X
Reunidos en Merlo, se mostraron en un bloque compacto para disparar contra Vidal y para hacer planteos hacia adentro del espacio. No más de dos para la Gobernación y todos bajo la órbita de CFK.
Redacción 15/05/2019 18:28

Al día siguiente de la presencia de Cristina Fernández de Kirchner en la sede del PJ Nacional, los intendentes peronistas del conurbano se reunieron este miércoles en Merlo con el objetivo de cerrar filas en el arranque de la campaña electoral. Según pudo saber Letra P, los jefes comunales avanzaron en algunos puntos de acuerdo: que no haya internas dentro de sus distritos, que no sean más de dos los aspirantes a la Gobernación y, a escala nacional, cerrar filas detrás de la figura de CFK. Además, establecieron evitar críticas internas y apuntar los cañones al oficialismo.

Asimismo, los alcaldes de la Primera y la Tercera sección electoral acordaron evitar hacer cualquier declaración que pueda generar una confrontación interna y focalizar los mensajes en la crisis económica y la responsabilidad del Gobierno. “El que habla demás contra un compañero le hace el juego al Gobierno por no contribuir a la unidad”, sintetizaron.
 


En esa línea, los intendentes se mostraron puertas afuera muy críticos con la gestión de María Eugenia Vidal. Cuestionaron “los recortes en el sistema de salud pública, un área sensible que además vio aumentada su demanda como consecuencia de la gente que dejó de pagar la obra social por la crisis económica”, detallaron oficialmente.

Además, en relación a la seguridad, los intendentes del peronismo plantearon “el retiro del Estado provincial en los barrios”. “Sin inversión suficiente, tanto los programas de modernización como el proyecto de ampliar el cuerpo vigente mediante la Policía Local quedaron truncos en la actual gestión”, añadieron.
 


Y cerraron: “Estamos convencidos de que la unidad es el camino para construir ese nuevo contrato social que ponga el valor el trabajo y el consumo interno y vuelva a llevar al Estado a los ámbitos donde más se lo necesita”.

Además del anfitrión Gustavo Menéndez (Merlo), participaron de la reunión Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Julio Zamora (Tigre), Verónica Magario y Fernando Espinoza (La Matanza), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gabriel Katopodis (San Martín), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Festa (Moreno), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Santiago Maggiotti (Navarro) y Aníbal Regueiro (Presidente Perón).

Intendentes PJ del GBA cierran filas para evitar internas en sus distritos

Reunidos en Merlo, se mostraron en un bloque compacto para disparar contra Vidal y para hacer planteos hacia adentro del espacio. No más de dos para la Gobernación y todos bajo la órbita de CFK.

Al día siguiente de la presencia de Cristina Fernández de Kirchner en la sede del PJ Nacional, los intendentes peronistas del conurbano se reunieron este miércoles en Merlo con el objetivo de cerrar filas en el arranque de la campaña electoral. Según pudo saber Letra P, los jefes comunales avanzaron en algunos puntos de acuerdo: que no haya internas dentro de sus distritos, que no sean más de dos los aspirantes a la Gobernación y, a escala nacional, cerrar filas detrás de la figura de CFK. Además, establecieron evitar críticas internas y apuntar los cañones al oficialismo.

Asimismo, los alcaldes de la Primera y la Tercera sección electoral acordaron evitar hacer cualquier declaración que pueda generar una confrontación interna y focalizar los mensajes en la crisis económica y la responsabilidad del Gobierno. “El que habla demás contra un compañero le hace el juego al Gobierno por no contribuir a la unidad”, sintetizaron.
 


En esa línea, los intendentes se mostraron puertas afuera muy críticos con la gestión de María Eugenia Vidal. Cuestionaron “los recortes en el sistema de salud pública, un área sensible que además vio aumentada su demanda como consecuencia de la gente que dejó de pagar la obra social por la crisis económica”, detallaron oficialmente.

Además, en relación a la seguridad, los intendentes del peronismo plantearon “el retiro del Estado provincial en los barrios”. “Sin inversión suficiente, tanto los programas de modernización como el proyecto de ampliar el cuerpo vigente mediante la Policía Local quedaron truncos en la actual gestión”, añadieron.
 


Y cerraron: “Estamos convencidos de que la unidad es el camino para construir ese nuevo contrato social que ponga el valor el trabajo y el consumo interno y vuelva a llevar al Estado a los ámbitos donde más se lo necesita”.

Además del anfitrión Gustavo Menéndez (Merlo), participaron de la reunión Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Julio Zamora (Tigre), Verónica Magario y Fernando Espinoza (La Matanza), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gabriel Katopodis (San Martín), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Festa (Moreno), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Santiago Maggiotti (Navarro) y Aníbal Regueiro (Presidente Perón).