X

Kirchnerismo open mind: Alberto Fernández, el Vietnam de Netflix y la poligamia económica

Afecto a usar el cine en sus análisis, el candidato que lleva a CFK como vice le pidió a su tropa que mire los cambios en el mundo en base a una serie. La ideología del pragmatimso.
Afecto a usar el cine en sus análisis, el candidato que lleva a CFK como vice le pidió a su tropa que mire los cambios en el mundo en base a una serie. La ideología del pragmatimso.
Por 25/05/2019 9:36

El verano de 2018 fue el momento en el que las ideas estructurales de la necesidad de un cambio en el país empezaron a moldearse en un proyecto encabezado por Alberto Fernández. En aquel entonces, el ex jefe de Gabinete repartía críticas descarnadas contra el gobierno de Cristina Fernández y ni soñaba con ser candidato a presidente, mucho menos, con su ex jefa como vice y armadora de la fórmula. En marzo de ese año empezó reunir personas (ex políticos, economistas, expertos en industria y en energía) para almorzar, cenar o tomar un café y discutir salidas. Habituado lector y cinéfilo, Alberto F. les pidió que le prestaran atención a una serie muy popular en Netflix: “La guerra de Vietnam”, un documental producido por la plataforma que muestra, con testimonios de soldados, familiares y ex funcionarios, la trastienda del conflicto. Les dijo que era interesante ver cómo había cambiado el mundo, que la cuestión era “menos dogmática” y más dinámica en lo económico y lo político y que para construir había que negociar, acordar y buscar la unidad. No fue el único film que ponder. De hecho, en cada viaje, mira diferentes películas y pide devoluciones. Pero Vietnam fue un caso especial, una señal de cómo le gusta moverse al flamante candidato del post kirchnerismo.

 

CFK y Alberto F coordinan, pero la ex presidenta le dio vía libre para jugar suelto en temas económicos. 

 

“Alberto es un pragmático”, cuentan en su entorno los economistas y técnicos que trabajan con él. Si bien la usina política fue el Grupo Callao, el candidato parece hacer bonapartismo en materia económica. No les garantizó a ninguno de ellos que serán los asesores “exclusivos”. Una especie de poligamia económica que va desde Matías Kulfas (ex BCRA con Mercedes Marcó del Pont) y Cecilia Todesca hasta el ex secretario de Finanzas liberal Guillermo Nielsen.

De hecho, ya en 2018 Alberto F. llevó a las mesas del Grupo Callao alternativas de trabajo que había charlado con Nielsen. Naturalmente, la amplitud dialoguista del ex funcionario tuvo algunos cuestionamientos de aquellos cuadros que se habían quedado con la antigua lógica de confrontación K. “Vamos a hablar con todos”, respondía él ante los alzamientos.

 

 

Los puntales económicos del post kirchnerismo son básicos: enfoque en las pymes, más consumo y más mercado interno, pero sin dejar de lado las exportaciones.

Además, promueve un aprovechamiento total del potencial de Vaca Muerta. Allí, el candidato se nutrió de fuentes diversas. Un ex gobernador de la provincia de Misiones que convivió con su gestión en la Jefatura de Gabinete le acercó técnicos y abogados expertos en recursos no convencionales. Y una perla: Alberto F. es admirador del trabajo del ex YPF Miguel Galuccio. “No podemos negar ni confirmar que no se hayan reunido”, cuentan en su entorno.

 

Vaca Muerta. El post kirchnerismo la tiene como prioridad. Quieren un nuevo marco regulatorio. 

 

El elegido por Cristina para encabezar la fórmula tiene agenda y contactos propios. La tropa económica admite que tiene encuentros con especialistas de diferentes tendencias. El último rumor, que Nielsen le habría acercado al ultra liberal Diego Giacomini, titular de la consultora Economía y Regiones, para que debatan sobre la visión de la economía de Macri y las necesidades de cambio.

Alberto F. habla seguido con el ex ministro Axel Kicillof, el hombre del riñon de CFK con quien comparte visiones. “Él nos dice que no tiene que haber una usina de ideas, sino abrirse todo lo que sea necesario para conseguir el objetivo”, explican y le apuntan a derrotar a Cambiemos en octubre.