X

Nielsen +10: cómo es el equipo económico mercado friendly de Alberto Fernández

“Último fin de semana de tranquilidad”, avisó el candidato al grupo que comandará el ex lavagnista junto a Kulfas, ladero de Marcó del Pont, y Costa, hombre de Kicillof. FMI, consumo y anti ajuste.
Por 19/05/2019 10:35

“Último fin de semana de tranquilidad”, les escribió Alberto Fernández a los integrantes de su equipo económico de campaña, a través de un chat de Whatsapp. El teléfono del flamante candidato a presidente por el peronismo, en la fórmula con Cristina Fernández de Kirchner, ardió todo el sábado, pero les aclaró a los propios que lo que se viene de aquí a octubre será “palo y palo”.

La elección de Alberto como cabeza es un gesto político hacia un kirchnerismo más amable y negociador en la crisis, pero no sólo hacia la política, sino también hacia los sectores económicos y productivos. “El contexto es distinto y complejo, lo entendemos así”, contó a Letra P uno de los integrantes de la plantilla de economistas que estará comandada por el ex secretario de Finanzas de Néstor Kirchner, Guillermo Nielsen, experto negociador con el Fondo Monetario (FMI) en los años de Roberto Lavagna. Lo acompañarán Matías Kulfas, un ladero de Mercedes Marcó del Pont; y el ex secretario de Comercio de Axel Kicillof, Augusto Costa.

 

Kulfas, ex Banco Nación y BCRA con Marcó del Pont.

 

Kulfas trabajó en la subsecretaría pyme hasta 2008, cuando entró como director al Banco Nación bajo la conducción de Marcó del Pont. Entre 2012 y 2013 fue gerente general del Banco Central (BCRA), también con Del Pont. Tiene un perfil lejos de los extremos, como casi todos en la nueva plantilla.

Costa, en tanto, es una obsesión de Alberto Fernández, porque la inflación y los precios serán eje de la campaña. Junto a Kicillof, fue el impulsor y creador del Programa Precios Cuidados, que estableció precios de referencia en el peor momento de la inflación kirchnerista. Fue un éxito de consumo y se instaló con fuerza. Es una de las pocas medidas que Cambiemos sostuvo activas, luego de intentar eliminarlo al inicio de la gestión. Costa significa, además, el proceso del kirchnerismo económico sin garrote, el paso de Guillermo Moreno a un esquema más racional de administración del comercio. Sí fue cuestionado por el esquema de Declaraciones Juradas para importar. 

 

Costa, una obsesión para Alberto F. a la hora de abordar el tema precios. 

 

Alberto y Kicillof vienen hace semanas charlando alternativas para plantear en la campaña. Analizando escenarios y viendo opciones. En este armado, Kicillof será una especie de consejero y confesor directo del candidato, ya que hoy está volcado netamente a apuestas políticas superiores.

El otro frente que tendrá la campaña económica del fernandismo es la deuda. Nielsen fue el negociador en 2005 y es quien aún hoy tiene diálogo fluido con los directivos del FMI. El ex jefe de Gabinete dijo públicamente que van a tener que sentarse a negociar y aclaró que tratarán de explicar la situación en esas charlas. Nielsen, en ese frente, saca pecho. “Es el que le dijo al FMI que no se podía. Entiende mucho del tema”, se ufanan los que lo conocen.

Las charlas de Alberto y Nielsen llevan bastante más tiempo de lo que se ha conocido públicamente. Fue siempre su hombre de consulta y, además, uno de los primeros que Alberto llevó al Instituto Patria a hablar con CFK, en medio del proceso de apertura política a otras ideas que encaró la ex presidenta.

Nielsen +10: cómo es el equipo económico mercado friendly de Alberto Fernández

“Último fin de semana de tranquilidad”, avisó el candidato al grupo que comandará el ex lavagnista junto a Kulfas, ladero de Marcó del Pont, y Costa, hombre de Kicillof. FMI, consumo y anti ajuste.

“Último fin de semana de tranquilidad”, les escribió Alberto Fernández a los integrantes de su equipo económico de campaña, a través de un chat de Whatsapp. El teléfono del flamante candidato a presidente por el peronismo, en la fórmula con Cristina Fernández de Kirchner, ardió todo el sábado, pero les aclaró a los propios que lo que se viene de aquí a octubre será “palo y palo”.

La elección de Alberto como cabeza es un gesto político hacia un kirchnerismo más amable y negociador en la crisis, pero no sólo hacia la política, sino también hacia los sectores económicos y productivos. “El contexto es distinto y complejo, lo entendemos así”, contó a Letra P uno de los integrantes de la plantilla de economistas que estará comandada por el ex secretario de Finanzas de Néstor Kirchner, Guillermo Nielsen, experto negociador con el Fondo Monetario (FMI) en los años de Roberto Lavagna. Lo acompañarán Matías Kulfas, un ladero de Mercedes Marcó del Pont; y el ex secretario de Comercio de Axel Kicillof, Augusto Costa.

 

Kulfas, ex Banco Nación y BCRA con Marcó del Pont.

 

Kulfas trabajó en la subsecretaría pyme hasta 2008, cuando entró como director al Banco Nación bajo la conducción de Marcó del Pont. Entre 2012 y 2013 fue gerente general del Banco Central (BCRA), también con Del Pont. Tiene un perfil lejos de los extremos, como casi todos en la nueva plantilla.

Costa, en tanto, es una obsesión de Alberto Fernández, porque la inflación y los precios serán eje de la campaña. Junto a Kicillof, fue el impulsor y creador del Programa Precios Cuidados, que estableció precios de referencia en el peor momento de la inflación kirchnerista. Fue un éxito de consumo y se instaló con fuerza. Es una de las pocas medidas que Cambiemos sostuvo activas, luego de intentar eliminarlo al inicio de la gestión. Costa significa, además, el proceso del kirchnerismo económico sin garrote, el paso de Guillermo Moreno a un esquema más racional de administración del comercio. Sí fue cuestionado por el esquema de Declaraciones Juradas para importar. 

 

Costa, una obsesión para Alberto F. a la hora de abordar el tema precios. 

 

Alberto y Kicillof vienen hace semanas charlando alternativas para plantear en la campaña. Analizando escenarios y viendo opciones. En este armado, Kicillof será una especie de consejero y confesor directo del candidato, ya que hoy está volcado netamente a apuestas políticas superiores.

El otro frente que tendrá la campaña económica del fernandismo es la deuda. Nielsen fue el negociador en 2005 y es quien aún hoy tiene diálogo fluido con los directivos del FMI. El ex jefe de Gabinete dijo públicamente que van a tener que sentarse a negociar y aclaró que tratarán de explicar la situación en esas charlas. Nielsen, en ese frente, saca pecho. “Es el que le dijo al FMI que no se podía. Entiende mucho del tema”, se ufanan los que lo conocen.

Las charlas de Alberto y Nielsen llevan bastante más tiempo de lo que se ha conocido públicamente. Fue siempre su hombre de consulta y, además, uno de los primeros que Alberto llevó al Instituto Patria a hablar con CFK, en medio del proceso de apertura política a otras ideas que encaró la ex presidenta.