X
Los empresarios que saltaron a la luz pública luego de reunirse en la parrilla de Daniel Vila siguen firmes como mecenas de Alternativa Federal. “No rompe la grieta”, dicen sobre la movida de CFK.
Por 22/05/2019 14:34

“La gente dice: ¿quién es Alberto Fernández? Lo digo con el mayor respeto por Alberto Fernández”, disparó Marcelo Tinelli en su programa de TV horas después de que se decidiera que el ex jefe de Gabinete será el candidato presidencial en una fórmula con Cristina Fernández de Kirchner como vice. La expresión del conductor y empresario revela lo que piensa el resto del Grupo Roldán, un puñado de CEOs de peso que se hicieron célebres luego de una cena secreta en el restaurante de ese nombre, propiedad del empresario de medios Daniel Vila. La mayoría de ellos empezó a juntarse para articular una opción de apoyo empresario a la ancha avenida del medio como una salida a la polarización entre el kirchnerismo y el macrismo.

 

Algunos de los CEOs que integran la mesa del Grupo Roldán. 

 

En aquella comida en el local palermitano, se congregaron el anfitrión Vila, Tinelli, el banquero Jorge Brito, Sebastián Eskenazi, el presidente de River, Rodolfo D'onofrioClaudio Belocopitt, de Swiss Medical, y el jefe de Pampa Energía, Marcelo Mindlin.

“La verdad, Alberto no va”, contó uno de los Roldán a Letra P y agregó que “esto ni siquiera tiene que ver con los problemas o cruces que alguna vez pudo tener Marcelo con él. Es un tema de que nosotros no vemos que esta nueva fórmula rompa la grieta”. En 2007, cuando mantenía buen vínculo con el kirchnerismo, el conductor televisivo se preguntó, también al aire, si “será el jefe de Gabinete el nuevo López Rega de Kirchner”.

 

 

“Es una jugada a medias”, relató otro de los comensales de Roldán, quien diagnosticó que “no quiere asumir la responsabilidad de la presidencia, pero tampoco se quiere bajar Cristina". "Si la idea es juntar a todo el peronismo, con eso no lo juntan”, agregó. Por todo esto, “seguimos firmes con Alternativa Federal”, dicen.

La génesis del Grupo Roldán tiene que ver con una idea rectora: la necesidad de un proyecto opositor que salte la grieta y garantice la recuperación y estabilidad de negocios perdidos con el macrismo. Todos ellos se quejan del plan económico de Macri, pero creen que CFK o sus satélites tampoco otorgan previsibilidad para el país en el corto y el mediano plazo.

 

"No rompe la grieta si está CFK" dicen los Roldán sobre la nueva formula post-kirchnerista. 

 

Había, dentro de su radar de preferencias, dos candidatos potables. Hoy queda solo uno, Sergio Massa, porque el restante, Roberto Lavagna, ya buscó otros lares.

Hace unos días, dos de los Roldán invitaron al ex ministro de Economía a almorzar a su oficina. “No entendimos cuál es su proyecto de país, además de que sigue con la idea de no ir a internas”, relató uno de los CEOs. Algunos de los empresarios charlaron, incluso, con Luis Barrionuevo y Eduardo Duhalde, los padrinos políticos del ex ministro, que tampoco pudieron explicar por qué Lavagna decidió ir por las de él.

Con Massa como figura central, apuestan ahora a que el tigrense no se vaya al espacio del post kirchnerismo, aunque no ven mal una gran interna opositora de todo el peronismo.

El diálogo fluido, también, es con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y lo comanda el propio Tinelli. Le ponen fichas de armador clave y creador de volumen político a quien le propinó a Cambiemos la peor derrota en elecciones provinciales. Los Roldán creen que Tinelli hasta podría terminar siendo candidato de Alternativa Federal si el cordobés lo convenciera. 

Alberto no va: con Tinelli de vocero, los CEOs de Roldán bancan al PJ no K

Los empresarios que saltaron a la luz pública luego de reunirse en la parrilla de Daniel Vila siguen firmes como mecenas de Alternativa Federal. “No rompe la grieta”, dicen sobre la movida de CFK.

“La gente dice: ¿quién es Alberto Fernández? Lo digo con el mayor respeto por Alberto Fernández”, disparó Marcelo Tinelli en su programa de TV horas después de que se decidiera que el ex jefe de Gabinete será el candidato presidencial en una fórmula con Cristina Fernández de Kirchner como vice. La expresión del conductor y empresario revela lo que piensa el resto del Grupo Roldán, un puñado de CEOs de peso que se hicieron célebres luego de una cena secreta en el restaurante de ese nombre, propiedad del empresario de medios Daniel Vila. La mayoría de ellos empezó a juntarse para articular una opción de apoyo empresario a la ancha avenida del medio como una salida a la polarización entre el kirchnerismo y el macrismo.

 

Algunos de los CEOs que integran la mesa del Grupo Roldán. 

 

En aquella comida en el local palermitano, se congregaron el anfitrión Vila, Tinelli, el banquero Jorge Brito, Sebastián Eskenazi, el presidente de River, Rodolfo D'onofrioClaudio Belocopitt, de Swiss Medical, y el jefe de Pampa Energía, Marcelo Mindlin.

“La verdad, Alberto no va”, contó uno de los Roldán a Letra P y agregó que “esto ni siquiera tiene que ver con los problemas o cruces que alguna vez pudo tener Marcelo con él. Es un tema de que nosotros no vemos que esta nueva fórmula rompa la grieta”. En 2007, cuando mantenía buen vínculo con el kirchnerismo, el conductor televisivo se preguntó, también al aire, si “será el jefe de Gabinete el nuevo López Rega de Kirchner”.

 

 

“Es una jugada a medias”, relató otro de los comensales de Roldán, quien diagnosticó que “no quiere asumir la responsabilidad de la presidencia, pero tampoco se quiere bajar Cristina". "Si la idea es juntar a todo el peronismo, con eso no lo juntan”, agregó. Por todo esto, “seguimos firmes con Alternativa Federal”, dicen.

La génesis del Grupo Roldán tiene que ver con una idea rectora: la necesidad de un proyecto opositor que salte la grieta y garantice la recuperación y estabilidad de negocios perdidos con el macrismo. Todos ellos se quejan del plan económico de Macri, pero creen que CFK o sus satélites tampoco otorgan previsibilidad para el país en el corto y el mediano plazo.

 

"No rompe la grieta si está CFK" dicen los Roldán sobre la nueva formula post-kirchnerista. 

 

Había, dentro de su radar de preferencias, dos candidatos potables. Hoy queda solo uno, Sergio Massa, porque el restante, Roberto Lavagna, ya buscó otros lares.

Hace unos días, dos de los Roldán invitaron al ex ministro de Economía a almorzar a su oficina. “No entendimos cuál es su proyecto de país, además de que sigue con la idea de no ir a internas”, relató uno de los CEOs. Algunos de los empresarios charlaron, incluso, con Luis Barrionuevo y Eduardo Duhalde, los padrinos políticos del ex ministro, que tampoco pudieron explicar por qué Lavagna decidió ir por las de él.

Con Massa como figura central, apuestan ahora a que el tigrense no se vaya al espacio del post kirchnerismo, aunque no ven mal una gran interna opositora de todo el peronismo.

El diálogo fluido, también, es con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y lo comanda el propio Tinelli. Le ponen fichas de armador clave y creador de volumen político a quien le propinó a Cambiemos la peor derrota en elecciones provinciales. Los Roldán creen que Tinelli hasta podría terminar siendo candidato de Alternativa Federal si el cordobés lo convenciera.