X

La Sexta se la quedó Cambiemos, pero la diferencia entusiasma a Todos

El vidalismo retuvo nueve distritos, entre ellos Bahía Blanca, bisagra electoral por su peso poblacional. Pero perdió tres. El peronismo se quedó con siete. Perdió Corvatta.
Por 12/08/2019 14:13

En la Sexta sección electoral la victoria volvió a quedársela Juntos por el Cambio y Bahía Blanca, por su caudal electoral, fue el distrito con el que el vidalismo sacó la diferencia. Sin embargo, los márgenes no fueron amplios, escenario que ilusiona al frente Todos.

Tal como ocurrió en 2015 y 2017, la región sureña del territorio bonaerense se pintó de amarillo. A la luz de los resultados en las contiendas nacional y de la provincia de Buenos Aires, que golpearon las ambiciones releccionistas del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, los guarismos alcanzados en la Sexta fueron una pequeña bocanada de aire para el oficialismo.

 

 

La fórmula presidencial de Juntos por el Cambio quedó arriba con el 40.95% de los votos. A poca distancia, a 3.14 puntos, se ubicó el binomio de los Fernández. Los números fueron similares en la competencia provincial. Vidal alcanzó el 44.12% de los votos, 33385 sufragios más que el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.

La cifra se irradia en la sección, donde se ponen en juego seis escaños en el Senado provincial. La nómina de Juntos por el Cambio, que encabeza el intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz, logró el 41.61% de los votos, 25.600 sufragios más que los alcanzados en igual ronda electoral en 2015.

Frente de Todos, que puso a la cabeza al intendente de Laprida, Alfredo Fisher, logró 37,09% de acompañamiento del electorado. Si bien la distancia con el oficialismo es sólo de 20 mil sufragios, el peronismo no logró fidelizar la suma de votos que en 2015 logró el Frente para la Victoria y Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), alianza que lideró el massismo, hoy bajo el paraguas de Todos. La estrategia camino a octubre será encontrar la forma de alcanzar esa cifra para poder superar a Juntos por el Cambio.

 

 

CAMBIEMOS ARRIBA. Aunque no logró la amplia diferencia de rondas electorales precedentes, el intendente de Bahía Blanca se quedó con el triunfo en su pago chico. Héctor Gay superó por 4337 votos al senador Federico Susbielles, quien se entusiasma con la posibilidad de revertir los resultados.

El bendecido por Hirtz en Adolfo Alsina cumplió. Javier Andrés se quedó con la interna de Juntos por el Cambio y superó por 30 puntos al precandidato del Frente de Todos, Jorge Cabrera.

En Coronel Dorrego, el triunfo fue para el intendente Raúl Reyes con el 46,64%, quien superó al peronista Osvaldo Barcelona, que obtuvo 34,99%. También ganó el oficialismo de Coronel Pringles. El concejal Lisandro Matzkin, quien cuenta con el respaldo del intendente Carlos Berterret, superó con el 42,61% de los votos a Ignacio Letona de Frente de Todos. En tercer lugar quedó el precandidato de Consenso Federal, el ex intendente Carlos Oreste.

 

 

En Punta Alta, partido de Coronel Rosales, también el triunfo fue para las banderas amarillas. Mariano Uset alcanzó el 47,27% del respaldo, contra el 18,35% logrado por la suma de los votos obtenidos por los precandidatos del frente Todos. La interna fue favorable para Gustavo Sartori.

Martín Randazzo, de General La Madrid, se quedó con el triunfo en su distrito. El intendente radical alcanzó el 55,68% del respaldo. En segundo lugar se ubicó Silvia Caballero (Todos) con 36 puntos. También triunfó Guillermo Pacheco, de Pellegrini, que se impuso por una diferencia de 27 puntos contra María Iglesias, la representante de Todos.

La performance se replicó en Puan, donde el radical Facundo Castelli superó por 9% de los votos a Dario Rueda, candidato de Todos, y también en Tornquist, donde Sergio Bordoni le ganó por tres puntos al ex intendente Gustavo Trankels.

 

 

CAMBIEMOS ABAJO. En Coronel Suárez, el triunfo fue para el peronismo. El ex intendente Ricardo Móccero arrasó en las urnas y las proyecciones indican que volverá a conducir el municipio que hoy está en manos del radical Roberto Palacio, que se corrió de la reelección.

También en Carmen de Patagones las PASO anticipan un cambio de escenario en el orden local. El ex intendente Ricardo Curetti (Todos) obtuvo el 53% del respaldo. El actual jefe comunal, José Zara, quedó segundo con el 34,51% de los votos.

Tampoco Jorge Hernández de Salliqueló pudo defender el pago chico. Por menos de dos puntos quedó detrás del Ariel Sucurro, representante de Todos.

LA DEFENSA PJ. Los intendentes del peronismo de la Sexta sección cercaron su territorio y consiguieron triunfos en el orden local.

En Adolfo Gonzales Chaves, el intendente Marcelo Santillán logró quedarse con el triunfo con el 35,32% de los votos. En segundo lugar se ubicó el vecinalismo con 30 puntos y tercero el representante de Cambiemos con 28,54 puntos.

 

 

En Benito Juárez, Julio Marini, jefe comunal y representante de Todos, alcanzó el 58,99% del respaldo electoral contra el 25,12% de Juan Camio, del vidalismo.

En Daireaux, el intendente peronista Alejandro Acerbo se quedó con el triunfo. Logró el acompañamiento del 58,08% de la población, mientras que Luis Oliver se ubicó detrás con 36 puntos.

En Guaminí, José Nobre, quien reemplazó a Néstor Álvarez, podría conseguir en octubre su mandato legítimo. En esta rueda se quedó con el 54,06% de los votos. En la interna de Cambiemos el triunfo fue para Luis Poehls.

Pablo Torres, de Laprida, le cuidó los votos a Fisher. El candidato del Frente de Todos se posicionó en el primer lugar con el 57,86% de los votos, dejando en segundo lugar al postulante de Juntos por el Cambio, Mauro Estrabeau, que obtuvo el 36,71%.

Los números de Monte Hermoso indican que en octubre podría regresar al municipio el ex intendente Alejandro Dichiara. Este domingo obtuvo el 58,61% del respaldo, 30 puntos más que la representante del vidalismo, Victoria Dupuy.

 

 

También Roberto Álvarez, de Tres Lomas, conseguiría renovar su mandato si en octubre se replican los resultados de las PASO. El intendente logró el 54,75% del respaldo contra el 37% alcanzado por Luciano Spínolo.

La sorpresa entre los intendentes peronistas la dejó Hugo Corvatta, de Saavedra. El intendente quedó en segundo lugar, dos puntos abajo del candidato de Juntos por el Cambio, Gustavo Notararigo.

VECINALISMO. En la Sexta, volvieron a poner su sello de identidad local los intendentes de Tres Arroyos y Villarino.

Carlos Sánchez se impuso con el 37,82% de los votos. En segundo lugar se ubicó la representante del Frente de Todos, María Moreno, quien ganó la interna, y en tercera posición el candidato de Juntos por el Cambio, Gustavo Oosterbaan.

Carlos Bevilacqua de Villarino obtuvo el 38,24 del acompañamiento electoral, sacando una ventaja de 12 puntos a la ex intendenta Patricia Cobello. Tercero quedó el representante de Cambiemos, Mauro Chiarellotto.