X

CFK presiona en las provincias para crear un bloque de leales en el Senado

La ex presidenta ya se aseguró el ingreso de tres integrantes de La Cámpora y va por otro más. Parrilli entra por Fuentes en Neuquén. Tensión en las negociaciones de Chaco y Entre Ríos.
Por 22/06/2019 18:53

Los gestos de apertura y diálogo que dominaron las discusiones por los armados provinciales del peronismo encontraron el límite en el punteo de las listas nacionales. Al filo del vencimiento de los plazos, Cristina Fernández de Kirchner presionaba fuerte en los distritos para quedarse con los primeros lugares de las nóminas, con especial énfasis en los candidatos a ocupar bancas en el Senado, donde quiere armar un bloque grande de leales.

A pocas horas del cierre de listas, el Instituto Patria habìa logrado casi asegurarse el desembarco de al menos cuatro cristinistas puros en el Senado, donde la ex presidenta lidera ahora un bloque de nueve miembros compuesto por Marcelo Fuentes (Neuquén), Ana Almirón (Corrientes), Silvina García Larraburu (Río Negro), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Ana María Ianni (Santa Cruz), María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe) y María Inés Pilatti Vergara (Chaco). Fuentes, García Larraburu y Pilatti Vergara terminan su mandato a fin de año. Cristina busca retener esos lugares y ganar nuevas bancas.

 

 

En Tierra del Fuego, la boleta de candidatos por el Frente de Todos para la Cámara alta estará encabezada por el diputado Matías Rodríguez y la concejala de Río Grande Eugenia Duré, ambos integrantes de La Cámpora, con posibilidades concretas de quedarse con las dos bancas. En la Ciudad de Buenos Aires, el candidato a senador por el Frente de Todos, que casi con seguridad ingresará por la minoría, es el ex presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde, también de la agrupación que conduce Máximo Kirchner.

La Cámpora también logró imponer como cabeza de lista de los candidatos a senadores por Río Negro al diputado Martín Doñate, que estará secundado por la actual legisladora García Larraburu. El Frente de Todos tiene muy buenos números en las encuestas de Río Negro, por lo que el bloque de Cristina podría quedarse con los dos senadores por la mayoría. El actual gobernador, Alberto Weretilneck, cuyo mandato vence a fin de año, será candidato por el frente Juntos Somos Río Negro (JSRN), que competirá con lista corta.

Otras dos provincias que este año eligen senadores, Entre Ríos y Chaco, eran, al cierre de esta nota, el foco del conflicto entre el Instituto Patria y los gobernadores. Como contó Letra P, la ex presidenta vetó el acuerdo que habían cerrado Domingo Peppo y Jorge Capitanich en Chaco, que ubicaba al intendente de Resistencia como candidato a senador y al gobernador, como primer suplente, con posibilidad de asumir la banca si finalmente Capitanich fuera candidato a gobernador. Decidida a rodearse de leales, Cristina le pidió a Capitanich que arme una lista propia para el Frente de Todos en su provincia y excluya a Peppo. El gobernador amenaza con competir con una lista propia y la unidad chaqueña está, al filo del cierre, virtualmente rota.

 

Rodríguez será candidato a senador por Tierra del Fuego. Bertone irá a Diputados.

 

En Entre Ríos, la situación estuvo igual de complicada durante todo el sábado. La ex presidenta clamaba por la inclusión del ex gobernador Sergio Urribarri, un dirigente que se mantuvo siempre fiel. Pero la presencia del ex mandatario es resistida en las filas del gobernador Gustavo Bordet y también en algún sector del kirchnerismo.

En Neuquén, Cristina impuso como cabeza de la boleta de candidatos a senadores al incondicional Oscar Parrilli, ex secretario general de la Presidencia y su mano derecha en el Instituto Patria.

La presión cae sobre Bordet y Peppo más que sobre otros gobernadores. En Chaco, Cristina tiene de su lado a Capitanich, el as en la manga que goza de altísima popularidad y le puede arrebatar la gobernación a Peppo. En Entre Ríos, el gobernador fue reelecto por una diferencia de votos abrumadora pero Cristina mantiene una estructura importante y capacidad de daño. En los dos casos, pesa la amenaza de que el Frente de Todos pueda ir con candidatos nacionales propios y deje a los gobernadores huérfanos y sin arrastre del casillero presidencial.

Diferente fue la situación de otros distritos, como Tucumán, donde el gobernador Juan Manzur consiguió un triunfo aplastante por las suyas. El Instituto Patria consiguió, de todas formas, el segundo lugar en las listas de candidatos a diputados nacionales para Mabel Carrizo, de La Cámpora.

En Salta, el diputado del Bloque Justicialista Javier David, que se alejó de las filas de Juan Manuel Urtubey y se encolumnó detrás de la candidatura presidencial de Fernández, pide pista para disputar las PASO contra José Vilariño, que responde al diputado del Frente para la Victoria Sergio “Oso” Leavy. David fue el nexo entre Fernández y el grupo de diputados del interbloque Argentina Federal que el jueves fue a darle su apoyo al Frente de Todos. Cuando caía la noche del sábado, presionaban sobre el Instituto Patria para que les habilitaran la interna.

Por último, en Santiago del Estero, donde el gobernador Gerardo Zamora decidió ir con boleta corta que encabezarán su esposa, Claudia Ledesma Abdala, y el vicegobernador José Neder -un dirigente que se mantuvo siempre dentro de la estructura del PJ que conduce José Luis Gioja-, el Frente de Todos llevará como candidato al actual senador Gerardo Montenegro, secretario adjunto de la CGT Regional Santiago del Estero.