ELECCIONES 2019 | LA ECONOMÍA

Precios Esenciales: los súper usan marcas “pindonga” para cubrir faltantes

La canasta de 64 productos congelados cumple tres meses en góndola y los proveedores están entregando al 70%. Los salvan las marcas propias o terceras marcas. Buenas ventas y la apuesta al ballotage.

Cumple esta semana tres meses en funcionamiento el plan Precios Esenciales, con buenas ventas pero con los mismos problemas operativos de aquel post parto en abril. Uno central: la entrega de de la canasta de 64 productos congelados se ubica en un 70% y los grandes supermercados deben cubrir lo restante con marcas propias, segundas y hasta terceras marcas. Si bien el Gobierno, a través de la Secretaría de Comercio, aseguró a Letra P que el cumplimiento es del 84%, los datos de la cadena reflejan que los proveedores siguen con inconvenientes para entregar lo prometido.

 

Esta semana, los súper se vieron inundados de preguntas sobre lo que Cristina Fernández de Kirchner denominó marcas “pindonga o cuchuflito”. Trataron de detallar que esas variantes están respaldando el plan de Esenciales. Más allá de la expresión de la ex presidenta, el fenómeno ya venía creciendo y, de hecho, los productos más vendidos de los que están en congelados son marcas de las menos conocidas.

 

¿Cómo explican los proveedores que no se pueda cumplir con las entregas? La demanda es sostenida pero, a la vez, es casi lo único que crece levemente en ventas. Por eso hay empresas que no están dispuestas a producir excedentes de un producto que se vende barato, cuando están sobre estoqueados de bienes que comercializan más caro y son masivos. En algunos otros casos, por ejemplo el de las pymes que están dentro de la canasta, el problema es más notorio.

 

El Gobierno dice que la entrega es del 84%; los súper, que no llega al 70%. 

 

 

Lo positivo de Precios Esenciales es que, según cifras de las cadenas, sumó dos puntos en su participación en las ventas. Naturalmente, no tuvo mayor injerencia en las ventas totales, dado que el INDEC en mayo reportó un derrumbe de 13,5% interanual en supermercados. Pero no es menor que algo crezca en la recesión. En números, si se toma la venta solo de los productos de precios esenciales durante el programa (del 22 de abril al 23 de julio) y se lo contrasta con el período inmediatamente anterior, (entre el 1 de marzo y el 22 de abril) creció 29% en unidades. En las categorías donde está presente el programa, la participación de la venta pasó de 2.2% a casi el 3%.

 

La contracara: los precios por fuera de la canasta subieron exponencialmente y le meten presión a los que están sin cambio. De acuerdo a un relevamiento del diario Clarín, la diferencia de valores entre Esenciales y no congelados es del 65%.

 

En el Ejecutivo es escaso el manejo de datos concretos del plan y aguardan que las consultoras que miden el sector retail ofrezcan cifras sobre la evolución. Mientras tanto, empezó a charlarse informalmente la continuidad o no de los congelados. El vencimiento del acuerdo es justo en octubre. “Está andando bien, seguro lo van a querer renovar hasta después del ballotage”, contó un supermercadista que negocia a diario con el Gobierno. Según fuentes oficiales, la intención es renovarlo y ampliarlo hasta fin de año, cuando también vence el programa Ahora 12.

 

Toto Caputo se defiende de los cuestionamientos
Toto Caputo pone en marcha la Fase 2

También te puede interesar