X
El máximo tribunal aclaró que el pedido del expediente de la causa "no suspende" el proceso judicial contra la ex mandataria.
Redacción 16/05/2019 11:11

Bajo presión, la Corte Suprema de Justicia aclaró en un comunicado que el pedido del expediente por irregularidades en la obra pública durante el kirchnerismo "no suspende el juicio oral en trámite", cuyo inicio está previsto el martes próximo, y que no hubo ninguna decisión del máximo tribunal en ese sentido, en referencia a la causa que tramita en el  Tribunal Oral Federal 2 y que tiene a la ex presidenta Cristina Kirchner como principal imputada.

 

 

En el punto siete del comunicado, la Corte mencionó que "dicho pedido (de los autos) no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido" y aclaró que "la medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta al tribunal, en tiempo oportuno".

En el mismo tono aclaratorio, la comunicación señaló que "existen ante el Tribunal (la Corte), además de la causa de referencia, un total de ocho recursos más que fueron deducidos por las partes en el marco de la causa principal 5048/2016, todos ellos en trámite".

El máximo tribunal de justicia decidió hacer públicos estos argumentos "ante la difusión de diversas informaciones vinculadas al expediente mencionado, que no tienen ninguna relación con los hechos".

Ante la posibilidad de que el proceso judicial fuese suspendido, varios funcionarios del Gobierno salieron a cuestionar el pedido de la Corte y consideraron que era "inusual" el requerimiento. "Que la Corte tome una decisión así, a una semana, es una decisión extraña por lo menos", señaló el ministro de Justicia, Germán Garavano.

En tanto, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, calificó de "escandalosa" la decisión de la Corte y dijo que la resolución tiene "olor a  Alberto Fernández en busca de impunidad para la ex presidenta".

 

 

Por la noche, se escucharon varios cacerolazos en la zona norte de la Capital Federal en contra de la decisión del máximo tribunal. Las manifestaciones se replicaron desde la icónica esquina de Juncal y Uruguay, en Recoleta, donde la actual senadora tiene su principal residencia en la Ciudad, hasta en cuadras y balcones de barrios como Palermo, Cañitas, Belgrano y Villa Urquiza.

Un día después del revuelo, los cinco miembros de la Corte salieron aclarar que la fecha del inicio del juicio no se mueve y que finalmente la senadora enfrentará su primer juicio oral el martes 21 de mayo.

Los jueces explicaron también en el punto 2 del comunicado que "el paso jurídicamente adecuado fue solicitar los incidentes de la Cámara Federal de Casación Penal al Tribunal Oral Federal interviniente, que fueron recibidos por el Tribunal en fecha 17 de abril de 2019".

No obstante este pedido, aclararon los ministros que "de la lectura de dichos legajos no surgieron elementos suficientes para poder resolver los planteos de las partes" y que "en función de ello este Tribunal solicitó con carácter de urgente el expediente principal al Tribunal Oral".

La Corte expresó que "la actividad desplegada obedece a que la Corte debe cumplir con su misión de guardián de las garantías constitucionales que corresponden a todos los ciudadanos por igual, examinando el correcto cumplimiento del debido proceso conforme con lo que disponen la Constitución Nacional y las leyes que son su consecuencia".

Dice además en su punto 9 que "de este modo se evitará reincidir en anteriores experiencias jurisdiccionales en las que por no haber ejercido un control oportuno, los procesos llevados adelante culminaron nulificándose por deficiencias procesales no atendidas en su debido momento, generando desconfianza en la sociedad".

Y, finalmente, concluye en el punto 10 que "la Corte debe cumplir con su misión de guardián de las garantías constitucionales que corresponden a todos los ciudadanos por igual, examinando el correcto cumplimiento del debido proceso conforme lo disponen la Constitución Nacional y las leyes dictadas en su consecuencia".

 

Bajo presión, la Corte confirmó que el juicio a CFK comienza el martes

El máximo tribunal aclaró que el pedido del expediente de la causa "no suspende" el proceso judicial contra la ex mandataria. 

Bajo presión, la Corte Suprema de Justicia aclaró en un comunicado que el pedido del expediente por irregularidades en la obra pública durante el kirchnerismo "no suspende el juicio oral en trámite", cuyo inicio está previsto el martes próximo, y que no hubo ninguna decisión del máximo tribunal en ese sentido, en referencia a la causa que tramita en el  Tribunal Oral Federal 2 y que tiene a la ex presidenta Cristina Kirchner como principal imputada.

 

 

En el punto siete del comunicado, la Corte mencionó que "dicho pedido (de los autos) no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido" y aclaró que "la medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta al tribunal, en tiempo oportuno".

En el mismo tono aclaratorio, la comunicación señaló que "existen ante el Tribunal (la Corte), además de la causa de referencia, un total de ocho recursos más que fueron deducidos por las partes en el marco de la causa principal 5048/2016, todos ellos en trámite".

El máximo tribunal de justicia decidió hacer públicos estos argumentos "ante la difusión de diversas informaciones vinculadas al expediente mencionado, que no tienen ninguna relación con los hechos".

Ante la posibilidad de que el proceso judicial fuese suspendido, varios funcionarios del Gobierno salieron a cuestionar el pedido de la Corte y consideraron que era "inusual" el requerimiento. "Que la Corte tome una decisión así, a una semana, es una decisión extraña por lo menos", señaló el ministro de Justicia, Germán Garavano.

En tanto, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, calificó de "escandalosa" la decisión de la Corte y dijo que la resolución tiene "olor a  Alberto Fernández en busca de impunidad para la ex presidenta".

 

 

Por la noche, se escucharon varios cacerolazos en la zona norte de la Capital Federal en contra de la decisión del máximo tribunal. Las manifestaciones se replicaron desde la icónica esquina de Juncal y Uruguay, en Recoleta, donde la actual senadora tiene su principal residencia en la Ciudad, hasta en cuadras y balcones de barrios como Palermo, Cañitas, Belgrano y Villa Urquiza.

Un día después del revuelo, los cinco miembros de la Corte salieron aclarar que la fecha del inicio del juicio no se mueve y que finalmente la senadora enfrentará su primer juicio oral el martes 21 de mayo.

Los jueces explicaron también en el punto 2 del comunicado que "el paso jurídicamente adecuado fue solicitar los incidentes de la Cámara Federal de Casación Penal al Tribunal Oral Federal interviniente, que fueron recibidos por el Tribunal en fecha 17 de abril de 2019".

No obstante este pedido, aclararon los ministros que "de la lectura de dichos legajos no surgieron elementos suficientes para poder resolver los planteos de las partes" y que "en función de ello este Tribunal solicitó con carácter de urgente el expediente principal al Tribunal Oral".

La Corte expresó que "la actividad desplegada obedece a que la Corte debe cumplir con su misión de guardián de las garantías constitucionales que corresponden a todos los ciudadanos por igual, examinando el correcto cumplimiento del debido proceso conforme con lo que disponen la Constitución Nacional y las leyes que son su consecuencia".

Dice además en su punto 9 que "de este modo se evitará reincidir en anteriores experiencias jurisdiccionales en las que por no haber ejercido un control oportuno, los procesos llevados adelante culminaron nulificándose por deficiencias procesales no atendidas en su debido momento, generando desconfianza en la sociedad".

Y, finalmente, concluye en el punto 10 que "la Corte debe cumplir con su misión de guardián de las garantías constitucionales que corresponden a todos los ciudadanos por igual, examinando el correcto cumplimiento del debido proceso conforme lo disponen la Constitución Nacional y las leyes dictadas en su consecuencia".