X
El jefe de Gabinete remarcó que “el liderazgo de Mauricio Macri es incuestionable”, aunque aclaró que “los debates no están cerrados”. Aseguró que CFK representa a “una expresión minoritaria”.
Redacción 17/05/2019 8:05

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, consideró que "a un presidente no se lo puede someter a una interna", y aseguró que el "camino natural" es que Mauricio Macri sea candidato a la reelección en los comicios de octubre.

"Lo importante es que en Cambiemos se den todos los debates, pero el liderazgo de Mauricio Macri es incuestionable y el camino natural es que vaya por su reelección para que este proyecto de cambio se ratifique en las urnas. No descartamos discutir alternativas, pero creemos que a un presidente no se lo puede someter a una interna", señaló Peña.

 

 

En declaraciones al canal TN, el funcionario se refirió a los recientes dichos del gobernador de Mendoza, Alfredo Carnejo, quien estimó la posibilidad de que Macri no se presente a los próximos comicios, al observar que esas declaraciones tuvieron "una interpretación exagerada".

"El propio Cornejo dijo que Macri era el Plan A, pero los debates no están cerrados. Ningún planteo táctico al interior de Cambiemos puede poner en duda el liderazgo del presidente", subrayó el jefe de Gabinete.

En cuanto al escenario electoral, Peña estimó que existe una paridad entre dos fuerzas que representan "valores contrastados" entre el oficialismo y el kirchnerismo.

"Vamos a discutir en la campaña una agenda de futuro, de valores republicanos y democráticos. A pesar de los problemas económicos, mucha gente nos apoya porque creen que podemos ejercer el poder de otra forma, con diálogo y cercanía", fundamentó.

En cuanto a las últimas apariciones públicas de la ex presidenta Cristina Kirchner, Peña evaluó que "no hubo nada nuevo", e interpretó que la actual senadora nacional representa una expresión minoritaria porque "la mayoría de los argentinos no quiere volver atrás".

"Que Cristina Kirchner sea la rival de Macri en las elecciones no es una derrota para el Gobierno, lo será para la sociedad si perdemos las elecciones. La ex presidenta representa a un sector de la sociedad y pese a todo vamos a seguir buscando con nuestros rivales algún punto de encuentro", agregó.

 

 

Peña reconoció que el macrismo subestimó la situación que heredó de parte de la administración anterior, pero insistió en que se hizo mucho y se construyen "los cimientos para seguir avanzando".

"Recibimos un Estado destruido de parte de quienes se decían los defensores del Estado. Ello nos llevó a subestimar algunos problemas y tuvimos dificultades, pero avanzamos hacia grandes transformaciones. Recuperamos la energía, el liberalismo y la calidad de las instituciones", apuntó.

Agregó que el bienestar económico "vendrá si continua cambiemos en el futuro", y cuestionó que se vuelvan a recetas autoritarias que dejaran "al país en un círculos viciosos".

"Cristina le dio la Orden del General San Martín a Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) y nadie dijo nada; no hubo una autocrítica. Lo mismo pasa con la Justicia. ¿Qué es lo queremos? ¿Jueces verdaderos o militantes? Por eso creemos que la discusión en esta campaña irá más allá de bolsillo", insistió.

Por último, Peña aseguró que la sociedad quiere "justicia y no impunidad" y recordó que la causa en la que es investigado el empresario Lázaro Báez es "una prueba del despilfarro de recursos" que hubo durante el kirchnerismo.

"Hoy se está juzgando a quien recibió recursos públicos y tenemos que determinar las razones políticas de ese despilfarro. Hoy, las obras se planifican y esto redunda en un mejor gasto", puntualizó.

Marcos Peña: “A un presidente no se lo somete a una interna”

El jefe de Gabinete remarcó que “el liderazgo de Mauricio Macri es incuestionable”, aunque aclaró que “los debates no están cerrados”. Aseguró que CFK representa a “una expresión minoritaria”.

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, consideró que "a un presidente no se lo puede someter a una interna", y aseguró que el "camino natural" es que Mauricio Macri sea candidato a la reelección en los comicios de octubre.

"Lo importante es que en Cambiemos se den todos los debates, pero el liderazgo de Mauricio Macri es incuestionable y el camino natural es que vaya por su reelección para que este proyecto de cambio se ratifique en las urnas. No descartamos discutir alternativas, pero creemos que a un presidente no se lo puede someter a una interna", señaló Peña.

 

 

En declaraciones al canal TN, el funcionario se refirió a los recientes dichos del gobernador de Mendoza, Alfredo Carnejo, quien estimó la posibilidad de que Macri no se presente a los próximos comicios, al observar que esas declaraciones tuvieron "una interpretación exagerada".

"El propio Cornejo dijo que Macri era el Plan A, pero los debates no están cerrados. Ningún planteo táctico al interior de Cambiemos puede poner en duda el liderazgo del presidente", subrayó el jefe de Gabinete.

En cuanto al escenario electoral, Peña estimó que existe una paridad entre dos fuerzas que representan "valores contrastados" entre el oficialismo y el kirchnerismo.

"Vamos a discutir en la campaña una agenda de futuro, de valores republicanos y democráticos. A pesar de los problemas económicos, mucha gente nos apoya porque creen que podemos ejercer el poder de otra forma, con diálogo y cercanía", fundamentó.

En cuanto a las últimas apariciones públicas de la ex presidenta Cristina Kirchner, Peña evaluó que "no hubo nada nuevo", e interpretó que la actual senadora nacional representa una expresión minoritaria porque "la mayoría de los argentinos no quiere volver atrás".

"Que Cristina Kirchner sea la rival de Macri en las elecciones no es una derrota para el Gobierno, lo será para la sociedad si perdemos las elecciones. La ex presidenta representa a un sector de la sociedad y pese a todo vamos a seguir buscando con nuestros rivales algún punto de encuentro", agregó.

 

 

Peña reconoció que el macrismo subestimó la situación que heredó de parte de la administración anterior, pero insistió en que se hizo mucho y se construyen "los cimientos para seguir avanzando".

"Recibimos un Estado destruido de parte de quienes se decían los defensores del Estado. Ello nos llevó a subestimar algunos problemas y tuvimos dificultades, pero avanzamos hacia grandes transformaciones. Recuperamos la energía, el liberalismo y la calidad de las instituciones", apuntó.

Agregó que el bienestar económico "vendrá si continua cambiemos en el futuro", y cuestionó que se vuelvan a recetas autoritarias que dejaran "al país en un círculos viciosos".

"Cristina le dio la Orden del General San Martín a Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) y nadie dijo nada; no hubo una autocrítica. Lo mismo pasa con la Justicia. ¿Qué es lo queremos? ¿Jueces verdaderos o militantes? Por eso creemos que la discusión en esta campaña irá más allá de bolsillo", insistió.

Por último, Peña aseguró que la sociedad quiere "justicia y no impunidad" y recordó que la causa en la que es investigado el empresario Lázaro Báez es "una prueba del despilfarro de recursos" que hubo durante el kirchnerismo.

"Hoy se está juzgando a quien recibió recursos públicos y tenemos que determinar las razones políticas de ese despilfarro. Hoy, las obras se planifican y esto redunda en un mejor gasto", puntualizó.