X
El intendente de Areco, el senador y la ex ministra de Economía se habían propuesto para la gobernación bonaerense. Fueron excluidos de la foto de postulantes gestada el sábado en Avellaneda.
Redacción 15/04/2019 11:47

Casi como unos adelantados, y antes de que el peronismo y el kirchnerismo concretaran una foto de unidad, el intendente de Areco, Francisco Paco Durañona, el senador bonaerense, Sergio Berni y la ministra de Economía durante la gestión de Daniel Scioli en la provincia, Silvina Batakis, habían mostrado la intención de pelear la gobernación bonaerense.

Sin embargo, ninguno de ellos pudo participar de la foto de postulantes que ordenó el PJ el pasado sábado en Avellaneda, cuando mostró una imagen de unidad de todo el peronismo y el kirchnerismo.

 

 

Los tres auto postulados quedaron fuera de la lista de candidatos, una nómina que ya comienza a tomar forma y de la que se supone va a decantar un postulante único para la provincia y en el marco de un acuerdo de todo el espacio y donde podría estar incluido el Frente Renovador de Sergio Massa.

“Quiero ser candidato a la gobernación de la provincia de Buenos Aires” anuncio Durañona en mayo de 2018. El jefe comunal se publicita como #LaFuerzaInterior, en alusión su pertenencia al interior bonaerense y hasta la fecha solo había obtenido el respaldo de los dirigentes cercanos, como el caso del diputado provincial, Mariano Pinedo.

Aunque no es uno de los “elegidos”, Durañona continúa con su actividad proselitista, quizá ilusionado con ser parte de alguna mesa de discusión de campaña.

 

 

En paralelo con el intendente, el secretario de Seguridad Nacional durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, también manifestó su intención de ser el candidato bonaerense, un deseo que a comienzos de este año graficó a través de un video que lo mostraba en diferentes acciones militares, de asistencia humanitaria y de combate al narcotráfico.

Con el lema “El puede hacerlo”, Berni mostró su perfil duro, de estratega e incluso su costado humanitario en imágenes donde se lo veía asistiendo a personas que padecían la inundación de sus barrios. Ya en 2015 el senador había planteado su deseo de ser el candidato en la provincia en línea con Scioli, aunque también esa vez su postulación fue desestimada. Incluso en 2017 había difundido un video bizarro donde hacia hablar a los personajes de la serie de netflix “House of Cards” y se mostraba como postulante. Esta vez, el ex funcionario nacional, de perfil sciolista, se mostraba acompañado por el diputado provincial, Marcos Di Palma, casi como un virtual vicegobernador.

 

 

La tercera candidata que quedó fuera de juego es la actual asesora del peronismo, Batakis, quien había comenzado a caminar la provincia a mediados de 2018.

Su condición de mujer y ex ministra de Economía, sumado a su perfil conciliador, parecía ser una buena oferta para algunos sectores del peronismo y del kirchnerismo.

“Me encantaría ser candidata” había respondido las muchas veces que le hicieran esa consulta. Sin embargo su postulación quedó desestimada cuando se empezaron a mover las piezas reales del tablero.

 

 

Antes que se cumpla el plazo del 22 de junio para presentar los candidatos para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, el PJ bonaerense ya descartó tres de los varios aspirantes a destronar a María Eugenia Vidal de la gobernación bonaerense.

El PJ le dio un baño de humildad a Durañona, Berni y Batakis

El intendente de Areco, el senador y la ex ministra de Economía se habían propuesto para la gobernación bonaerense. Fueron excluidos de la foto de postulantes gestada el sábado en Avellaneda.

Casi como unos adelantados, y antes de que el peronismo y el kirchnerismo concretaran una foto de unidad, el intendente de Areco, Francisco Paco Durañona, el senador bonaerense, Sergio Berni y la ministra de Economía durante la gestión de Daniel Scioli en la provincia, Silvina Batakis, habían mostrado la intención de pelear la gobernación bonaerense.

Sin embargo, ninguno de ellos pudo participar de la foto de postulantes que ordenó el PJ el pasado sábado en Avellaneda, cuando mostró una imagen de unidad de todo el peronismo y el kirchnerismo.

 

 

Los tres auto postulados quedaron fuera de la lista de candidatos, una nómina que ya comienza a tomar forma y de la que se supone va a decantar un postulante único para la provincia y en el marco de un acuerdo de todo el espacio y donde podría estar incluido el Frente Renovador de Sergio Massa.

“Quiero ser candidato a la gobernación de la provincia de Buenos Aires” anuncio Durañona en mayo de 2018. El jefe comunal se publicita como #LaFuerzaInterior, en alusión su pertenencia al interior bonaerense y hasta la fecha solo había obtenido el respaldo de los dirigentes cercanos, como el caso del diputado provincial, Mariano Pinedo.

Aunque no es uno de los “elegidos”, Durañona continúa con su actividad proselitista, quizá ilusionado con ser parte de alguna mesa de discusión de campaña.

 

 

En paralelo con el intendente, el secretario de Seguridad Nacional durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, también manifestó su intención de ser el candidato bonaerense, un deseo que a comienzos de este año graficó a través de un video que lo mostraba en diferentes acciones militares, de asistencia humanitaria y de combate al narcotráfico.

Con el lema “El puede hacerlo”, Berni mostró su perfil duro, de estratega e incluso su costado humanitario en imágenes donde se lo veía asistiendo a personas que padecían la inundación de sus barrios. Ya en 2015 el senador había planteado su deseo de ser el candidato en la provincia en línea con Scioli, aunque también esa vez su postulación fue desestimada. Incluso en 2017 había difundido un video bizarro donde hacia hablar a los personajes de la serie de netflix “House of Cards” y se mostraba como postulante. Esta vez, el ex funcionario nacional, de perfil sciolista, se mostraba acompañado por el diputado provincial, Marcos Di Palma, casi como un virtual vicegobernador.

 

 

La tercera candidata que quedó fuera de juego es la actual asesora del peronismo, Batakis, quien había comenzado a caminar la provincia a mediados de 2018.

Su condición de mujer y ex ministra de Economía, sumado a su perfil conciliador, parecía ser una buena oferta para algunos sectores del peronismo y del kirchnerismo.

“Me encantaría ser candidata” había respondido las muchas veces que le hicieran esa consulta. Sin embargo su postulación quedó desestimada cuando se empezaron a mover las piezas reales del tablero.

 

 

Antes que se cumpla el plazo del 22 de junio para presentar los candidatos para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, el PJ bonaerense ya descartó tres de los varios aspirantes a destronar a María Eugenia Vidal de la gobernación bonaerense.