X

Nuevamente, la licitación se hizo con seguro de tipo de cambio. Se adjudicaron cerca de $3 mil millones. Febrero y abril de 2020, los vencimientos. Es la tasa más alta durante la gestión V.

Redacción 19/07/2019 11:41

En un nuevo tramo del programa de emisión de Letras del Tesoro, el gobierno de María Eugenia Vidal volvió a recurrir a una herramienta a la que ya echó mano en los últimos meses con el objetivo de atraer inversores en un contexto de mercados internacionales cerrados: las Letras duales, las cuales –en un marco de incertidumbre cambiaria con miras a un futuro próximo- aseguran un interés compensatorio ante una eventual suba del tipo de cambio entre la fecha de emisión y su vencimiento.

La particularidad de este mes es que las dos emisiones realizadas por la administración vidalista –por un total de $2.861 millones- tendrán que cancelarse durante la próxima gestión, en febrero y abril de 2020.

Según se refleja en los resultados de la licitación, las Letras a 286 días con vencimiento el 30 de abril de 2020 tuvieron una tasa fija nominal anual de corte del 59,90%, la más alta registrada al momento durante la gestión V. Aquí, se ofertaron $1.631.491.746 y se adjudicaron $1.479.435.273.

Para las Letras a 224 días, con vencimiento el 28 de febrero de 2020, tuvieron una tasa fija nominal anual de corte del 57%. Aquí, se ofertaron $1.760.012.051 y se adjudicaron $1.381.902.278.
 


En ambos casos se pagará al vencimiento la tasa nominal anual licitada (57% para las Letras a 224 días y 59,9% para las Letras a 286 días). Si la turbulencia golpea fuerte en los próximos meses y es superior a esas tasas licitadas, lo que se pagará a los tenedores es la variación del tipo de cambio más una tasa adicional (del 6,5% para las Letras a 224 días y 7,5% ara las Letras a 286 días), lo cual les asegura ganancia.

En este tramo, el Ejecutivo omitió recurrir a los plazos más estrechos y apostó a captar deuda corta a pagar en la primera mitad del próximo año. Lo hace luego de un mes donde tuvo que afrontar su carga de deuda más pesada -840 millones de dólares- por bonos que emitió Vidal al inicio de su mandato.  

Días atrás, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, había defendido el esquema de endeudamiento de la Provincia, más allá de haber admitido un crecimiento del volumen de la deuda durante la presente gestión.