X

Con Vidal o Kicillof, La Cámpora no cederá poder en la Legislatura

Así gane Juntos por el Cambio o el Frente de Todos, la organización K no se achica y preserva su influencia en las cámaras provinciales para oponerse o apoyar al próximo gobierno bonaerense.
Por 25/06/2019 18:48

A pesar de que la construcción del Frente de Todos supuso un aumento considerable de la cantidad de aspirantes a ocupar espacios en las listas del peronismo bonaerense para la Legislatura -fundamentalmente, por el ingreso del massismo-, La Cámpora tiene chances de no ceder poder: la agrupación K logró insertarse en las listas de casi todas las secciones electorales de la provincia de Buenos Aires.

Ocho legisladores de la organización dejarán las cámaras provinciales el 10 de diciembre, pero podrán entrar cinco nuevos nombres que se suman a los cuatro que tienen dos años más de mandato. Además, otros tres actuales legisladores van por la renovación de sus bancas para ampliar así la representación de la agrupación K. Con viento a favor, La Cámpora puede tener, a partir del próximo 10 de diciembre, 14 legisladores puros.

El líder de la agrupación, Máximo Kirchner, y el diputado nacional Eduardo "Wado" De Pedro, lograron mantener la cuota camporista en las listas seccionales de la provincia de Buenos Aires y distintos dirigentes de La orga ocuparán lugares tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. Al igual que Massa, La Cámpora tampoco perdió en el reparto legislativo y así sea María Eugenia Vidal o Axel Kicillof quien esté al frente de la gobernación en el turno 2019-2023, la agrupación K dirá presente. 

 

 

PRIMERA. Se ponen en juego quince lugares para la Cámara de Diputados. La Cámpora consiguió el puesto tres de la boleta del Frente de Todos. Firmó allí el actual legislador y primo político de Wado Santiago “Lalo” Révora. Además, en el casillero seis (una posición de probable acceso) está Roxana López, funcionaria del gobierno de Tigre y militante de la organización. Resignó la banca de Lucía Portos, que no renovará su mandato, y de Juan Debandi, que competirá por la intendencia de Tres de Febrero.

SEGUNDA. En las localidades del noroeste del territorio bonaerense se elegirán cinco senadores provinciales. La Cámpora se quedó con el puesto número dos de esa lista del Frente de Todos. Es para Facundo Ballesteros, concejal de Unidad Ciudadana en el municipio de San Andrés de Giles. Fue el dirigente al que le allanaron la casa en busca de un aerosol por ser el presunto autor de un escrache al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, en febrero de 2016 en la localidad de Carlos Tejedor. No renovará la senadora Cecilia Comerio, aunque participará de la interna del Frente de Todos en San Nicolás: quiere ser la candidata a intendenta.
 


TERCERA. No firmaron los actuales senadores Santiago Carreras y Jorge Romero. El primero ocupó una banca por dos períodos y era una posibilidad su ingreso, que finalmente no se dio. De Romero ya se sabía que no integraría ninguna lista. El legislador fue acusado de acoso sexual por una militante kirchnerista y fue apartado de las actividades de la organización. Sin embargo, la cabeza de lista es para Emanuel González Santalla, un ex concejal que actualmente es secretario de Gestión Ciudadana del municipio de Avellaneda. Tuvo el respaldo del intendente de esa localidad y vicepresidente del Instituto Patria, Jorge Ferraresi, para encabezar la boleta.

CUARTA. La joven oriunda de Chacabuco Micaela Olivetto firmó el cuarto lugar de la lista para diputados. El puesto es de acceso seguro, ya que por esa sección se eligen 14 bancas. Allí, La Cámpora no logró que renovaran los actuales diputados Miguel Ángel Funes y Lauro Grande. Una particularidad es que los salientes legisladores no son de la sección. Funes es de Lomas de Zamora y Grande, de San Martín. En el puesto siete de la lista también firmó Santiago Fraschina, director de la carrera de Economía en la Universidad Nacional de Avellaneda. 

QUINTA. La Cámpora intentará retener el lugar del actual diputado José Ignacio Rossi. El legislador de Chascomús quedó en el casillero cinco de la lista. Se eligen 11 lugares. Está en una zona gris y depende en buena parte de los votos que se traccionen desde la localidad de Mar del Plata.

 


SEXTA. La Cámpora se aseguró el segundo lugar de la lista de candidatos a senadores. Es para Ayelén Durán. No continuará el senador Juan Manuel Pignocco, que no es de la sección y formó parte del esquema que tuvo a José Ottavis como referente, hoy alejado del kirchnerismo. 

SÉPTIMA. Buscará su renovación el diputado César Valicenti. El legislador hizo valer su relación con Máximo en la discusión seccional, ya que la cabeza de la lista fue disputada entre él y Walter Abarca, el vicepresidente del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara baja, que contó con el respaldo de los intendentes seccionales, que no pudieron limar a la agrupación K. Valicenti tiene que sacar 30 mil votos para ingresar. Sería una catástrofe si no lograse entrar.

OCTAVA. La Cámpora no coló candidatos por la región capital. Sin embargo, en la Cámara de Diputados, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, tiene sintonía fina con la organización y dos años más por delante como legisladora.

Quienes ingresen a la Legislatura se sumarán a las diputadas camporistas Mariana Larroque Fernanda Díaz y al legislador Facundo Tignanelli, a quienes les quedan dos años de mandato; además de Maria Daffunchio y Gervassio Bozzano, en la misma situación pero en el Senado bonaerense.

Con Vidal o Kicillof, La Cámpora no cederá poder en la Legislatura

Así gane Juntos por el Cambio o el Frente de Todos, la organización K no se achica y preserva su influencia en las cámaras provinciales para oponerse o apoyar al próximo gobierno bonaerense.

A pesar de que la construcción del Frente de Todos supuso un aumento considerable de la cantidad de aspirantes a ocupar espacios en las listas del peronismo bonaerense para la Legislatura -fundamentalmente, por el ingreso del massismo-, La Cámpora tiene chances de no ceder poder: la agrupación K logró insertarse en las listas de casi todas las secciones electorales de la provincia de Buenos Aires.

Ocho legisladores de la organización dejarán las cámaras provinciales el 10 de diciembre, pero podrán entrar cinco nuevos nombres que se suman a los cuatro que tienen dos años más de mandato. Además, otros tres actuales legisladores van por la renovación de sus bancas para ampliar así la representación de la agrupación K. Con viento a favor, La Cámpora puede tener, a partir del próximo 10 de diciembre, 14 legisladores puros.

El líder de la agrupación, Máximo Kirchner, y el diputado nacional Eduardo "Wado" De Pedro, lograron mantener la cuota camporista en las listas seccionales de la provincia de Buenos Aires y distintos dirigentes de La orga ocuparán lugares tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. Al igual que Massa, La Cámpora tampoco perdió en el reparto legislativo y así sea María Eugenia Vidal o Axel Kicillof quien esté al frente de la gobernación en el turno 2019-2023, la agrupación K dirá presente. 

 

 

PRIMERA. Se ponen en juego quince lugares para la Cámara de Diputados. La Cámpora consiguió el puesto tres de la boleta del Frente de Todos. Firmó allí el actual legislador y primo político de Wado Santiago “Lalo” Révora. Además, en el casillero seis (una posición de probable acceso) está Roxana López, funcionaria del gobierno de Tigre y militante de la organización. Resignó la banca de Lucía Portos, que no renovará su mandato, y de Juan Debandi, que competirá por la intendencia de Tres de Febrero.

SEGUNDA. En las localidades del noroeste del territorio bonaerense se elegirán cinco senadores provinciales. La Cámpora se quedó con el puesto número dos de esa lista del Frente de Todos. Es para Facundo Ballesteros, concejal de Unidad Ciudadana en el municipio de San Andrés de Giles. Fue el dirigente al que le allanaron la casa en busca de un aerosol por ser el presunto autor de un escrache al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, en febrero de 2016 en la localidad de Carlos Tejedor. No renovará la senadora Cecilia Comerio, aunque participará de la interna del Frente de Todos en San Nicolás: quiere ser la candidata a intendenta.
 


TERCERA. No firmaron los actuales senadores Santiago Carreras y Jorge Romero. El primero ocupó una banca por dos períodos y era una posibilidad su ingreso, que finalmente no se dio. De Romero ya se sabía que no integraría ninguna lista. El legislador fue acusado de acoso sexual por una militante kirchnerista y fue apartado de las actividades de la organización. Sin embargo, la cabeza de lista es para Emanuel González Santalla, un ex concejal que actualmente es secretario de Gestión Ciudadana del municipio de Avellaneda. Tuvo el respaldo del intendente de esa localidad y vicepresidente del Instituto Patria, Jorge Ferraresi, para encabezar la boleta.

CUARTA. La joven oriunda de Chacabuco Micaela Olivetto firmó el cuarto lugar de la lista para diputados. El puesto es de acceso seguro, ya que por esa sección se eligen 14 bancas. Allí, La Cámpora no logró que renovaran los actuales diputados Miguel Ángel Funes y Lauro Grande. Una particularidad es que los salientes legisladores no son de la sección. Funes es de Lomas de Zamora y Grande, de San Martín. En el puesto siete de la lista también firmó Santiago Fraschina, director de la carrera de Economía en la Universidad Nacional de Avellaneda. 

QUINTA. La Cámpora intentará retener el lugar del actual diputado José Ignacio Rossi. El legislador de Chascomús quedó en el casillero cinco de la lista. Se eligen 11 lugares. Está en una zona gris y depende en buena parte de los votos que se traccionen desde la localidad de Mar del Plata.

 


SEXTA. La Cámpora se aseguró el segundo lugar de la lista de candidatos a senadores. Es para Ayelén Durán. No continuará el senador Juan Manuel Pignocco, que no es de la sección y formó parte del esquema que tuvo a José Ottavis como referente, hoy alejado del kirchnerismo. 

SÉPTIMA. Buscará su renovación el diputado César Valicenti. El legislador hizo valer su relación con Máximo en la discusión seccional, ya que la cabeza de la lista fue disputada entre él y Walter Abarca, el vicepresidente del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara baja, que contó con el respaldo de los intendentes seccionales, que no pudieron limar a la agrupación K. Valicenti tiene que sacar 30 mil votos para ingresar. Sería una catástrofe si no lograse entrar.

OCTAVA. La Cámpora no coló candidatos por la región capital. Sin embargo, en la Cámara de Diputados, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, tiene sintonía fina con la organización y dos años más por delante como legisladora.

Quienes ingresen a la Legislatura se sumarán a las diputadas camporistas Mariana Larroque Fernanda Díaz y al legislador Facundo Tignanelli, a quienes les quedan dos años de mandato; además de Maria Daffunchio y Gervassio Bozzano, en la misma situación pero en el Senado bonaerense.