25|6|2021

Lavagna se reunió con Techint, Arcor y Molinos en busca de sponsor

24 de abril de 2019

24 de abril de 2019

El ex ministro, lanzado en la carrera presidencial, compartió encuentros a solas con Paolo Rocca, Luis Pagani y Pérez Companc. Confirmación de candidatura y tour de la resistencia a una interna.

Roberto Lavagna será candidato a presidente y, a los fines prácticos de semejante empresa, necesita respaldos económicos y políticos. Eso es lo que les dice a los empresarios que ve casi todas las semanas. En las últimas horas, el ex ministro entró en el Olimpo de los CEOs. Se vio, a solas, con los popes de Techint, Arcor y Molinos, en encuentros que se mantuvieron en reserva pero que adelantaron a Letra P fuentes que participaron de los convites. El vínculo con Paolo Rocca es de los más fluidos y cuentan que hablan seguido por teléfono. Los encuentros con Luis Pagani y los Pérez Companc son menos habituales.

 

 

De izquierda a derecha, Pagani (Arcor) y Rocca (Techint).

 

 

En los tres encuentros, llamó la atención de los hombres de negocios la negativa de Lavagna por competir en una interna en Alternativa Federal, el espacio que congrega, entre otros, a Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. “Él dice que va a jugar solo”, detallaron algunos de los que lo vieron. Los empresarios le insisten en que eso, para ellos, es un error. Es que buena parte del Círculo Rojo tiene las fichas puestas en la consolidación política de la ancha avenida del medio, para lo cual se precisa una decantación del espacio en un candidato, cualquiera sea.

 

 

 

Lavagna tiene una estrategia intensa en la pre campaña y es hábil para elegir qué mostrar y qué ocultar. Casi en los mismos días que se vio con los CEOs de peso, compartió eventos con dirigentes radicales y hasta con la rama joven de la Unión Industrial Argentina (UIA). Lo mismo ocurrió con el evento en el que Lavagna comió un asado con dirigentes de distintas ramas del agro nacional. Se pautó con los presentes la reserva, pero el candidato se apuró a subirlo a su cuenta de Twitter con una foto.

 

 

 

En el entorno del ex ministro reina el hermetismo y la negación de cualquier encuentro significativo. Pero en los casos de la reunión con las grandes empresas, se tocó el tema del financiamiento de la campaña. “Igual es muy temprano, tenemos que ver para dónde va la cosa y si lo convencemos de que tiene que ir a una interna”, argumentaron los dueños de la chequera. Este tema también surgió en la mesa con el campo, otro rubro que presiona para apurar la unificación de un peronismo no K que le pueda competir a Cambiemos.