X
Alejados del resto de los frentes que compiten en la provincia, seis dirigentes territoriales se anotaron como precandidatos de Consenso Federal, la fuerza que busca sortear la polarización.
Por 26/07/2019 10:51

Seis dirigentes que ya han experimentado el rol de conducir un distrito abrazaron el slogan “ni Macri, ni Cristina” y volcaron sus proyecciones electorales fichando en Consenso Federal, la fuerza que lidera el precandidato a presidente Roberto Lavagna. Dos buscan la reelección y cuatro, volver a gobernar sus municipios.

El cierre de listas ordenó la posición partidaria de los 135 intendentes de acuerdo a cómo competirán en las próximas elecciones, independientemente de si van por la reelección o si bendijeron a alguien para que lo suceda en el cargo. El mapa muestra que el oficialismo, que en esta rueda participa con el sello Juntos por el Cambio, sólo perdió Mar del Plata, cuyo intendente, Carlos Arroyo, se quedó sin lugar en el frente y compite con su espacio vecinalista. Hasta octubre, 68 municipios estarán pintados de amarillo.

La fusión del FpV-Unidad Ciudadana con el Frente Renovador en el Frente de Todos implica que 62 jefes comunales militarán las fórmulas Fernández- Fernández y Kicillof-Magario. El vecinalismo se reacomodó y solo tres intendentes, incluyendo el marplatense, compiten con boleta corta. De los restantes jefes comunales, dos competirán con la boleta lavagnista.

 

 

En el incipiente grupo que tributa para Consenso se anotó el mandamás de Chivilcoy, Guillermo Britos, quien antes había coqueteado con el vidalismo. Como contó Letra P, las negociaciones entre el chivilcoyano y el lavagnismo avanzaron luego de que se cerrarse la posibilidad de que el ex comisario se sumara a Juntos por el Cambio, como hacía prever inicialmente el fichaje de Integrar –partido que lo tiene como referente- dentro del frente oficialista en el orden bonaerense. Descartadas las conversaciones con el vidalismo, Britos reflotó los lazos con la mesa societaria de Consenso y posibilitó no sólo su ingreso sino también el de su hermano, el actual diputado provincial Fabio Britos, quien quedó como cabeza de nómina de la Cuarta sección electoral. En 2015, Britos llegó al municipio de la mano del Frente Renovador (FR).

Para el lavagnismo también firmó el jefe comunal de Carmen de Areco, Marcelo Skansi. El intendente, cuyo armado responde a la propuesta vecinalista Nueva Alternativa Carñema, no había inscripto su espacio en ninguno de los frentes que competirán en la provincia de Buenos Aires y había anticipado que competiría con lista corta, pese a que supo adherir al Frente para la Victoria y en los últimos años también se lo vinculó a Cambiemos. Sin embargo, finalmente se anotó como precandidato de la alianza Consenso Federal.

 

 

LOS QUE QUIEREN VOLVER. Según las listas registradas en la Junta Electoral para competir en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), además de dirigentes que en otros turnos compitieron en alianza con otros espacios, aparecen apostando por el frente del economista cuatro ex jefes comunales que buscan volver a conducir sus municipios.

Uno es el radical de Olavarría José Eseverri, quien condujo el distrito desde 2007 hasta 2015, cuando fue derrotado en las urnas por el actual intendente, el macrista Ezequiel Galli. En aquella incursión, el mandamás, que fue uno de los ideólogos del Frente Renovador, abandonó a Sergio Massa para respaldar la fallida postulación de Daniel Scioli. En 2017 se acercó al massismo, pero antes del cierre de alianzas y debido al acuerdo del tigrense con Cristina Fernández de Kirchner, se corrió de su armado y llamó a acompañar la propuesta que encabeza Lavagna y el salteño Juan Manuel Urtubey.

 

 

El frente también incorporó al ex intendente de 9 de Julio, el radical Walter Battistella. El dirigente estuvo al frente del municipio entre 2005 y 2015, año en el que fue derrotado en las PASO de Cambiemos por el macrista Mariano Barroso, quien finalmente triunfó en octubre.

Sin posibilidad de competir, se alejó del radicalismo e inscribió en la Junta Electoral a su fuerza vecinalista, 9 de Julio para Todos, para asegurarse su participación. Buscará quedarse con el municipio de la mano del lavagnismo.

 

 

A esta alianza también se sumó el ex intendente de Pergamino, el radical HéctorCachiGutiérrez. En el municipio entre 1999 y 2013, el ex diputado nacional volvió al ruedo local tras imponerse en la interna radical. Con esa base, y alineado con los radicales críticos, se alejó de Cambiemos y fue uno de los primeros en subirse a la propuesta de Lavagna.  

Otro que quiere regresar bajo el paraguas de esta oferta es el ex intendente de Coronel Pringles Carlos Oreste. De origen radical, en 2015, tras tributar para el massismo, compitió con el sello de Cambiemos y perdió frente al vecinalista Carlos Berterret, quien no buscará la reelección de su mandato.