X
La agrupación denuncia que la Justicia busca "secuestrar e inventariar el archivo histórico de la institución”, en el marco de la causa por el quiebre de la fundación.
Redacción 15/04/2019 13:03

La agrupación Madres de Plaza de Mayo convocó a una protesta en la sede de la organización para impedir un procedimiento judicial que ordenó el magistrado Fernando Javier Perillo, a cargo del expediente por el proceso de quiebra de la fundación.

Desde las 9, una decena de personas comenzaron a manifestarse en la entrada del espacio, con aplausos y carteles con la leyenda "No pasarán". Luego, se le sumaron militantes de la Juventud Peronista y ATE, entre otros.

El abogado de Sindicatura de la sede de las Madres, Daniel Truffat, tuvo que retirarse escoltado por la policía, luego de que intentara constatar el inventario y avanzar con el proceso judicial.

Por su parte, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expresó su rechazo a la orden de autorizar el ingreso de personal policial a la Casa de la Madres "con el objetivo de inventariar el archivo histórico que alberga documentos de gran valor para la sociedad toda y las futuras generaciones".

 

 

Mediante un comunicado, la CPM señaló que los archivos de la Asociación registran "más de 42 años de la intensa lucha", y sostuvo que "los acervos documentales de los organismos de derechos humanos -muchos de ellos reconocidos por la UNESCO como parte de la Memoria del Mundo- son patrimonio político, social y cultural de nuestra sociedad democrática".

En esa línea, desde el organismo consideraron que "su preservación implica no solo la protección de los acervos para evitar su ocultamiento y destrucción, sino la no enajenación del patrimonio de quienes lo produjeron, en este caso la Asociación Madres de Plaza de Mayo".

"No hay fundamento jurídico alguno para que en el marco de una causa judicial civil y comercial, se intente despojar a las Madres de los documentos que registran su historia, y de ninguna manera puede justificarse su expropiación por parte del Estado, quien, como responsable de los crímenes perpetrados durante la dictadura, hoy tiene el deber ineludible de reparar a quienes fueron y siguen siendo sus víctimas", denuncio la Comisión Provincial por la Memoria.

 

 

En el texto, el organismo agregó: "No es este el camino, sino por el contrario, es un agravio más, para quienes padecieron el terrorismo de Estado. Exigimos que cese este hostigamiento y se garantice el pleno dominio del Archivo a las Madres, quienes han sido sus constructoras en la larga lucha por la Verdad, la Justicia y la Memoria".

 

Tensión en la sede de las Madres de Plaza de Mayo por un operativo judicial

La agrupación denuncia que la Justicia busca "secuestrar e inventariar el archivo histórico de la institución”, en el marco de la causa por el quiebre de la fundación.

La agrupación Madres de Plaza de Mayo convocó a una protesta en la sede de la organización para impedir un procedimiento judicial que ordenó el magistrado Fernando Javier Perillo, a cargo del expediente por el proceso de quiebra de la fundación.

Desde las 9, una decena de personas comenzaron a manifestarse en la entrada del espacio, con aplausos y carteles con la leyenda "No pasarán". Luego, se le sumaron militantes de la Juventud Peronista y ATE, entre otros.

El abogado de Sindicatura de la sede de las Madres, Daniel Truffat, tuvo que retirarse escoltado por la policía, luego de que intentara constatar el inventario y avanzar con el proceso judicial.

Por su parte, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expresó su rechazo a la orden de autorizar el ingreso de personal policial a la Casa de la Madres "con el objetivo de inventariar el archivo histórico que alberga documentos de gran valor para la sociedad toda y las futuras generaciones".

 

 

Mediante un comunicado, la CPM señaló que los archivos de la Asociación registran "más de 42 años de la intensa lucha", y sostuvo que "los acervos documentales de los organismos de derechos humanos -muchos de ellos reconocidos por la UNESCO como parte de la Memoria del Mundo- son patrimonio político, social y cultural de nuestra sociedad democrática".

En esa línea, desde el organismo consideraron que "su preservación implica no solo la protección de los acervos para evitar su ocultamiento y destrucción, sino la no enajenación del patrimonio de quienes lo produjeron, en este caso la Asociación Madres de Plaza de Mayo".

"No hay fundamento jurídico alguno para que en el marco de una causa judicial civil y comercial, se intente despojar a las Madres de los documentos que registran su historia, y de ninguna manera puede justificarse su expropiación por parte del Estado, quien, como responsable de los crímenes perpetrados durante la dictadura, hoy tiene el deber ineludible de reparar a quienes fueron y siguen siendo sus víctimas", denuncio la Comisión Provincial por la Memoria.

 

 

En el texto, el organismo agregó: "No es este el camino, sino por el contrario, es un agravio más, para quienes padecieron el terrorismo de Estado. Exigimos que cese este hostigamiento y se garantice el pleno dominio del Archivo a las Madres, quienes han sido sus constructoras en la larga lucha por la Verdad, la Justicia y la Memoria".