X
El ministro de Economía bonaerense disparó contra quienes idealizan “volver a la economía medieval de vivir con lo puesto”. Admitió un aumento de la deuda pero sostuvo que “es para obra”.
Redacción 17/07/2019 12:41

El ministro de Economía Hernán Lacunza, uno de los funcionarios vidalistas más vehementes a la hora de responder críticas de la oposición, eligió un medio cercano al oficialismo para publicar una nota de opinión en la que defendió el crecimiento del endeudamiento bonaerense durante la gestión de María Eugenia Vidal y cargó contra el “enfoque algo rudimentario” de quienes cuestionan la toma de deuda. Así, analizó: “Como menos deuda es más ajuste, algún día aquellos que sobreactúan escandalizarse por el nivel de deuda y condenar a ‘ajustadores’ sin percibir su contradicción, deberían explicar los ‘desajustes’ que dejaron cuando fueron gobierno, que, invariablemente, pagan los vecinos y contribuyentes”.

En una columna de opinión publicada en Clarín, graficó el posicionamiento de quienes objetan el aumento de la deuda provincial durante la actual gestión, algo que admitió: “’No importa, todo aumento de deuda es malo’, gritaría un enfoque algo rudimentario de las finanzas públicas que idealizara volver a la economía medieval de ‘vivir con lo puesto’. Con igual criterio, habría que repudiar las compras con tarjeta o las cuotas para electrodomésticos”, rebatió.

 

 

Días atrás, Lacunza cruzó a su antecesora en el cargo, Silvina Batakis, por la tasa de desempleo en la provincia. La ministra de Economía del último periodo del sciolismo también había cuestionado previamente en las redes sociales la política de endeudamiento bonaerense y, al exhibir un gráfico donde se refleja una fuerte brecha en la relación deuda/infraestructura, refutó: "Es mentira que la deuda fue para obras. El endeudamiento de cada año fue muy superior a la inversión en capital que realizó la gobernadora".

En ese contexto, el ministro de Vidal reconoció que hubo un incremento de “700 millones de dólares” en la deuda bonaerense pero que en el trascurso de la actual gestión “la Provincia habrá invertido USD 7.000 millones (un 6,5% del presupuesto de los cuatro años), casi el doble de los USD 3.800 millones registrados entre 2011-15 (3,5% del Presupuesto)”.

 

 

Así, al advertir que “no es lo mismo endeudarse para cambiar la heladera que para irse de vacaciones”, Lacunza afirmó que la Provincia recuperó el superávit corriente en 2017 (solo excluye inversión), por lo que cualquier aumento de deuda es para obra”. Y detalló que “cada peso conseguido lo destináramos a obras”, al enumerar “234 centros de salud en el conurbano, 66 guardias de los hospitales, cloacas nuevas para 700 mil personas, agua potable para un millón de habitantes, 300 obras hidráulicas, entre cientos de obras que terminarán este año”.

“Habremos ‘engordado’ USD 700 millones de deuda a cambio de USD 7.000 millones de nuevo músculo para atenuar la deuda social acumulada en tres décadas”, enfatizó en la columna graficada por una foto del bypass rutero de Luján que, paradójicamente, no fue realizado con fondos bonaerenses, sino provenientes de Vialidad Nacional.