X
Una semana después de la ronda de sondeos orientada a socios peronistas de Cambiemos, el gobernador salteño mantiene negociaciones para atenuar la pérdida de votos de Vidal por quedar atada a Macri.
Por 08/06/2019 15:49

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mantiene contactos con su par salteño, el precandidato presidencial de Alternativa Federal Juan Manuel Urtubey, para utilizar el sistema de colectoras en la Provincia de Buenos Aires durante las generales de octubre. Las versiones crecieron este viernes por la noche, mientras se acorta la cuenta regresiva para el cierre de alianzas del 12 de junio y del 22 para las candidaturas que se medirán en las PASO nacionales del 11 de agosto.

Durante una conferencia en la Universidad Austral, el mandatario salteño negó los contactos públicamente y luego relativizó las posibilidades. Sin embargo, los intercambios fueron confirmados a Letra P por funcionarios de administración bonaerense, en el cierre de la primera semana de negociaciones iniciadas por Cambiemos para rehabilitar el uso de colectoras en las próximas elecciones de octubre. Si bien las colectoras fueron anuladas mediante un decreto presidencial, Vidal cuenta con el aval de Macri para negociar esa estrategia electoral y cambiar la decisión ejecutiva con el aval de las la Justicia, que podría anular ese decreto.

 

 

Apenas la Casa Rosada confirmó la predisposición para retroceder sobre sus pasos, distintos destinatarios de la propuesta cerraron la posibilidad de abrir eventuales colectoras en la Provincia de Buenos Aires para aumentar las chances de Vidal por su reelección, en un territorio que no tiene segunda vuelta. Una opción fue propuesta al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que negó reuniones con Vidal al respecto. La otra llegó a las puertas del salteño Urtubey, que con la rehabilitación de las colectoras combinaría su candidatura presidencial por Alternativa Federal con la posibilidad adherir su aspiración a la de Cambiemos en territorio bonaerense.  

 

 

La pieza que incrementó la necesidad de Vidal por tejer acuerdos por fuera de Cambiemos es la caída de la imagen del presidente Mauricio Macri en la búsqueda por la reelección. En la Provincia de Buenos Aires, y especialmente en el conurbano, la figura del líder del PRO le resta votos a Vidal. Esa variable empeoró desde que Massa abrió las negociaciones con la fórmula de Alberto Fernández para presidente y CFK como vice.

Poco después de su proclamación Cambiemos analizó la posibilidad de revertir la anulación del uso de las colectoras ante los riesgos de una derrota de Vidal en la provincia. En ese abanico de riesgos, la colectora con Urtubey aparece como un atenuante, dentro de la estrategia nacional de Cambiemos por evitar un proceso de unificación del peronismo o, al menos, retrasar lo más posible la fuga de votos al kirchnerismo.

Con menos vuelo, el globo del Plan Y resiste de la mano de Urtubey

Una semana después de la ronda de sondeos orientada a socios peronistas de Cambiemos, el gobernador salteño mantiene negociaciones para atenuar la pérdida de votos de Vidal por quedar atada a Macri.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mantiene contactos con su par salteño, el precandidato presidencial de Alternativa Federal Juan Manuel Urtubey, para utilizar el sistema de colectoras en la Provincia de Buenos Aires durante las generales de octubre. Las versiones crecieron este viernes por la noche, mientras se acorta la cuenta regresiva para el cierre de alianzas del 12 de junio y del 22 para las candidaturas que se medirán en las PASO nacionales del 11 de agosto.

Durante una conferencia en la Universidad Austral, el mandatario salteño negó los contactos públicamente y luego relativizó las posibilidades. Sin embargo, los intercambios fueron confirmados a Letra P por funcionarios de administración bonaerense, en el cierre de la primera semana de negociaciones iniciadas por Cambiemos para rehabilitar el uso de colectoras en las próximas elecciones de octubre. Si bien las colectoras fueron anuladas mediante un decreto presidencial, Vidal cuenta con el aval de Macri para negociar esa estrategia electoral y cambiar la decisión ejecutiva con el aval de las la Justicia, que podría anular ese decreto.

 

 

Apenas la Casa Rosada confirmó la predisposición para retroceder sobre sus pasos, distintos destinatarios de la propuesta cerraron la posibilidad de abrir eventuales colectoras en la Provincia de Buenos Aires para aumentar las chances de Vidal por su reelección, en un territorio que no tiene segunda vuelta. Una opción fue propuesta al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que negó reuniones con Vidal al respecto. La otra llegó a las puertas del salteño Urtubey, que con la rehabilitación de las colectoras combinaría su candidatura presidencial por Alternativa Federal con la posibilidad adherir su aspiración a la de Cambiemos en territorio bonaerense.  

 

 

La pieza que incrementó la necesidad de Vidal por tejer acuerdos por fuera de Cambiemos es la caída de la imagen del presidente Mauricio Macri en la búsqueda por la reelección. En la Provincia de Buenos Aires, y especialmente en el conurbano, la figura del líder del PRO le resta votos a Vidal. Esa variable empeoró desde que Massa abrió las negociaciones con la fórmula de Alberto Fernández para presidente y CFK como vice.

Poco después de su proclamación Cambiemos analizó la posibilidad de revertir la anulación del uso de las colectoras ante los riesgos de una derrota de Vidal en la provincia. En ese abanico de riesgos, la colectora con Urtubey aparece como un atenuante, dentro de la estrategia nacional de Cambiemos por evitar un proceso de unificación del peronismo o, al menos, retrasar lo más posible la fuga de votos al kirchnerismo.