04|7|2022

En Moreno se anticipa una carnicería ante posible interna a Festa

20 de junio de 2019

20 de junio de 2019

Máximo K. podría habilitar una boleta para competir en las PASO. En el entorno del intendente hay desconfianza y sus pares peronistas miran con asombro la situación. Temen efecto contagio.

El cierre de listas en los tramos locales del Frente de Todos se viene complejizando. Pese al acuerdo y la unidad que se planteó en un principio -había consenso en que hubiera internas en los municipios que gobierna el peronismo o el Frente Renovador-, el pacto de caballeros pende de un hilo en algunas comunas. El caso testigo es Moreno, donde al intendente peronista Walter Festa podrían hacerle una interna con una línea del Movimiento Evita. El efecto puede avanzar a otros municipios vecinos y los intendentes deslizan que ese camino “es funcional a Vidal y Macri”.

 

En Moreno, la referente del Movimiento Evita en el tramo local, Mariel Fernández, quiere pelear la interna contra Festa. Cree tener el respaldo de Máximo Kirchner, que semanas atrás la acompañó en una recorrida por el municipio, y de otros actores kirchneristas. De darse esa instancia, coinciden en Moreno, puede ser una “carnicería”.
 

 


La interna no es negocio para nadie, advierten en el entorno del intendente kirchnerista que en 2015 ganó le ganó a Mariano West. Incluso se animan a vaticinar que podrían perder el municipio. Cambiemos jugará con el ex senador provincial Aníbal Assef.

 

“Plantear la posibilidad de una interna acá es desconocer el territorio”, le dijeron a Letra P desde el círculo de Festa. La bronca escaló y bañó de incertidumbre también a los intendentes vecinos de Moreno. Es que abrir una interna en esa comuna puede tener un efecto contagio en otras localidades del oeste del conurbano que ya gobierna el peronismo como San Martín, Hurlingham y Ituzaingó, donde el kirchernismo en distintas facetas tiene un armado listo en caso de que estén dadas las condiciones de competir en las PASO.

 

Fernández ya está lanzada y decidida a pelear la intendencia. En su acto de lanzamiento estuvo acompañada por el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois; el diputado nacional del Evita Leonardo Grosso y su par del interbloque Red x Argentina, Victoria Donda. Antes, se sacó una sugestiva foto con Máximo Kirchner con un cartel de fondo que la ungía como intendenta. Está decidida a competir.
 

 


 

Cerca de Festa destacan que en la elección de 2017 Fernández acompañó la candidatura de Florencio Randazzo, que compitió contra Cristina, y que el intendente siempre se mantuvo coherente y leal en la línea kirchnerista e incluso se enfrentó discursivamente al gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri. Con ese sustento, Festa planea pedir un lugar en la lista de candidatos a diputados por la Primera sección electoral. 

 

Un día antes de anunciarse la candidatura presidencial de Alberto Fernández, los intendentes del conurbano mantuvieron una reunión con Máximo y el propio Fernández. En esa reunión, que ocurrió en Lomas de Zamora, el hijo de CFK les aseguró a los jefes comunales que no tendrían internas. Ahora en Moreno y otras comunas hay preocupación. El sábado se define.