X

Lavagna “más candidato que nunca”, la respuesta de Scioli y las dudas por Massa

El economista mantiene su idea de no competir en las PASO y anunció su ruptura con Alternativa Federal, donde todos miran al tigrense. Polémica por la convocatoria sorpresiva de Schiaretti.
El economista mantiene su idea de no competir en las PASO y anunció su ruptura con Alternativa Federal, donde todos miran al tigrense. Polémica por la convocatoria sorpresiva de Schiaretti.
Por 22/05/2019 17:53

Una convocatoria sorpresiva a Daniel Scioli y las diferencias en torno a la manera de dirimir las candidaturas fueron las razones que esgrimió públicamente Roberto Lavagna para terminar de sellar su ruptura con Alternativa Federal y confirmar que la oposición llegará a las elecciones dividida al menos en tres opciones. Tras horas de reuniones y desacuerdos, en el espacio que forman Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa también florecieron las intrigas: sus socios desconfían de las conversaciones que el líder del Frente Renovador mantiene con el kirchnerismo.

“Mientras hubo coincidencias esos dos espacios pudieron ir adelante. Alternativa Federal era una partecita de Consenso 19. Hoy eso se ha modificado”, dijo Lavagna este miércoles en diálogo con C5N, donde ratificó su candidatura presidencial por el sector que apoyan también un sector del sindicalismo, liderado por Luis Barrionuevo, el socialismo de Miguel Lifschitz, Margarita Stolbizer y los radicales desencantados.

 

 

En particular, Lavagna marcó diferencias por “la incorporación a una supuesta interna de personas que nunca habían estado incluidas” en el espacio, en referencia a la convocatoria a Scioli que hizo el gobernador Schiaretti. “Eso nos acercaba a Cristina Kirchner, que es todo lo contrario a lo que estuvimos planteando desde el día uno”, dijo Lavagna.

El llamado a Scioli había sido uno de los puntos más llamativos del mensaje que difundió en horas de la mañana el gobernador Schiaretti. El ex candidato a presidente del Frente para la Victoria (FPV) había visitado al cordobés en su provincia en noviembre de 2018 y se había reunido con Urtubey a principios de mayo.

 

 

Luego de la convocatoria, desde el entorno de Scioli dijeron a Letra P que el ex gobernador “habla con todos” pero que “como vicepresidente del PJ” mantiene su idea de que “hay que ir a una gran PASO opositora”, que incluya a Cristina y a todo el kirchnerismo. Esta tarde se mostrará en Malvinas Argentinas con el intendente Leonardo Nardini, comprometido con el armado de la ex presidenta. Scioli fue el único de los precandidatos del peronismo que no bajó su candidatura luego de que Cristina anunciara que Alberto Fernández encabezará la boleta presidencial de su espacio. 

 

 

En Alternativa Federal, en tanto, la salida de Lavagna también dejó ruido interno. Los cuatro fundadores del espacio coincidieron en calificar como “soberbia” la decisión del ex ministro de Economía de negarse a competir en las PASO y de prácticamente exigir una aclamación de su candidatura como única.

Así se lo hicieron saber este mediodía a Lifschitz y Stolbizer, enviados de Lavagna a las oficinas que tiene Massa en Avenida del Libertador, donde transcurrió la reunión. Ni el socialista ni la líder del GEN aprobaron tampoco la convocatoria a Scioli. Pero más allá del acuerdo de Alternativa Federal sobre las primarias, los socios del líder del Frente Renovador aún miran con desconfianza sus conversaciones con el kirchnerismo y dudan de que cumpla su promesa de mantenerse dentro del espacio.

 

 

Los discursos que tuvieron Massa, Schiaretti y Urtubey después del encuentro de la mañana mostraron, en efecto, los matices. Mientras que los gobernadores hicieron hincapié en la necesidad de evitar “salir de la grieta” de Macri y Cristina, Massa llamó a disputar “una gran primaria de la oposición” para formar una nueva mayoría.

Lavagna “más candidato que nunca”, la respuesta de Scioli y las dudas por Massa

El economista mantiene su idea de no competir en las PASO y anunció su ruptura con Alternativa Federal, donde todos miran al tigrense. Polémica por la convocatoria sorpresiva de Schiaretti.

Una convocatoria sorpresiva a Daniel Scioli y las diferencias en torno a la manera de dirimir las candidaturas fueron las razones que esgrimió públicamente Roberto Lavagna para terminar de sellar su ruptura con Alternativa Federal y confirmar que la oposición llegará a las elecciones dividida al menos en tres opciones. Tras horas de reuniones y desacuerdos, en el espacio que forman Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa también florecieron las intrigas: sus socios desconfían de las conversaciones que el líder del Frente Renovador mantiene con el kirchnerismo.

“Mientras hubo coincidencias esos dos espacios pudieron ir adelante. Alternativa Federal era una partecita de Consenso 19. Hoy eso se ha modificado”, dijo Lavagna este miércoles en diálogo con C5N, donde ratificó su candidatura presidencial por el sector que apoyan también un sector del sindicalismo, liderado por Luis Barrionuevo, el socialismo de Miguel Lifschitz, Margarita Stolbizer y los radicales desencantados.

 

 

En particular, Lavagna marcó diferencias por “la incorporación a una supuesta interna de personas que nunca habían estado incluidas” en el espacio, en referencia a la convocatoria a Scioli que hizo el gobernador Schiaretti. “Eso nos acercaba a Cristina Kirchner, que es todo lo contrario a lo que estuvimos planteando desde el día uno”, dijo Lavagna.

El llamado a Scioli había sido uno de los puntos más llamativos del mensaje que difundió en horas de la mañana el gobernador Schiaretti. El ex candidato a presidente del Frente para la Victoria (FPV) había visitado al cordobés en su provincia en noviembre de 2018 y se había reunido con Urtubey a principios de mayo.

 

 

Luego de la convocatoria, desde el entorno de Scioli dijeron a Letra P que el ex gobernador “habla con todos” pero que “como vicepresidente del PJ” mantiene su idea de que “hay que ir a una gran PASO opositora”, que incluya a Cristina y a todo el kirchnerismo. Esta tarde se mostrará en Malvinas Argentinas con el intendente Leonardo Nardini, comprometido con el armado de la ex presidenta. Scioli fue el único de los precandidatos del peronismo que no bajó su candidatura luego de que Cristina anunciara que Alberto Fernández encabezará la boleta presidencial de su espacio. 

 

 

En Alternativa Federal, en tanto, la salida de Lavagna también dejó ruido interno. Los cuatro fundadores del espacio coincidieron en calificar como “soberbia” la decisión del ex ministro de Economía de negarse a competir en las PASO y de prácticamente exigir una aclamación de su candidatura como única.

Así se lo hicieron saber este mediodía a Lifschitz y Stolbizer, enviados de Lavagna a las oficinas que tiene Massa en Avenida del Libertador, donde transcurrió la reunión. Ni el socialista ni la líder del GEN aprobaron tampoco la convocatoria a Scioli. Pero más allá del acuerdo de Alternativa Federal sobre las primarias, los socios del líder del Frente Renovador aún miran con desconfianza sus conversaciones con el kirchnerismo y dudan de que cumpla su promesa de mantenerse dentro del espacio.

 

 

Los discursos que tuvieron Massa, Schiaretti y Urtubey después del encuentro de la mañana mostraron, en efecto, los matices. Mientras que los gobernadores hicieron hincapié en la necesidad de evitar “salir de la grieta” de Macri y Cristina, Massa llamó a disputar “una gran primaria de la oposición” para formar una nueva mayoría.