X

El peronismo en Cambiemos ya plantea armar bloque aparte en la Legislatura bonaerense

Una línea insiste con reconocer a Vidal como conductora. Otro sector, más pragmático, habla de una “oposición constructiva” y puntos de acuerdo con Kicillof. La pista Larreta.
Por 17/09/2019 12:33

Los bloques de Cambiemos en la Legislatura bonaerense se romperán a partir de diciembre. Al menos así sugieren tanto en Diputados como en el Senado sus integrantes. El cierre de listas, la derrota electoral y la forma de conducción política con impronta exclusiva del Ejecutivo son los motivos principales de la fisura, de la división que hoy parece indeclinable entre quienes proponen seguir a María Eugenia Vidal, apostar por Horacio Rodríguez Larreta o una nueva construcción opositora.

Actualmente, la gobernadora tiene un bloque de 44 diputados y 23 senadores. Cuenta con quórum propio en la Cámara alta y araña la mayoría en la Cámara baja. Pero a partir de diciembre Cambiemos se desinflará y dejará de funcionar como tal en el Poder Legislativo bonaerense.

 

 

En el cierre de listas, Vidal echó al sector de Emilio Monzó de las nóminas seccionales. Ningún dirigente que responde al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación fichó para ser candidato y renovar su banca por Cambiemos. Solo quedaron la senadora Ana Laura Geloso y el diputado Guillermo Bardón, ambos con mandato vigente hasta 2021. El resto (los diputados Marcelo Daletto, Oscar Sánchez y los senadores Gabriel Monzó, Marcelo Pacífico y Eduardo Schiavo) dejarán sus bancas en diciembre. La decisión le traerá consecuencias al Ejecutivo.

La construcción futura de Monzó será en un camino distinto al que trace Vidal, quien tiene un pie afuera de la gobernación tras la aplastante derrota que sufrió en las Primarias. Una “oposición constructiva”, se animan a decir en el monzoísmo, donde saben que –de ser gobernador– Axel Kicillof necesitará de la oposición para mover leyes.

 


(Monzó, Kicillof y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez, en la sesión del miércoles pasado donde se votó la Emergencia Alimentaria. La foto corrió como reguero de pólvora)


“Después de diciembre, el bloque va a desarmarse, es lógico. Hay que ver cómo se da esa discusión”, le dijo a Letra P un diputado provincial de raíz peronista. Integrantes con “visión o tradición” peronista en los bloques de Cambiemos hay varios. Aparecen en este pelotón, y con dos años más de mandato, los diputados Mario Giaccobe, María Elena Torresi, Hugo Oroño, Santiago Passaglia y Bardón, además de los senadores Lucas Fiorini (responde al ministro de Gobierno y ex intendente de San Miguel, Joaquín De la Torre) y Geloso.

Cuando juntó a los legisladores luego de la derrota por 18 puntos que sufrió en el 11A, Vidal tuvo que escuchar las críticas sobre cómo se encaró la campaña y cómo se “olvidaron” de los legisladores. En realidad, fue la falta de comunicación y la idea –irrenunciable- de que pasasen todas las decisiones de campaña por el Jefe de Gabinete, Federico Salvai, y el subscretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, el detonante que hizo exteriorizar la crisis interna, además –claro- del armado de las listas.

 


El diputado peronista que integra el bloque Cambiemos, Mario Giaccobe (Foto: AGLP)


LARRETA '23. Luego de las PASO, que dibujaron un escenario de elecciones generales, el nombre que queda en pie como futura terminal política opositora a un nuevo gobierno peronista es el del Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, siempre y cuando reitere un triunfo sobre Matías Lammens, para lo cual debiera evitar el ballotage, coinciden diversos analistas políticos. A la figura de Larreta se llega casi por descarte. “Es difícil ir atrás de Vidal cuando es probable que pierda por 20 puntos en octubre”, analiza calculadora en mano un diputado de Cambiemos. Es en ese momento cuando asoma el nombre del actual Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma. Pese a todo, como contó Letra P, Vidal no abandona la estrategia de convertirse en la jefa de la oposición anti K. 

Es la discusión que tiene por estos días el peronismo en Cambiemos que confluye en la Legislatura. Algunos integrantes dicen que no “traicionarán” a Vidal. Otros no hablan de traición, prefieren explicar que se trata de una construcción diferente. “No vamos a hacer antividalismo, pero quedó claro que su margen de conducción ya no es el mismo”. En diciembre no sorprendería la irrupción de un bloque PRO Peronista en alguna de las cámaras del palacio legislativo de Buenos Aires.