a gobernador celebradas este domingo en la provincia, fue durísimo con el Frente de Todos en el discurso que dio pasadas las 21.30 en el búnker del frente Cambia Mendoza: calificó de "estupidez" la estrategia de nacionalizar la contienda a la que apostó, sin éxito, el peronismo con el objetivo de capitalizar el triunfo opositor en las PASO del 11 de agosto.

 

 

Además, el mandatario saliente, uno de los críticos mas duros de la Casa Rosada en la alianza Cambiemos, dijo que "no fue buena" su relación con el presidente Mauricio Macri, que salió rápidamente este domingo a capitalizar la victoria y destacó la "gran gestión" del presidente de la UCR, y revindicó su postura frente al Gobierno nacional al destacar: "Lo que decimos en privado lo decimos en público". 

 

 

 

"Fue una estupidez traer a todos los gobernadores peronistas a decinos a los mendocinos cómo tenemos que votar", disparó Cornejo en alusión al acto que encabezó en esta povincia el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, junto a la candidata a gobernadora por ese espacio, Anabel Fernández Sagasti

 

 

 

"No vueven más buenos. Vuelven mucho peor que antes. Nadie se hace cargo de los bolsos de (José) López, nadie se hace cargo de la corrupción galopante (del gobierno kirchnerista) y vuelven a hacer lo mismo tarea alquilando aviones costosísimos para un acto político de 40 minutos en el que no se anunció nada, porque sólo anunciaron que hará una reunión cada dos años en nuestra provincia", golpeó Cornejo y agregó, haciendo la primera mención explícito al Presidente: "Macri vino siete veces" a pesar de que "mi relación no fue buena con él".