X
El candidato de Cambiemos busca revertir el resultado de las PASO. Ganar conocimiento en el electorado, pescar el voto no positivo al socialismo y la inseguridad, las tres patas de su estrategia.
Por 16/05/2019 19:34

El candidato a gobernador de Cambiemos en Santa Fe, José Corral, busca revertir la pésima performance obtenida en las PASO, donde quedó tercero y lejos del peronista Omar Perotti y el socialista Antonio Bonfatti, quienes, a priori, marchan hacia una definición mano a mano en las generales del 16 de junio. La usina de campaña del radical en Cambiemos concentra la estrategia en tres ejes: levantar el nivel de conocimiento en el electorado, enfocarse en Rosario en busca de los votos que perdió el socialismo y machacar sobre la inseguridad, talón de aquiles del oficialismo. Mientras tanto, prende velas para que repunte la economía y evitar que la crisis se lo lleve puesto.

Solo por razones de desconocimiento en el electorado el intendente de la ciudad de Santa Fe sabía que empezaba la campaña de las primarias corriendo desde atrás a sus tres rivales, Perotti, Bonfatti y María Eugenia Bielsa. A eso le sumó la mochila de plomo en la que se transformó Mauricio Macri al calor de la crisis creciente. En definitiva, rozó el objetivo de Cambiemos de superar los 20 puntos.

 

 

Un mapeo de los votos obtenidos arrojó la primera señal para diseñar la estrategia: concentrarse en grandes centros urbano. Por ejemplo, Corral fue el más votado en el micro centro rosarino y el segundo más elegido en el macro centro, allí donde, en la categoría intendente, Pablo Javkin le ganó la interna progresista a Verónica Irizar para terminar con 30 años de socialismo ininterrumpidos al frente de la ciudad. En Rafaela, la cuna de Perotti, terminó segundo.

En Rosario Bonfatti hizo una mala elección. El bastión del socialismo no lo acompañó como él esperaba y la categoría gobernador fue la menos votada de las cinco que presentó el PS en la Cuna de la Bandera.

Corral irá por esos votos no positivos del socialismo. Piensa lograrlo llevando la campaña allí. Mata dos pájaros de un tiro: la caja de resonancia mediática de los grandes centros urbanos le ofrecerá, además, la posibilidad de acercarse a quien no lo conoce.

 

 

Con una Boleta Única más limpia, con solo tres candidatos, Corral confía en que tiene margen y tiempo para incrementar su volumen de conocimiento en los electores. “Falta que muchos santafesinos lo conozcan”, admiten a su lado, y esperan que la “volatilidad electoral” con la que suelen moverse los electores santafesinos entre las PASO y las generales vuelva a dar resultados sorpresivos.

La inseguridad, talón de Aquiles del gobierno que encabeza Miguel Lifschitz, seguirá en la agenda de campaña de Corral. “Los indicadores de seguridad están cada vez peor”, sostienen en el entorno del intendente de la capital santafesina. Para apuntalar su discurso contará con la presencia de la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y otros funcionarios cambiemistas de alto rango. Así se lo confirmaron a Letra P allegados al intendente.

Poner la cara por una gestión presidencial en un momento de crisis “no es grato”, se animan a decir en su entorno. Confían, aunque sin demasiados argumentos a la vista, en una recuperación económica que permita oxigenar a un electorado con el agua al cuello.